El desierto de Coyote

Coyote habita en el desierto, sol abrasador, granos de arena componen un manto dorado que transitan todos los años quienes realizan la peregrinación. Alguien se acerca, Coyote espera y escucha…

Me interno en el desierto, en busca de la antigua tristeza que arrastra por generaciones mi familia. Es hora de rendir cuentas.

Soy demasiada vieja para seguir llorando, mis pies están en carne viva pero no importa, seguiré caminando.

Coyote se aproxima, va pisando los cadáveres como si no estuvieran allí (*)

Tomaré prestado tu nombre y lo llevaré como un estandarte, este es mi renacer.

Coyote sonríe y asiente… la arena envuelve a la anciana, ahora es una peregrina eterna del desierto.                                                                                                             

 

 

(*) La frase la tomé prestada de la siguiente canción: Coyote (Buck-Tick)

 

En el fondo del pozo

El demonio está en una esquina haciendo girar lentamente su sombrilla de papel. Da un paso hacia adelante.

-Ven conmigo- dice, y ella obedece.

En el centro una enorme figura pálida se encuentra tendida en el suelo. Miles de lanzas atraviesan su cuerpo.

Ella se aproxima, y aferra una de las lanzas, la que está en el corazón, con esfuerzo logra quitarla, la sangre sale a borbotones.

La criatura abre súbitamente los ojos. Ella continúa su tarea. Hora tras hora, pero el tiempo no tiene realmente importancia allí donde están.

La última lanza fue removida, entonces un grito surge del cuerpo sangrante.

Resuena y resuena, se vuelve más intenso. Luego se convierte en un llanto. Permanece el eco de los sollozos. Lo demás se ha desvanecido.

Sólo quedan ella y el demonio, que hace girar su sombrilla mientras la luna ilumina su kimono.

 

Ficción/realidad

Contempla el vuelo nocturno del murciélago,

baila entre las sombras.

El poeta se come una flor,

la Dama despliega su abanico y

suspira  por unos ojos violeta.

Cose estrellas viejas a su vestido,

¿es un sueño, es real?

El duque se pasea arrogante,

a sus espaldas sus sirvientes ríen,

le faltan todos los dientes.

Habla con las estatuas,

les cuenta sus planes: volar a Saturno.

Un grano de arroz en el bolsillo,

un reloj para almorzar.

El tiempo sabe bien sazonado con sal.

¿Es un sueño, es real? Ficción, realidad.

Pd: ¡Feliz año nuevo!

 

Regalo

Regalaba sueños fantásticos: fuegos de artificio,estatuas vivientes, mariposas que cambiaban de color. Sus regalos no eran tangibles, ante tus ojos desfilaba una obra de teatro o un espectáculo de circo. Y la gente era feliz.

Los adinerados se arrebujaban en sus costosos abrigos y les dedicaban miradas de desdén. Por las noches contaban amargamente sus monedas de oro, amparados por la oscuridad,  sus rostros reflejaban la desazón de saber que ninguna moneda les daría los sueños mágicos que se creaban en la plaza.

Fugaces Nunc

Blog: -¿Cómo se denomina esto: deshonestidad, incumplimiento del deber, falsas promesas?

Yo: -La explicación sería la siguiente: me liberaron el 20, volví a casa el 21 y, luego de ordenar todo en su lugar sufrí un gran repelús por la computadora dejándola a buen recaudo en su estuche. Asique me la he pasado leyendo, sudando como una campeona porque es VERANO, y pensando en los invisibles que habitan a la orilla del arroyo, cuyo pasatiempo favorito es saltar las sombras de las estrellas por las noches.

Blog: -¿Y que hay del otro asunt..?

Yo:SHHHH, para eso falta. No es tiempo aún.

Blog: -Muy bien, ¿algo más?

Yo:Mmm, todavía es diciembre ¿o no? Técnicamente no he faltado a mi promesa.


 

Contempla el carrusel, le fascinan sus brillantes colores. Se pregunta si su interior podrá ser así de cálido alguna vez…

Encerrado en su habitación, delirante, pincha sus dedos y escribe sus recuerdos en la pared.

Ella toma consciencia de lo pequeños que son sus pies al ubicarlos en las huellas que dejó aquel caminante solitario, decide seguir sus pasos.

En cuclillas sobre la silla, la hace girar sobre si misma mientras cierra sus ojos e imagina que viaja a otro planeta.

Dibuja en los márgenes de la hoja la mariposa con la que soñó la pasada noche. Hasta que la misma se desprende del papel y emprende el vuelo.

Se ríe al ver estornudar a su gato, este le lanza una mirada severa y se echa a dormir en su regazo.

Vagabundea por las calles, contando los árboles mientras espera que la ansiedad disminuya. Ve una estrella fugaz, formula un deseo.

Escucha una y otra vez la misma canción, sentada en el suelo junto al viejo tocadiscos.

Ordena los libros, entre ellos encuentra una carta de hace muchos años que creía perdida.

El carrusel se detiene, las luces se apagan. Se oyen los suspiros en el silencio.

Un poema por mi cumpleaños y algunas frases recopiladas.

Sí aún hay vida en este planeta ventoso. No voy a deshacerme en excusas y disculpas no tiene mucho sentido, de hecho es en Diciembre cuando retornaré  a mi refugio blogueril  y volveré a visitarlos (si me lo permiten claro…por favor no envíen a los perros a perseguirme) Esto es una pequeña excepción porque es mi cumpleaños, y este año a pesar de sus cosillas no va a impedir que desvaríe un poquito. Luces, cámaras, ¡acción!

 

ANTÍTESIS 

Alma destrozada, tintineo de campanas.

Gritos en silencio, óxido y moho.

Figura de fuego que danza en el desierto.

Refulgente naranja que ciega,

pálido color que pasa desapercibido.

Las dos caras de un mismo ser: ermitaño

y aventurero. Audaz y reflexivo.

Fabrica instrumentos y canta a la

ciudad en el exilio.

Los habitantes de cristal sonríen,

sus cuerpos fríos se mecen ante la melodía

capturada de la musa, cuando distraída

olvida custodiar el secreto detrás de la puerta.

Ladrón de trozos de divinidad, portador de

secretos fragmentados.

“-¿Estoy muerto?

– No.

-¡Demonios!

-¿Quién es usted realmente? El Barón Munchausen no es real. Está sólo en historias.

-¡Vete! Estoy tratando de morir.

-¿Por qué?

-Porque estoy cansado del mundo. Y el mundo, evidentemente, está cansado de mí.

-¿Pero por qué? ¿Por qué?

-Porque es todo lógica y razón ahora. Ciencia. Progreso. Leyes de hidráulica. Leyes de dinámica social. Leyes de esto, aquello y lo otro. No hay lugar para cíclopes de tres piernas…en los mares del sur. No hay lugar para árboles de pepino u océanos de vino. No hay lugar para mí.” (THE ADVENTURES OF BARON MUNCHAUSEN/ TERRY GILLIAM)

“Perdurarás como hiena, etc…”, aúlla el demonio que me coronó de tan amables amapolas. (Una temporada en el infierno/Arthur Rimbaud)

“No me creo embarcado para una boda con Jesucristo como suegro” (Mala sangre/Arthur Rimbaud)

“Siempre imaginé que escribiría un libro, aunque fuera pequeño, que transportara a un reino imposible de medir, incluso de recordar.

Imaginaba muchas cosas. Que brillaba. Que era buena. Que vivía sin sombrero en la cima de una montaña haciendo girar una rueda que a su vez hacía girar la Tierra, y que, invisible entre las nubes, yo tenía alguna influencia, era de alguna utilidad” (Una llamada/ Patti Smith/ Tejiendo sueños)

BUFÓN

Aprendí a engañar a la gente, a llamar a la puerta oculta en mi mente para que todos los personajes que fui me prestaran sus frases, sentimientos y discursos. Soy un artista de la mentira y la ficción, cual bufón me río del mundo.

El sueño del chef

Trajinaba entre las ollas y el fuego, los comensales esperaban impacientes y en la entrada podía leerse la pizarra anunciando el plato del día “Cerebro de chef”…entonces se percató de que era el único chef en la cocina. Entonces palpó su cabeza y descubrió que estaba vacía, completamente hueca: ¡estaba cocinando su propio cerebro!

Despertó, y miró el reloj, aún quedaba una hora para entrar a trabajar en la cocina. Se despabiló y rememoró el sueño: “¡Qué ridículo, soñé que tenía un cerebro! Y el zombie comenzó a reírse de tal disparate.