TAG “Relatos/poemas en la oscuridad”

Otro cumpleaños más que celebro en mi querida bitácora y en esta ocasión es con un TAG (¿ya los estaban extrañando verdad?) y la cosa va más o menos así:

POESÍA BLACKOUT: crear un texto (con tintes poéticos en lo posible) a partir de la página de un libro, tachando con fibrón negro las partes que no utilizan.

Sitio de donde extraje la definición que adapte para mi bitácora: http://arrukero.com/ple/?p=878

Y esa es la idea, que seleccionen un cuento o libro que les guste mucho y creen algo nuevo, en mi caso fotocopié la página de un cuento peerooo se puede tomar una foto de la página y editarla, lo que prefieran.

Cuento “El manga” de Elsa Bornemann

“Me sentí cayendo a un pozo oscuro, estaba aprisionado en telas tejidas por arañas. Grité, un foco se encendió iluminando el sótano.

Apoyada sobre la abertura, una escalerilla. Por allí empezó a descender. Sonreía.”

Dicho cuento pertenece al libro ¡Socorro! (12 cuentos para caerse de miedo) escrito por la genial, única e irrepetible Elsa Bornemann una escritora para niños y jóvenes. Es una de mis favoritas junto a mi queridísimo Roald Dahl. Recuerdo mis tardes de infancia en la biblioteca acompañada por sus relatos riendo y asustándome a partes iguales (modo abuela encendido)

Bueno basta de navegar por los recuerdos, los nominados para dicha tarea son (música de suspense):

  • El blog de Noctua Nival
  • Sorpresa y Suspense
  • Daybreak Over the Ocean
  • El pensadero de Yai
  • Sin Orden ni Concierto
  • Beat Books

Y si llegaste hasta aquí por casualidad y te gusta el TAG pues ¡nominado/a!

Bien me voy al ritmo de esta canción: https://www.youtube.com/watch?v=5_lbhbVBT-o&ab_channel=GretaVanFleet a seguir celebrando. Nos leemos en la próxima ocasión, cambio y fuera.

Bloqueo

En la habitación verde esmeralda, la espalda contra la pared. Las aspas del ventilador girando, el aburrimiento que se adhiere a su mente. Una página en blanco, un zumbido. Bloqueo y apatía. ¿Qué habrá del otro lado de la ventana tapiada? Alimenta su imaginación con pequeños momentos cotidianos de realidad. Por unos instantes acalla las voces de la radio y la televisión, dosifica el veneno que contamina su ánimo.

Veneno, ruido de fondo, bloqueo…las aspas del ventilador siguen girando.

________________________________________

Me pregunto cuánto puede durar una crisis lectora y el abandono provisorio de pasatiempos o el agotamiento en general. No es gran cosa pero es mi primer escrito en mucho tiempo y está basado en hechos reales de forma metafórica ( o como dicen “100 % real no fake” ohhh no pensé que utilizaría esta frase, vaya) Si leíste esto, gracias y por favor no subestimes al estrés.

Las tortugas también vuelan

ADVERTENCIA: Esta no es una reseña al uso, quizás sea lo más personal que he escrito hasta ahora en el blog si no lo explico así no se comprenderá mi apego a esta película, quizá aunque lo explique no se comprenda pero da igual…es mi blog personal y me apetece.


11 de septiembre de 2001, atentado a las torres gemelas, por varias semanas las noticias sólo pasan información de este suceso. Mi yo de 9 años descubre que existe un país llamado Irak.

A mis 12 años en clase de ciencias sociales la profesora nos da un texto sobre el pueblo kurdo que debemos leer y resumir.

Con 16 años le pido a un profesor la película “La vida es bella”. No sólo me presta dicho film en DVD sino que a su vez me da “Las tortugas también vuelan” rápidamente conecto con la historia, trata un tema histórico que he presenciado. Imagino que lo mismo debe sucederle a quién vivía cuando inició la Segunda Guerra Mundial (por poner un hecho harto conocido) al ver un film que trate dicho tema o cualquier otra situación (inserte aquí otro hecho histórico que ha vivido de cerca y le ha impactado)

El film de Bahman Ghobadi marca un antes y un después en mi vida. Gracias profesor, nunca nos pusimos de acuerdo con “El mercader de Venecia” pero siempre recordaré que fue usted quién me acercó esta historia.

2021 PANDEMIA. En el trabajo escucho gente protestar por: el uso del tapabocas/mascarilla y la máscara de acetato; las restricciones horarias; las vacunas (porque no llegan o porque llegan pero vaya a saber que te inyectan) y la frasecita que lo resume todo “En cualquier momento cierran todo de nuevo” como esperando en su interior que todo se desmorone. Las noticias son un caldo de cultivo donde periodistas y políticos crean pánico, malos entendidos, desinforman o aprovechan para hacer campaña sucia. Estrés, angustia, incertidumbre, irritabilidad. Un bonito cóctel del que es casi imposible salir airoso. En el medio muchísima gente enferma, fallecidos, personas sin trabajo, sistemas de salud colapsados, pero eso no tiene importancia. Lo que importa es que no se puede salir de vacaciones, hacer fiestas, que la internet anda lenta y para colmo hay que usar mascarilla. Los otros no importan, cada cual vive en su burbuja de egocentrismo y egoísmo.

Después de una semana particularmente tensa llega el viernes y veo nuevamente la película: vuelvo a ver las cosas en perspectiva.

A pesar de su crudeza, o precisamente por ello la rebobino en mi mente para no flaquear. Soy completamente consciente de que la situación actual no es buena, así mismo antes del Covid 19 había vidas e historias de gente que tiene el alma rota y siguió caminando con su dolor a cuestas…esto ha sido así siempre en cada país de cada continente.

Este es un vistazo a la vida de esas personas. Sin grandilocuencia ni melodrama. Es directa, como arrancarse un apósito de golpe. Deberían verla por su historia; por su simbolismo; porque te hace crecer, tener más coraje y dignidad para enfrentar la vida. Porque muchas de las quejas y protestas del entorno son insignificantes, huecas y esta historia te lo demuestra. Porque es más que lo que dice su sinopsis. Porque cada cual la interpretará de una forma totalmente única y personal.

  • Director: Bahman Ghobadi
  • Año: 2004
  • País: Irán e Irak
  • Género: Drama

SINOPSIS (extraída de FilmAffinity) Los habitantes de un campo de refugiados del Kurdistán iraquí buscan desesperadamente una antena parabólica para poder estar informados del inminente ataque americano contra Irak. Los niños del campamento, liderados por un chico al que llaman “Satélite”, se dedican a la recogida y venta de minas antipersona. Nuevos refugiados llegan al lugar: un joven mutilado, su hermana y un niño pequeño. Satélite quedará prendado de la triste belleza de la joven.

¿Qué han hecho con nuestra querida patria? No tenemos agua, ni electricidad. Ni escuelas, ni desarrollo. Hasta le impiden al cielo traernos ondas para saber cuándo va a empezar la guerra con Estados Unidos. Maldigo esta situación, la maldigo.

Imágenes extraídas de Pinterest

Popurrí

Una selección de citas de libros que he ido leyendo pero no presenté en el blog porque es cavar hasta los spoilers en algunos casos y en otros las palabras no me alcanzan para describir lo que sentí (¡que sentimental! lo sé) Sin embargo han dejado una huella en mí que comparto en estos pequeños fragmentos. Espero la lectura de las mismas los anime a leer alguna de las novelas mencionadas…o no (en ese caso ustedes se lo pierden MUAJAJA)

No vacilaré en proyectar sobre ti las sombras de la vida, pero no temas. Míralas de frente, extrae de ellas las lecciones que te sean útiles. La oscuridad de la que te hablo es una oscuridad moral. Nací y crecí como un ser moral, aunque probablemente mi concepto de la ética sea muy distinto del de los jóvenes de hoy en día. Pero por muy distinto que sea, es mi concepto de la ética. No es mera ropa prestada para salir de un apuro momentáneo. Por eso creo que te será de utilidad, porque eres joven aún, y tienes toda la vida por delante.

Ese delicado y complejo mecanismo que es el corazón humano, ¿puedes acaso ofrecer una lectura clara, unívoca, como el de las manecillas de un reloj?

(Kokoro-Natsume Sōseki )

Tal vez debería preocuparme por mantener conversaciones con objetos inanimados. Pero ha sido una constante en mi vida consciente desde que era niña y no lo siento como un problema. Lo que de verdad me inquieta es por qué tengo alergia primaveral en enero. Por qué las espirales de mi cerebro parecen cubrirse con un torbellino de polen.

(M Train-Patti Smith)

Estos guardias también charlan y se ríen a carcajadas, unas carcajadas que le obligan a uno a pensar hasta dónde puede llegar la indiferencia del hombre por el hombre. Sí…pecado no es, como se piensa de ordinario, eso de robar, o decir mentiras, no. Pecado es que un hombre pase sobre la vida de otro hombre olvidando las huellas que ha dejado en él.

(Silencio-Shūsaku Endō)

Un año más tarde toda la ropa me iba pequeña porque, ya se sabe, crecer 35 centímetros en un verano es fácil. Lo que es complicado es crecer y superar la etiqueta que te han puesto.

(Violet y Finch-Jennifer Niven)

Que el señor Excorio estuviera verticalmente alejado del conde por una planta, y horizontalmente por cuatro aposentos, era algo muy insólito en la vida del castillo. El solo hecho de que no estuviera junto a su amo era ya anormal, y no obstante no parecía haber duda de que en esta tarde sofocante de verano el ojo del señor Excorio estaba pegado a la cerradura externa de la puerta de la Galería de las Tallas Brillantes, y presumiblemente el resto del señor Excorio se encontraba también detrás del ojo.

(Titus Groan-Mervyn Peake)

A pesar de su torpe figura estos hombres constituían una parte integrante de la Gran Cocina. Sin los Fregones Grises, cualquier sociólogo que buscara en esta habitación sofocante una gama completa de temperamentos y de valores humanos inferiores, echaría en falta un elemento muy terreno, muy sólido, muy real.

(Titus Groan-Mervyn Peake)

(…) La vida es demasiado corta como para juzgar a los demás. No nos corresponde a nosotros el decirle a otra persona lo que siente, ni quién es ¿No sería mejor que te ocupara de ti? No te conozco, pero te puedo garantizar que hay cosas que deberías pulir. Y puede que tu cuerpo esté en forma y tengas una cara perfecta, pero apuesto a que también tienes tus inseguridades, que te impedirían quedarte solo con un biquini morado para posar delante de todo el mundo. En cuanto a los demás, recuerden: ALGUIEN LOS QUIERE. Grandes, pequeños, altos, bajos, guapos, corrientes, simpáticos y tímidos. No dejen que nadie les diga lo contrario. Ni siquiera ustedes mismos, sobre todo ustedes mismos.

(Aquí empieza todo- Carta de Libby Strout- Jennifer Niven.
Contiene spoilers de la novela “Siempre hemos vivido en el castillo” si no la leíste, planeas hacerlo y tienes interés en la historia de Libby lee primero a Merrycat)

Las personas no se dejan vencer por las circunstancias o por fuerzas que vienen de fuera, sino por las que nacen en el interior de sí mismos.

Cuando crezca más y más, me pasarán cosas diferentes, muchas veces me hundiré hasta el fondo. Muchas veces sufriré, muchas reapareceré. No habrá derrota. No dejaré de luchar.

Una cocina de sueño. Habrá muchas, muchas. En mi corazón. O en la realidad. O en el destino de un viaje. O sola, o con muchos otros, o dos a solas, en todos los lugares de mi vida habrá seguramente muchas cocinas.

(Kitchen-Banana Yoshimoto. Gracias Juan por la recomendación)

Ojos abiertos

Había visto la muerte desde su infancia, por ello era muy consciente de su mortalidad. Entonces, como sabía esto, había perdido el miedo a vivir e hizo las cosas más arriesgadas.

Se podría pensar que fue imprudente y puso en peligro su vida o la de los demás, pero eso solo lo hace la gente que se cree inmortal. Lo suyo fue más difícil, pronunció a lo largo de su existencia las siguientes palabras: no, perdón, gracias, te aprecio.

Un día en el puente, mirando el atardecer, se percató que había venido a buscarle…se alegró de no tener remordimientos ni arrepentirse de nada y la saludó: “Ha pasado tiempo, bienvenida”

………………………………………………………………………………………………………………….

SUEÑO DE ENERO

Los muertos no deben confiar en los humanos, porque estos no son de fiar. Te prestaré una linterna para que te adentres en los lugares oscuros de tu alma. No temas a las sombras y al dolor ¡Mírate de frente! No rehúyas la mirada.


Te visitaré cuando el clima sea agradable

Luego de estar un tiempo desaparecida retorno con una serie maravillosa y la querida culpable de no haber escrito antes, porque verán la idea era publicar una entrada sobre unas películas y doramas coreanos que vi en vacaciones de verano. Pero fue ver los primeros minutos de la historia que comentaré hoy, que todos mis planes del inicio se esfumaron como por arte de magia y dije “Es esta, esta es la serie que merece un lugar en SV” y así fue como pasó.

Bueno también me retrasó el trabajo con los protocolos sanitarios que hay que seguir, las burbujas de estudiantes y el mundo patas arriba que dejó la pandemia. Sí, el mundo siempre estuvo patas arriba pero ahora lo está aún más, por cierto se cumplió un año del confinamiento y aunque ahora en nuestras vidas se han instalado las mascarillas/cubrebocas/barbijo y el alcohol en gel prefiero seguir protocolos a estar confinada nuevamente por tantos meses con las noticias de fondo e información que sólo provoca desanimo y más ansiedad.

Espero pequeño y querido grupo de seguidores del blog que también se encuentren bien, hoy aquí el cielo es de un azul intenso y, como el título de la serie, el clima es agradable. Espero que donde se encuentren también estén disfrutando de buen tiempo y dando la bienvenida al otoño o la primavera según sea el caso.

Unas últimas palabras antes de iniciar, esta serie se convirtió en mi favorita del año, está a la par que mi querida My Mad Fat Diary: un viaje por la vida de una adolescente melómana. asique puede que mi lado fangirl emerja de las profunidades muajajaja (¡corran!) pero como digo a menudo “El que avisa no es traidor” Y ahora sí ¡comienzo!

te visitaré cuando el clima sea agradable

  • Género: Drama, romance
  • Episodios: 16
  • País: Corea del Sur
  • Año: 2020
  • Títulos en inglés: When the weather is fine/ I’ll Visit You When the Weather Is Nice / If the Weather Is Good, Il’l Find You

Pensé que al encontrar el lugar donde está bien que yo exista, donde no moleste a nadie ni me molesten, donde nadie me rechace, era de lo que se trataba la vida. Pero eso ha cambiado ahora. No importa dónde esté, el lugar donde me estoy quedando en este momento podría ser mi lugar. Si solo vivo como yo mismo, parece que estaría bien para mí existir en ese lugar.

SINOPSIS (extraída de Wiki Drama): Hae Won es una mujer ordinaria con buen carácter. Ha tocado el violonchelo desde que era una niña. Hae Won comenzó su vida social con su habilidad para tocar el violonchelo, pero, durante ese tiempo, fue herida emocionalmente por otros. Debido a eso, ella no confía en la gente y ha cerrado su corazón a los demás. Hae Won se enferma y se cansa de su vida en Seúl y decide volver a su pueblo natal, la aldea Bookhyun. Allí, se encuentra con Eun Seob, quien es su antiguo compañero de clase de la escuela secundaria. Dirige la librería “Buenas noches, librería”. La vida diaria de Eun Seob es simple. Se despierta y bebe café, lee un libro y escribe en su blog. Hae Won comienza a trabajar a tiempo parcial en la librería. La vida diaria de Eun Seob comienza a cambiar después de que conoce a Hae Won.

Esta serie es delicada, sutil, con un ritmo pausado e introspectivo en la cual el drama y los momentos cómicos logran el balance perfecto. Sus personajes son complejos, profundos y realistas. Si bien el foco está puesto en Mok Hae Won e Im Eun Seob también muestra el día a día de los integrantes del “Club de lectura de Buenas noches librería” así como de la tía y la madre de Mok Hae Won que están unidas por su amor filial y un doloroso pasado, asique en general es una serie coral.

La fotografía e iluminación son preciosas, la banda sonora es acorde a cada escena . Hace tiempo que miro doramas coreanos pero es la primera vez que me encuentro con uno tan calmo y reflexivo. Cada capítulo se pasa en un parpadeo.

La identificación con la forma de ser y las vivencias de Eun Seob y Hae Won ha sido muy fuerte, ¡rayos! si hasta son de la misma promoción que yo. Asique todo me ha resultado de lo más familiar y natural, incluso el hecho de vivir en un entorno rural. Que por cierto, estoy muy complacida de que en vez de idealizarlo muestren las peripecias de vivir allí de forma realista: como las inclemencias del clima, el hecho de que al ser un lugar pequeño todos se conozcan y sepan detalles de la vida de los demás, lo aburrido que puede ser a veces, los festivales o celebraciones anuales, etc.

A medida que avanza la historia se va desvelando el pasado de los protagonistas mediante flashbacks, también hay que prestar atención al finalizar cada capítulo porque se puede leer las reflexiones que Eun Seob deja en su blog las cuales ayudan a comprenderle mejor.

Lo mismo ocurre con el resto de personajes, en especial la excéntrica tía de Hae Won, a la cual adoro, Sim Myung Yeo que es escritora y regenta la casa de huéspedes “Casa Nuez”. Esta mujer, áspera al inicio, oculta un gran corazón y amor por su sobrina a la vez que mucho dolor físico y espiritual. Como no es alguien que exprese directamente lo que siente son sus pequeñas acciones lo que lleva a entenderla. En especial en el capítulo final que puede dar la sensación de dejar cabos sueltos pero no es así. Cada personaje ha avanzado, crecido y pasado al capítulo siguiente en su vida.

Para finalizar solo me resta decir que tras su visionado he quedado con una sensación de calidez, tranquilidad y sutil alegría. Reflexioné, sonreí y me entristecí junto a cada personaje. En verdad que vale mucho la pena verla porque los temas que toca son complejos sin embargo los aborda de forma realista, respetuosa y sensible. Si quieren desconectar del caos del mundo “Te visitaré cuando el clima sea agradable” es una excelente elección. Nos leemos la próxima vez.

Hae Won, entiendo que algún día te irás de este lugar. Me estoy preparando para ello. Sin embargo, cuando te vayas de aquí, espero que tu corazón no se sienta demasiado pesado. Espero que te vayas sonriendo felizmente. Que no sufras, ni siquiera un poco. Sinceramente espero esto.

Cuarto aniversario de SV

Mi pequeña bitácora…morada de mis desvaríos, testigo de mis intereses y gustos cumple 4 años.

Con intermitencias este pequeño espacio sigue aquí a los saltos por la web.

Para la ocasión uno de mis escritos estrafalarios. A todos quienes leen o han leído este blog ¡gracias!

retazos

El tren que aparece los días de otoño y con un susurro de hojas desaparece…se la llevó.

Las memorias de su vida se desprenden de ella flotando hacia el atarderdecer.

Ha llegado hasta el faro en el fin del mundo.

Ha sentido miedo y soledad, tristeza y desolación…el paso del tiempo le otorgó serenidad.

La luz del faro proyecta un puente hacia las estrellas, la gente de la luna baja a tomar el té.

En el principio, envuelto en su abrigo de hojas, él escucha las conversaciones de los pájaros bajo el árbol de lilas.

En otro tiempo y lugar dos personas sienten alegría en su corazón y sonríen.

El colibrí bebe el néctar de las flores invisibles.

En la mesa

Ordenando cajas encuentra una foto de su madre, mientras la contempla acude a ella un recuerdo.

Su hermana mayor no almorzaba con ellas, lo hacía más tarde al volver del trabajo, cuando llegaba su madre se levantaba de la siesta se sentaba a la mesa y la acompañaba. Nunca fue una persona de expresar verbalmente su cariño, al contrario lo demostraba con sus actitudes.

Vuelve a guardar la foto en la caja y reflexiona que al final somos recordados por esas pequeñas acciones tan significativas.

Una profesional ejemplar (Juan Gómez-Pintado)

Ve, tras los ventanales, una mariposa negra que alza el vuelo a su paso antes de fundirse con la oscuridad de la noche.

Segunda novela del autor de Fuera hace frío (Juan Gómez-Pintado) que tiene su reseña en el blog, al igual que ocurre con la anterior en esta historia cada capítulo alterna entre el punto de vista de los dos protagonistas: Gema y Ramón.

Aquí nos encontramos en la ciudad de Madrid azotada por una ola de calor, en la que transcurre toda la acción. Y es este clima bochornoso el que transmite con mucho acierto la irritación, el cansancio, estrés, la tensión y la violencia reprimida a duras penas que se percibe en el ambiente y emana de los personajes.

Con un ritmo ágil se presenta ante el lector una trama en la que se dan cita la crisis económica, la precariedad y explotación laboral, los juegos de poder, lo que es capaz de comprar el dinero, la desesperación, la ansiedad. Constantemente al borde del colapso mental te mueves en un escenario frágil en el que esperas que en cualquier momento estalle la bomba. Y vaya que lo hace. Sus consecuencias serán nefastas para algunos y beneficiosas para otros.

Quiero destacar que esta vez los personajes femeninos tienen mucho peso y relevancia, atrás quedaron las damiselas en peligro. Estas mujeres tienen carácter y no son perfectas, tienen aristas y sorprenden hasta el final.

Hay un guiño a los personajes de la novela anterior y tenemos la participación de nuestro incompetente Inspector Mayo (señor ¿no sabe que hay que desconfiar de escenas del crimen tan predecibles y pulcras? ¡Novato!)

En esta ocasión quienes cumplen la función de guía son las mariposas (no voy a mentir extrañé a los gatos, pero c’est la vie). A su vez se hace mención a la mantis y la tarántula, ambos nombres de dos empresas. Y es importante que se analice desde su parte simbólica. Sumado a esto en la novela se encuentran toques sobrenaturales, recurso que es utilizado hábilmente a lo largo de la trama, llevando a cuestionar sucesos.

A pesar de no ser un libro extenso cada elemento está bien estudiado y abre puertas a la reflexión, porque esta es una obra de ficción pero los sucesos narrados y los temas tratados son muy reales. Cada personaje toma decisiones y defiende sus principios, a un precio muy alto ya lo dijo Dickens en “Historia de dos ciudades”:

Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación.
Todo lo poseíamos, pero no teníamos nada; caminábamos en derechura al cielo y nos extraviábamos por el camino opuesto.

Louis entre fantasmas (Fanny Britt, Isabelle Arsenault)

La víspera, cuando cree que estamos dormidos, llora durante horas, como para recrearse en el dolor. Lo sé porque lo espío. Piensa en la vida de antes, cuando vivíamos aquí los cuatro y él construía sillas que olían muy bien, a madera y barniz, y mi madre preparaba galletas que olían muy bien, a mantequilla y tranquilidad.

Piensa en los grititos de Truffe cuando era un bebé, en sus primeras palabras. Piensa en las vacaciones, cuando íbamos de acampada, en las adivinanzas en el coche, en las guerras de nieve. Piensa en la sonrisa de mi madre, en la época en que sonreía. Lo sé porque yo pienso en lo mismo.

Esta novela gráfica plagada de sensibilidad, melancolía y belleza narra la vida de Louis y su familia la cual se encuentra en un momento delicado donde los suspiros y los silencios son protagonistas, donde planea la tristeza y la desilusión.

Los padres se esfuerzan por mantener el equilibrio familiar a su vez que fingen que nada sucede y el protagonista con su pequeño hermano Truffe que captan todo a la perfección y deciden seguirles el juego.

Acompañada de un dibujo potente y muy expresivo, donde los colores tienen una importancia capital para expresar las diferentes emociones del protagonista se crea una historia que enternece.

Las autoras además muestran con gran exactitud los primeros años de la adolescencia con su confusión y volubilidad, con las amistades y los primeros amores. Con sus avances y retrocesos.

Al igual que en su anterior colaboración juntas, de la que escribí una reseña aquí: ABREVIADO: Rolling Thunder/ Jane, el zorro y yo los animales silvestres tienen su protagonismo, en este caso un mapache quién acompañará al joven y le infundirá ánimo.

Recomiendo muchísimo esta obra, al igual que su antecesora deja su recuerdo y es aún más “seria” (por decirlo de alguna manera) tratando temas que no se suelen ver mucho por la literatura juvenil. Y sientes simpatía por los personajes al instante, sin juzgarlos ni condenarlos ¡Valor Louis, tú puedes!