Siempre ha sido su sueño cargar una cabeza parlante a través del desierto

Extenso es la palabra que acudió a su mente, los zapatos llenos de arena…bastante molesto, pero llevaba buen ritmo y además ni valía la pena porque no terminaría de vaciarlos de arena que se llenarían de nuevo.

La libreta que le entregaron ya iba por la mitad, lugares donde el cuerpo no estaba. Descartando aquí y allá, mientras tanto la cabeza descansaba en el morral de cuero y ella…caminaba.

El cielo rojo se oscureció, las estrellas aparecieron…una por una. Meses y meses pasaron y aprendió mucho de teoría musical, cortesía de la cabeza cercenada, hasta que llegaron finalmente frente a la puerta. La abrió y bajó las escaleras: ahora estaban en un pantano cenagoso.

Sacó la cabeza del morral y sosteniéndola muy emocionada le dijo: «¡Mira es tu cuerpo! ¿No es así? Viene hacia acá» La cabeza, que pasaba de manera intermitente de joven a viejo sonrió. Por fin juntos, luego de tanto tiempo.

Ella sonrió satisfecha, buscó la libreta para escribir el lugar donde se había producido el milagro pero la misma se desintegró, en su lugar surgió otra con una guitarra eléctrica en la cubierta. Ahora se iniciaba un nuevo viaje.

El guitarrista sin guitarra, ahora por fin de una pieza, la miró a la espera. Y ella volvió a sonreír…ampliamente y le dijo «¡Vamos!»

………………………………………………………………………………………………………………………………….

La entrada número 200 iba a ser otra, pero ya que mi mente está muy errática y pues para variar le hice caso salió lo que salió. Producto de soñar despierta. Por cierto estoy muy muy orgullosa del título. Nos leemos la próxima, con una reseña que era lo que debía ser esta entrada pero no fue. En fin, ya consolaré a la novela por no ser la ducentésima del post.

Musa (The warrior)

  • Director: Kim Sung Soo
  • Año: 2001
  • País: Corea del Sur
  • Género: Acción, drama, bélico.

Ya sea que regresemos a casa o luchemos por una causa, todos debemos unirnos.

Año 1375, China se encuentra dividida entre las dinastías Ming (penúltima dinastía de China) y Yuan (fundada por los mongoles en 1271 y establecida por Kublai Kan nieto de Gengis Kan) las tensiones geopolíticas van en aumento, el reino de Goryeo (reino dinástico fundado en 918 durante una época de división nacional conocida como el período de los Tres Reinos Posteriores, que unificó y gobernó la península de Corea hasta 1392) envía una misión diplomática para mejorar las relaciones con la dinastía Ming pero los emisarios son acusados de espías y exiliados al desierto.

Así inicia esta historia donde se presentan distintos personajes. Por un lado la misión diplomática coreana compuesta por el general novato Choi Jung que lidera a los soldados de clase alta, el arquero experto y sargento de los soldados de clase baja Dae Jung, los diplomáticos, eruditos y un joven esclavo de uno de los diplomáticos: Yeosol. Por el otro los guerreros mongoles pertenecientes a la dinastía Yuan liderados por Rambulwha que a su vez han secuestrado a la Princesa Furong de la dinastía Ming. Ambos grupos están destinados a encontrarse en el desierto y los coreanos no dudan en rescatar a la princesa para así limpiar su nombre y recuperar su reputación tras el fracaso de la misión. No obstante los conflictos no se hacen esperar: como las tensiones entre los soldados de alto rango y los de bajo rango,el desacuerdo general de llevar consigo a la princesa entorpeciendo el plan inicial que era regresar a Corea. Por otra parte el intransigente Choi Jung choca con el indómito Yeosol, sumando al conflicto el hecho de que ambos se han enamorado de la princesa. Dae Jung es quien pone paños fríos como mediador entre ambos grupos siendo comprensivo y desarrollando una relación de camaradería con Yeosol.

-Me alegro de que hayas vuelto. No quería otorgarle a un mal viviente como tú el honor de morir en la batalla.

-Los nobles se preocupan por cosas tan inútiles.

La película no escatima en muertes ni sangre sin embargo no es un film de violencia gratuita, morir con honor no implica embellecerla o romantizarla en un conflicto armado, se muestra como es: rápida, dolorosa, solitaria, injusta. A su vez la amistad, el honor, la lealtad, la valentía, los conflictos políticos tienen un gran peso. Resulta imposible no sentir simpatía por estos soldados que anhelan volver a casa con su familia, por Yeosol y sus ansias de libertad o por el general Choi Jung que constantemente se cuestiona sus decisiones y se compara con su padre. Es una narración que va llevando al espectador a establecer vínculos y lo hace de forma sutil a través de primeros planos, gran angular, imágenes limpias sin exceso de elementos, una banda sonora poderosa y movimientos rápidos de cámara. Es extensa pero se hace ligera.

Tengo mucho cariño por esta historia, ya que la vi a mis 10 años y fue mi primera película épica de batalla. Además, por mal que suene, ver como cortan limpiamente la cabeza de alguien con una lanza impresiona (ya saben, cuando se es niño hay cosas que no dan miedo, es como «¡Woow!, quiero decir ¡uy!» pero en el fondo es woow) porque todos los personajes permanecen en mi memoria y a pesar de que en su momento el desarrollo me resultaba confuso porque nunca podía verla desde el inicio (mi trama distaba bastante de la original, comenzado conque yo pensaba que Yeosol era un guerrero y el general Choi Jung otro y pertenecían a facciones diferentes, donde éste último era el caballero de la princesa) no fue impedimento para que la disfrutara y pasara por muchas emociones. MUSA es una historia que merece ser vista aunque sea una vez por: sus tintes históricos, por su narración trepidante, para reflexionar sobre los valores y el peso que tienen en culturas ajenas a la propia.

No es un pecado evitar la batalla (..) Es más difícil para alguien no pelear que hacerlo. Si tu convicción es evitar el acto de matar, te apegas a ello.

El desierto de Coyote

Coyote habita en el desierto, sol abrasador, granos de arena componen un manto dorado que transitan todos los años quienes realizan la peregrinación. Alguien se acerca, Coyote espera y escucha…

Me interno en el desierto, en busca de la antigua tristeza que arrastra por generaciones mi familia. Es hora de rendir cuentas.

Soy demasiada vieja para seguir llorando, mis pies están en carne viva pero no importa, seguiré caminando.

Coyote se aproxima, va pisando los cadáveres como si no estuvieran allí (*)

Tomaré prestado tu nombre y lo llevaré como un estandarte, este es mi renacer.

Coyote sonríe y asiente… la arena envuelve a la anciana, ahora es una peregrina eterna del desierto.                                                                                                             

 

 

(*) La frase la tomé prestada de la siguiente canción: Coyote (Buck-Tick)