The Miracle Worker

  • Director: Arthur Penn
  • Año: 1962
  • País: Estados Unidos
  • Género: Biografía/Drama

“Lo sé, una palabra y puedo poner el mundo en tus manos. Cueste lo que me cueste no quisiera menos.”

 Esta película cuenta la historia de Hellen Keller (Patty Duke) y su relación con su maestra Annie Sullivan (Anne Bancroft) que inicia de manera espinosa y poco a poco va progresando, pero el camino será duro pues Annie se enfrenta a un reto por partida doble: enseñar a una niña sordo-ciega a comunicarse y enfrentar a su familia sobreprotectora y escéptica.

 El método empleado por la maestra será único, así como su personalidad. La actriz logra captar muy bien los matices del personaje, su estoicismo, así como también sus preocupaciones. Se vislumbra un poco de su pasado por sus recuerdos y como las duras condiciones en su infancia son las que fortalecieron su carácter. Y esto es lo que intenta transmitir a su alumna fortaleza.The miracle worker.jpg

 Hellen es una niña inteligente pero caprichosa y acostumbrada a que todos se plieguen a su voluntad, pues su familia le tiene compasión entonces no pone límites ni intenta ayudarla: es tratada como alguien “rota”. La escena del comedor es una de las más interesantes, donde se ve realmente el arduo trabajo que tiene Annie por delante.

 Esta es una película exclusivamente de personajes, cada cual complementa al otro y logran un trabajo armónico. Donde se va viendo la evolución de cada uno. Una historia para reflexionar y que acerca al espectador a otras realidades y modos de expresarse, una mirada distinta de las cosas.

Anuncios

The hands of Orlac

  • Director: Robert Wiene
  • Año: 1924
  • País: Austria
  • Género: Ciencia Ficción/Terror

 El famoso pianista Paul Orlac (Conrad Veidt) sufre un terrible accidente en el tren, cuando volvía de una gira nuevamente hacia su hogar. El médico logra salvarlo pero sus manos quedan inutilizadas, a raíz de esto la esposa del pianista (Alexandra Sorina) ruega al doctor que haga lo que sea con tal de que su esposo pueda utilizar sus manos.

 La decisión que se toma torturará al protagonista por el resto de su vida, haciendo que su vida de un giro radical y viva atormentado. Entre visiones y oscuros deseos de muerte.

 Porque con una película de Robert Weine no era suficiente, he decidido ver este film. Con unos decorados más tranquilos, no deja de sorprender la fotografía, el juego de luz y sombra. Los momentos donde se utiliza una iluminación puntual (como si se apuntara con una linterna a los detalles significativos)The hands of Orlac#03.jpg

 A su vez los actores hacen un maravilloso trabajo, tratándose de una película muda todo recae en las expresiones y gestos que emplean para transmitir las emociones. Y lo hacen de una manera eficaz y potente, es interesante apreciar cuánto se transmite y logra comunicar sin la utilización de palabras. The hands of Orlac#05.jpg

Por supuesto la banda sonora es magnífica: piano, violín, viola. Acompañando según la situación. Disfruté cada pieza, y al no haber diálogo la música cobra mayor protagonismo (lo cual agradezco con todo mi corazón ¿no les molesta cuando están pasando una canción que les gusta en la película y abruptamente la cortan? Pues esto aquí no pasa) El film fue restaurado en 1995 por   Bundesarchiv-Filmarchiv in Berlin, Friedrich-Wilhelm-Murnau-Stiftung and the Deutsches Filminstitu (si si para los expertos en alemán leer esto es como coser y cantar)

Si El Gabinete del Doctor Caligari fue de su agrado, no pueden perderse esta película.

La forma en la que eres

  Sólo tú sabes lo que quieres hacer con tu vida, los golpes que te has dado, las desilusiones que has sufrido, las risas que has compartido. El dolor que has sentido, la ilusión y la alegría que has experimentado.

  Y ese camino que se extiende ante tus pies serpenteante, que te llena de emoción poder transitar, el que tú elegiste es tuyo. Aunque los demás digan que estás equivocado, se burlen de ti, te critiquen, cuestionen o no lo comprendan. Ve, camina-corre-vuela construye tus puentes. Es tu momento, y la única persona que sabe que es lo correcto para ti eres tú. La forma en la que eres está bien, sigue adelante. Te deseo lo mejor hoy y siempre.

 

El Gabinete del Doctor Caligari

  • Director: Robert Wiene
  • Año: 1920
  • País: Alemania
  • Género: Terror

  El expresionismo alemán fue un movimiento cultural que abarcó las artes plásticas, la fotografía, la música, la literatura y también el cine entre otras. Esta película pertenece a este movimiento y por su contexto cultural ya vale la pena darle un vistazo.

Se trata de un film mudo en seis actos, en donde se nos cuenta una historia por demás inquietante: un misterioso doctor que se hace llamar Caligari llega a un poblado a presentar su espectáculo que consiste en despertar de su sueño a un sonámbulo llamado Cesar, quién además puede predecir el futuro de acuerdo a las palabras de Caligari.

Caligari

  A partir de aquí comienzan a producirse una serie de hechos de lo más peculiares los cuales apuntan al misterioso recién llegado. Uno de los habitantes averiguará la verdad y esto lo llevará a conocer la verdad tras el espectáculo del Doctor, dando además un giro argumental hacia el final por demás interesante.

Y el film además de ser sólido a nivel argumental también lo es a nivel técnico: su llamativa escenografía parece un cuadro en movimiento, el contraste entre los tonos sepias y azulados para diferenciar el día de la noche y sus tintes góticos hacen de esta película de visionado obligado para todo aficionado al cine.Caligari#03

   La música también cumple un papel importante, pues la banda sonora cuenta con una variedad de instrumentos: sintetizador, guitarra, saxofón, piano, entre otros. Personalmente me la pase en grande identificándolos a la gran mayoría (rarezas mías, no se asusten)

Dejo aquí el link para quien quiera verla y sumergirse en una historia de suspenso que nada tiene que envidiarle a los films actuales: El gabinete del Doctor Caligari

Sostiene Pereira (Antonio Tabucchi)

“La filosofía parece ocuparse sólo de la verdad, pero quizá no diga más que fantasías, y la literatura parece ocuparse sólo de fantasías, pero quizá diga la verdad”.

 Esta novela fue propuesta por mi querida Beat como lectura conjunta, y desde sus primeras páginas me cautivó y a las pruebas me remito ya que la leí en dos días, es que la prosa del escritor te engancha desde el primer momento pues es dinámica y fluida.

  La historia nos presenta a Pereira un periodista que se encarga de la página cultural del periódico Lisboa en donde escribe efémerides de escritores y traduce cuentos franceses al portugués. Como no se sabe en qué momento los escritores pueden fallecer, a Pereira se le ocurre tener listas las necrológicas por adelantado y de esta manera ser los primeros en publicar la noticia antes que nadie, para tal fin contrata al joven Monteiro Rossi. A partir de ese momento la vida del periodista no será igual.

Con la ciudad de Portugal inmersa en la dictadura de Salazar como fondo, Pereira se mueve en una ciudad que cada vez le es más ajena. Al principio de la obra se muestra distante y temeroso de alzar su voz en contra del gobierno, así como nostálgico del pasado pero a medida que se desarrolla la trama el lector presencia el cambio que va dándose en el personaje. Que se atreve a denunciar a través de la escritura los sucesos que acontecen en su país, de manera sutil al principio, hasta su desenlace final en donde le planta cara a la dictadura de una manera magistral en mi opinión. Nunca mejor usada la palabra ni mejor ejercido el oficio de periodista.

Si bien el personaje principal es Pereira en la novela intervienen otros secundarios, como ecos de sus propios pensamientos que pugnan por salir alentándolo a dar a conocer lo que de verdad piensa, entre estos destaco a Manuel el mozo del Café Orquídea, el padre Antonio y el Doctor Cardoso. Además de Monteiro Rossi y su novia Marta quiénes son  los responsables de que nuestro periodista entre en conflicto con su profesión y accionar.

En confidencia les cuento que la palabra sostiene se grabó a fuego en mi memoria pues el autor la emplea repetidamente a lo largo de toda la narración, pero salvo ese detalle nada impide disfrutar de este relato que transmite con mucha claridad la  sensación de impotencia, de querer gritar lo que uno piensa sin tapujos, sin miedo, con total sinceridad.

En estos tiempos de medios de comunicación manipuladores e hipócritas, de políticos corruptos, sádicos y represores, de gente llena de odio e intolerancia necesitamos más que nunca a Pereira con su sensibilidad, empatía e interés por la cultura. Con sus ganas de ayudar que se aparta la venda de los ojos y afrenta la realidad cara a cara luchando por lo que considera justo.

El grito.jpg
El grito (Antonio Saura)

Cuna de Gato (Kurt Vonnegut)

—No me extraña que los niños crezcan locos. Una cuna de gato no es más que un montón de equis entre las manos de una persona, y las criaturas miran y miran una y otra vez todas esas equis…

—¿Y?

—Pues que ni maldito gato ni maldita cuna que valga.

  En esta historia acompañamos a Jonas, un periodista, en su travesía buscando a los hijos del Doctor Hoenniker, uno de los padres de la bomba atómica, para escribir una historia sobre ese histórico día así como la biografía de dicho científico.

Sus investigaciones lo llevarán a la Isla de San Lorenzo, en donde se encontrará con los hermanos Hoenniker, la religión bokonista y el famoso Hielo 9.

  Vonnegut narra de manera dinámica y con mucho humor negro una sátira de cómo podría ser el fin de la humanidad si no se toman recaudos. Parece decir “No permitan que los científicos tonteen demasiado con ideas absurdas” que es lo que lleva al desarrollo del Hielo 9.  Realizando una crítica acertada de las devastadoras consecuencias de algunos experimentos, así como también la dominación a través del miedo, la religión y la mentira.

Una obra dinámica que se lee de un tirón pero que tras sus páginas se encuentran reflexiones muy certeras e incisivas, dejando ver los defectos de las personas y sus mezquindades. Porque si algo no perdona este autor es la hipocresía y se burla de ella como pocos, con algunas situaciones de lo más disparatadas. Si quieren reírse un rato y también reflexionar sobre la humanidad y sus malas decisiones denle una oportunidad a esta novela.