Mirada Retrospectiva

Hoy es mi cumpleaños, asique como es tradición en mi blog publico una entrada donde voy a divagar un poco (¿y eso es novedad? muajaja)

Me he reencontrado con un viejo amigo luego de 20 años, se llama David Copperfield y fue creado por el señor Charles Dickens, el cual en palabras de mi querida Beatsu “Siempre escribe tochos” Y efectivamente, esta novela es extensa.

Aún no la termino pero la estoy disfrutando muchísimo (de pequeña leí una adaptación infantil y pues ahora estoy con la versión adulta) profundizando más en la narración, encontrando nuevos significados, reafirmando mi cariño por David, Clara Pegotty y mi muy adorada Bessie Trotwood. Entre muchos otros nuevos personajes que la versión adaptada omitió y que ahora tengo el placer de conocer.

Y como es costumbre dejo algunas citas, porque las palabras sobran y es mejor asomarse a la historia de boca de sus propios personajes:

“-¡Por Dios!-contestó el señor Wickfield-si el doctor Watts hubiera conocido bien a los hombres, podría haber escrito sin faltar a la verdad: “Satanás siempre encuentra algún trabajo vil para las manos ocupadas.” Las personas ocupadas son responsables de gran parte de los males de este mundo, puede usted estar seguro ¿Y qué han hecho sino todos aquellos que se han dedicado a perseguir el dinero y el poder durante estos dos últimos siglos? ¿Acaso piensa que no han cometido ningún delito?”

“-Es usted muy joven-afirmó con una inclinación de cabeza-.Escuche un buen consejo, aunque proceda de una criatura insignificante de tres pies de altura. Procure no confundir los defectos físicos con los defectos morales, mi buen amigo, salvo cuando existan sólidas razones.”

“-Pero lo que yo quiero que seas, Trot-continuó mi tía-es un joven firme y con voluntad propia. Un hombre decidido-afirmó, moviendo enérgicamente su cofia y cerrando el puño-y con carácter, Trot. Con suficiente personalidad para no dejarte influir por nadie ni por nada, salvo cuando exista una buena razón. Eso es lo que quiero que seas.”

Por otro lado y virando hacia la animación se encuentra este cortometraje en stop motion, es excelente y no lo digo porque vaya de gatos (bueno, un poco sí) pero es potente, nostálgico, melancólico y dulce a la vez “The Quintet of the Sunset” : https://vimeo.com/337844840

Y con una ligera reverencia me despido a comer torta. Cambio y fuera.

Mar,surf, recuerdos, ferrocarril, bicicletas, boxeo y yakuzas.

Todos estos elementos que conforman el título (que me ha quedado bastante largo, por cierto) figuran en los films que he visto, no en ese orden  pero ahí están siendo parte de 5 películas introspectivas (sí, incluso en la que hay yakuzas) que presento a continuación. Cámaras, luces ¡acción!:

After Life

  • Director: Hirokazu Koreeda
  • Año: 1998
  • País: Japón
  • Género: Drama, fantasía, sobrenatural

-Ya elegí un recuerdo…de cuando tenía ocho o diez años. Entonces, ¿sólo recordaré cómo me sentí entonces?

-Correcto.

-¿Podré olvidar todo lo demás?

-Sí.

-¿De verdad? ¿Se puede olvidar? Bien, entonces aquello es realmente el cielo.

La gente muere y va a un edificio antiguo por una semana, mientras permanecen ahí deben elegir un recuerdo, el que sea más significativo o precioso. Hay un límite de tiempo, tienen tres días para decidir. Cuando hayan elegido ese recuerdo especial, el personal del edificio lo recreará en una película, la cual se proyectará el sábado. Tan pronto como revivan el recuerdo, seguirán adelante llevando consigo sólo ese recuerdo.

Esta es la premisa del film, el cual se divide en los 7 días de la semana. Al inicio se llevan a cabo las entrevistas con las personas, luego siguen las narraciones de los recuerdos escogidos para luego pasar a la recreación de los mismos donde se ve al equipo creativo discutiendo ideas y preparando el set de filmación. Todo esto con una introspección y una nostalgia evocadora.

Acompañada de tonos apagados, uso de luz natural suave y un ritmo pausado y reflexivo vamos siguiendo la historia no sólo de las personas que eligen sus recuerdos sino de los supervisores que habitan en el edificio y los acompañan en la elección.

Poco a poco se van desvelando sus historias a través de comentarios, interacciones y sus objetos personales. Muestra, en mi opinión, con mucha claridad los entresijos y contradicciones del ser humano, lidiar con la gente no es fácil. Además deja pensando un buen rato y plantea algunas preguntas : ¿qué recuerdo te llevarías al más allá? ¿Qué tan fiel y exacta es la memoria? ¿Qué pasa si no puedes  o no quieres escoger un recuerdo? Para averiguarlo resta ver la película.

En su momento busqué desesperadamente dentro de mí cualquier recuerdo de felicidad. Ahora, cincuenta años después he aprendido que yo era parte de la felicidad de alguien. Qué descubrimiento más maravilloso.

Maborosi

  • Director: Hirokazu Koreeda
  • Año: 1995
  • País: Japón
  • Género: Drama

-¿De quién es el barco?

-No es de nadie.

-Entonces lo quiero.

-¿Pero dónde lo guardarás?

-En el armario.

De todas las de la lista esta es, por lejos, la película que exige estar en un estado mental y emocional adecuados, pues sino puede resultar soporífera, ya que se detiene en cada escena y es muy contemplativa, rezuma melancolía. Y de eso trata la historia.

Una mujer (Makiko Esumi) pierde repentinamente a su esposo (Tadanobu Asano) , quien aparentemente se suicidó, quedando sola con su bebé de tres meses. Luego de unos años vuelve a casarse y se muda a la ciudad costera donde reside su nuevo esposo con su hija.

Es un film que explora y representa muy bien el duelo, la tristeza, la pérdida. Los sonidos cotidianos y pequeños momentos de la vida cotidiana introducen en la historia  llegando un punto en que parece que más que ver una película estuvieras espiando un poquito a cada personaje en sus quehaceres cotidianos.

Los diálogos son concisos, enfocándose más en cada gesto y movimiento. Las actuaciones son muy espontáneas, destacándose la de los niños. Con una banda sonora acorde. Y una fotografía estupenda.

Poppoya/El ferroviario

  • Director: Yasuo Furuhata
  • Año: 1999
  • País: Japón
  • Género: Drama

-Abuela ¿va todo bien?

-Ya te lo dije. No podemos quedarnos aquí sin hacer nada. Esta ciudad se está muriendo, pero nosotros no.

Profunda, intimista con una carga emocional contenida y ese estoicismo férreo propio de los japoneses.

  Ken Takakura lo hace de nuevo, brinda otra actuación estupenda. En esta ocasión interpreta a Otomatsu Sato, un ferroviario de Horomai disciplinado y entregado devotamente a su trabajo en una pequeña ciudad nevada que está condenada a desaparecer. Sus habitantes se marchan, sólo quedan ancianos y además van a cerrar la línea ferroviaria donde trabaja porque ¡palabra mágica! no es rentable.

Esta película en lo personal tocó mi fibra sensible, me ha sido imposible no sentirme identificada con la historia. A pocos kilómetros de mi pueblo, por calle de tierra como no, se encuentra una localidad que quedó deshabitada, murió,  como muchos pueblos de mi país, cuando dejó de pasar el tren. Puedo ver las líneas del ferrocarril cuando salgo a dar mis caminatas y los durmientes que cruzan por encima del arroyo. Siento cierta melancolía de imaginar ese tren que nunca veré, me quedan los relatos de mis padres que viajaron por estas vías. Volviendo al film, nos muestra la resignación, el paso del tiempo y la determinación de Otomatsu de cumplir con su trabajo hasta el final.

El pasado y el presente se entremezclan para contar la historia del solitario ferroviario a quien le espera un encuentro con una persona muy querida.

Creía en los dichos de mi padre y los he llevado a la práctica. Decía que las máquinas de vapor reconstruirían el país tras la guerra. Que trabajase con ellas. Y así lo he hecho. Me convertí en maquinista. Ahora voy a acabar mi carrera como ferroviario. Lo he hecho lo mejor que he podido. Y no me arrepiento de nada.

Kids Returns

  • Director: Takeshi Kitano
  • Año: 1996
  • País: Japón
  • Género: Drama, crimen

-Dinamita Kid, ése será tu nombre ahora.

-¿Eh?

-Yo encontraré otra cosa.

Este film es muy especial para mí, fue el primero que vi de Kitano y por el cual me volví seguidora del director, he visto casi toda su filmografía. Cada una de sus películas tiene su encanto pero, como suele suceder, tengo mi grupo de favoritas en donde se encuentra por supuesto ésta.

Aquí se siguen las andanzas de Shinji (Masanobu Ando) y Masaru “Machan” (Ken Kaneko) dos adolescentes problemáticos a los que une la amistad y el gusto por fastidiar a los antipáticos de los profesores (porque lo son) de su escuela.

Estos dos “tontos sin futuro” como los describe el profesorado descubren de casualidad sus intereses, Shinji en el boxeo y Masaru en la yakuza. A raíz de esto sus caminos se separan, y ahora cada cual por su lado ascenderá en su actividad. Pero el destino es caprichoso y adverso, y nuestros protagonistas sufrirán un revés.

Además de seguir a este par también se explora las historias de otros compañeros de su clase, como el dúo cómico, los matones que se meten al boxeo por curiosidad y un joven al que fastidian en la escuela.

El ritmo es dinámico aunque se detiene en algunos detalles. Un relato con humor seco, cierto halo de amargura y esperanza. Es muy realista, no va de héroes que superan los obstáculos para llegar a su meta, va de personas. Kitano no edulcora ni glorifica nada. Cada decisión tomada hace que los personajes crezcan para bien y para mal. Con sus aciertos y sus fallos siguen avanzando, los aceptas como son y se les toma simpatía.

El punto aquí es la amistad, a pesar del distanciamiento sigue ahí, de buscar tu propio camino, perder y volver a empezar.  Acompaña una estupenda banda sonora a cargo del magnífico  Joe Hisashi.

Sobre la película Kitano manifestó lo siguiente: “No quería hablar de cosas complicadas. Sólo quería divertirme” pues sí, pero de igual forma siempre hay un punto de reflexión en sus films y éste no es la excepción.

-Machan, ¿crees que todo ha acabado para nosotros?

-Idiota. No hemos ni empezado.

A Scene at the Sea

  • Director: Takeshi Kitano
  • Año: 1991
  • País: Japón
  • Género: Romance, drama.

La historia presenta a Shigeru (Claude Maki) un recolector de residuos sordo que encuentra en una de sus recolecciones una tabla de surf, la repara y comienza a introducirse en el mundo de este deporte acompañado de su novia.

Es una historia muy cotidiana, simple, que reboza ternura e inocencia. Con dos personajes a quienes se les toma simpatía a los pocos minutos. Se siente muy real, los diálogos, los gestos, cada momento es muy puntual y creíble, tanto que podría ser perfectamente la historia de cualquier aficionado al surf.

El sonido es excelente y el punto clave de la película. Te sumerge completamente en la historia: el ruido del mar, el viento, las risas, los pasos al caminar,  los vehículos. Es toda una experiencia auditiva. Se puede cerrar los ojos y realmente crees estar, valga la redundancia, frente al mar. Sin mencionar que Joe Hisashi vuelve a entregar otro excelente soundtrack (este señor siempre produce maravillas)  pueden escuchar uno de los temas aquí, el que escogí tiene influencias de Erik Satie (otro gran compositor):  Cliffside Waltz I – Joe Hisaishi (A Scene at the Sea Soundtrack)

Un manejo del drama comedido, que deja con una triste sonrisa porque tiene su toque amargo, pero no por esto deja ser un precioso y delicado relato. Por algo Kitano sensei es uno de mis directores favoritos, demuestra que puede manejar cualquier registro y entregar trabajos muy logrados.

Por cierto, me gusta ver películas sobre surf, no soy una experta ni nada, pero donde haya gente “cabalgando las olas” yo la veré  y, a mi parecer, es hasta la fecha la que mejor lo expone. Sentí que estaba ante una verdadera competencia, con los jueces y demás, lejos de efectos grandilocuentes. Por lo que me atrevo a afirmar que los fans de este deporte la disfrutarán.


Y aquí concluye mi selección de películas, espero alguna despierte su curiosidad y decidan darle una oportunidad. Nos leemos más pronto que tarde, cambio y fuera.

Strange Magic

  • Director: Gary Rydstrom
  • Año: 2015
  • País: Estados Unidos
  • Género: Fantasía, musical, animación.

-La vida entera me pasa delante de los ojos. Vaya, de joven era sexy.

Desengaños amorosos, amores no correspondidos, la temible friendzone (muajaja) es lo que se encuentra en este film que rinde homenaje a Sueño de una noche de verano del dramaturgo inglés.

Con toques de humor que sacan una sonrisa, una animación excelente (que es la razón por la que vi la película)  y un reparto que brilla en cada escena Strange Magic es sumamente recomendable para dejarse llevar y disfrutar de su premisa simple pero con toques adultos.

Strange Magic#02
Contemplen esa cabellera perfecta y apártense de su camino. Tiene una princesa que rescatar (además de admirar su gallarda figura en cada charco)

Los actores están excelentes en cada interpretación, porque si bien hay diálogos la mayor parte de la historia es cantada. Las canciones que interpretan por mencionar algunas son:

Por otro lado de fondo sonaban joyas como People are Strange de mis queridos The Doors y Poker Face de Lady Gaga (¡magnifique!) Y realmente Evan Rachel Wood, Alan Cumming y demás elenco SE LUCEN (así en mayúsculas, subrayado y a color)

Si de algo me voy a quejar es que me dejaron cantando sola Can’t Help Falling In Love  (¡que falta de respeto! Me las pagarás Rey Bog/Alan Cumming) Salvo este pequeño detalle (EJEM) por lo demás es muy amena, si quieren pasar un rato agradable y tararear alguna canción se las recomiendo. Oh, casi lo olvido el hit de la historia es este: Sugar pie honey bunch (Strange Magic clip)

Strange Magic#03
Este par es la razón por la que vi la película. Pues sí querido amigo, has metido la pata…es una chica, que desconsiderado.

 

Hexwood (Diana Wynne Jones)

-¿Es que los responsables de la Organización en la Tierra no saben hasta qué punto dependemos de su sílex?-preguntó Líder Cuatro con cierta sorpresa.

-Cuatro, va siendo hora de que empieces a fijarte en algo más aparte de ti mismo-le dijo Líder Cinco-¡Por supuesto que no tienen ni idea!

-Si lo supiesen-explicó Líder Tres-subirían los precios, nuestros beneficios se reducirían hasta desaparecer y luego tendríamos que eliminarles. Asique les contamos que el sílex se usa como gravilla para carreteras, mantenemos a los terráqueos ocupados peleando entre ellos, y todos contentos.

Novela dividida en 9 partes que exige del lector suma atención para no perder ninguna pista. Aunque al inicio parece que se “camina en el aire”, poco a poco todo va cobrando sentido (en mi caso ocurrió en la tercera parte), como piezas de un rompecabezas que la autora va ofreciendo para ubicarlas donde corresponde. Por tanto es necesario prestar atención a cada personaje, y quedarse con su nombre.

Todo encaja a la perfección, nada se deja al azar,  la trama mantiene su ritmo durante toda la narración, sin un final apresurado y lo mejor ¡no hay DEUS EX MACHINA! Sólo pide al lector confianza y fe en que lo que se lee tiene una razón de ser.

Este relato de ciencia ficción y fantasía tiene como escenario un bosque y un campo thetaespacial, por ellos deambulan la joven Ann Stavely, Mordion Agenos(que acaba de despertar de un sueño de mil años), el inquieto Hume y el juicioso, aunque un poco quisquilloso, robot Yam (Yamaha, todavía me pregunto si era la marca favorita de la autora)Hexwood

Los personajes están bien presentados, los protagonistas son quienes tienen mayor profundidad, revelando sus conflictos internos y pensamientos. Pero el resto tampoco se quedan atrás, cada interacción muestra que Diana pensó cuidadosamente los diálogos, puesto que son realistas, no clichés. Tienen sustancia, claroscuros, siendo tanto amables como espinosos.

A quién le tomé mayor simpatía fue a Mordion, admiro profundamente la capacidad de la autora que en unos pocos y sencillos párrafos logra que conozcas el profundo dolor que acarrea el personaje, sin aspavientos, escogiendo las palabras adecuadas y permitiendo que el lector imagine el resto. Nunca se lo subestima ni se le sobreexplica nada.

Así mismo los sentimientos expuestos  de los antagonistas son tan típicos de la retorcida mente humana:

Le ponía furioso sus dones, su hermosura, su pura sangre de Líder y la facilidad con las que las riquezas de la galaxia le caían en las mano. Pero lo que más le enfurecía era la inocente bondad de Martellian. Lejos de despreciar al joven Orm Pender por ser un mestizo, hijo de una madre de otro mundo, bajito y chaparro, Martellian se desvivió por animar a Orm, por integrarle en la Casa. Orm le odiaba por eso más que por ninguna otra cosa.

¿Pero no dije que es también un libro de fantasía ? Por supuesto, por sus páginas desfilan dragones, magia, un castillo, caballeros, una corte conspiradora y un rey incompetente y quejumbroso.

También es un libro que trata sobre la amistad, la libertad, la voluntad y el perdonarse así mismo:

Les hizo creer a todos que era totalmente sumiso, y aunque sabía que estaba permitiendo que clausurasen grandes áreas de su cerebro les permitió hacerlo para poder aferrarse a aquel rincón de privacidad y al entusiasmo y las bromas de su Niña.

Personalmente lo he disfrutado mucho, me he sumergido en una historia potente y con una trama hilada de forma inteligente. Desde que puedo recordar he amado los libros, pero ante esta situación, que se atraviesa a nivel mundial, la lectura más que nunca es mi tabla de salvación y mi mejor terapia.

Como dato curioso mencionar que la autora dedicó Hexwood a Neil Gaiman (¡todo un honor!) con quien compartía una gran amistad. Gaiman se lo agradeció y le dedicó un poema: Poema (Diario de Neil Gaiman)

Diana Wynne Jones and Neil Gaiman
Diana y Neil

Máquina del tiempo

-Mmm, es una pregunta compleja ¿No lo crees así? Ah, ya veo. Irías a ver cómo es el futuro. No, no estoy particularmente interesada en saber si hay naves espaciales y robots. Lo siento. ¿A dónde iría? Bueno…yo: recorrería las calles por donde ellos pasaron, escucharía sus risas, vería sus caras de preocupación, sus momentos de alegría .

Pegaría la nariz contra el cristal de las tiendas de disco ¡que antigüedad! Bajo ese cielo azul infinito que se extiende, y los tibios rayos de sol, a una distancia prudente, me reiría por lo bajo de las camisas floreadas que usaba mi padre, y admiraría el bonito semblante de mi madre.

Sí, eso es lo que haría si tuviera una máquina del tiempo.

La cámara sangrienta (Angela Carter)

NOTA: Esta entrada la escribí meses atrás, estaba pensada para ser publicada en los primeros días de mayo. Por diversas circunstancias no ha sido el caso, pero no quería faltar a mi palabra. He optado por dejarla tal como está, agregando los apuntes de mi cuaderno que faltaban. Las circunstancias actuales son anómalas, espero se encuentren todos bien. 

El muy recomendable blog “Deshojando Libros” (si no lo siguen no sé que están esperando) inauguró el nuevo año con el  RETO LECTOR 2020 de criaturas fantásticas.

Y este año he podio participar (¡por fin!) ya que el pasado año no me fue posible a pesar de que tuvieron la amabilidad de nominarme (mis más sinceras disculpas) así es que hoy voy a enmendarme.

En este nuevo reto cada mes tiene asignado un ser mitológico, con sus respectivas características. Por mi parte he escogido el fénix que consiste en leer y reseñar un libro basado en otra historia. Así pues mi elegida a sido la autora Angela Carter.Mayo (retelling)

Antes de empezar voy a explayarme un poquito en ella, más que nada es una opinión: sus relatos ganan muchísimo al ser llevados al lenguaje del cine. La película que reseñé En compañía de lobos está basada en un par de relatos suyos, que figuran en el libro que escogí. El guión del film fue escrito por Angela en colaboración con Neil Jordan (el director) , personalmente disfruté mucho con la película y fue lo que me llevó a descubrirla y querer leer su obra. Fue una mujer muy particular e interesante, con un fuerte carácter y que reinventó los cuentos clásicos.Angela Carter

Miré el antiguo y precioso relojito de Dresden con sus flores hipócritamente inocentes (…) También el tiempo estaba a su servicio: me atraparía aquí en una noche que había de durar hasta que él regresara, como un sol negro en un amanecer sin esperanzas (LA CÁMARA SANGRIENTA)

El libro consta de diez relatos basados en cuentos de hadas tales como “El gato con botas”, “La bella durmiente”, “Barbazul”, “La bella y la bestia”, entre otros, desde una perspectiva completamente nueva. Estos relatos poseen una oscuridad y decadencia más siniestra que los originales. Sin artificios ni edulcorante, se presentan historias que perturban y a la vez fascinan.

La autora les da varias vueltas de tuerca a las narraciones  creando así algo completamente único, visceral, macabro. El estilo gótico en su máxima expresión. Sus personajes son lo que son, sin ambages, abrazan su naturaleza sin culpa y no tratan de ocultarla en ningún momento.La cámara sangrienta

Así mismo es una lectura lenta, soporífera en algunos momentos. Exige paciencia y concentración, pero lenta e inadvertidamente el lector se verá envuelto por las telarañas de palabras que la autora entretejió, cayendo en un mundo decadente, oscuro, misterioso…de una pesada ensoñación.

Con dedos sucios de nicotina, la luz hiende el bosque, el follaje centellea. Un día frío de final de octubre, cuando, como espectros de ellas mismas, las bayas penden mustias de los descoloridos zarzales. Crujir de cáscaras y cortezas de hayuco y de bellotas bajos los pies, en el limo bermejo de los helechos muertos, allí donde las lluvias equinocciales han anegado a tal punto la tierra que el frío, el lancinante frío del ya cercano invierno, ese frío que te atenacea y estruja el estómago, rezuma a través de la suela de tus zapatos. (EL REY ELFO)

Un mundo fantasmagórico, donde las criaturas ostentan con orgullo su condición y las jovencitas amparadas por un velo de falsa inocencia sonríen con malicia.

Vestida con un antiguo traje de novia, la hermosa reina de los vampiros se sienta a solas en su mansión alta y lóbrega bajo la mirada delirante y atroz de los retratos de sus ancestros, cada uno de los cuales revive, a través de ella, una ominosa existencia póstuma, ella cuenta y recuenta las cartas del Tarot proyectando sin cesar una constelación de posibilidades como si la azarosa caída de los naipes sobre la carpeta de felpa roja pudiera precipitarla desde su gélido y oscuro encierro a una comarca de perpetuo estío y obliterar, así,  la perenne tristeza de una joven que es a la vez la Muerte y la Doncella (LA DAMA DE LA CASA DEL AMOR)

 

 

 

Amour Amour Alle wollen nur dich zähmen

Pues sí, llegó el día en que los corazones invadieron mi bitácora, mentira. En mi caso particular siempre me ha interesado ahondar en las etapas posteriores al enamoramiento inicial y donde se muestra la cara menos amable de este sentimiento del que tanto se ha escrito.

Por ende he seleccionado obras donde se trata el amor de forma más realista y se dan cita (que frase más oportuna) celos, obsesiones, engaños, desilusión, etcétera. Toda la cursilería, suspiros y sonrojos quedan desterrados sin compasión…a mí me gusta ver sufrir a los enamorados MUAJAJA, es broma (más o menos, soy un poco cruel y estoy cansada de ver siempre tantos clichés ¡venganza!) Asique aquí van mis recomendaciones no empalagosas para cuando se indigesten de tantos corazoncitos.


NOTA: El título es un fragmento de la canción Amour de Rammstein , y me pareció apropiado para la entrada de hoy. Sí, me gustan estos germanos pirómanos provocadores, si gustan paseen por el resto del disco al que pertenece la canción, no tiene desperdicio.


Los ojos azules pelo negro (Marguerite Duras)

Ella duerme. Él llora. Él llora sobre una imagen lejana de la noche de verano. Él la necesita, necesita su presencia en la habitación para llorar al joven extranjero de los ojos azules pelo negro.

Una novela corta pero intensa, en la que la narración va envolviendo sutilmente al lector, con un ritmo lento e introspectivo y una profunda melancolía.Los ojos azules pelo negro

La desesperación por preservar el recuerdo, el miedo a la soledad, dos protagonistas anónimos en una habitación vacía y de fondo el sonido del mar son los elementos que componen  esta historia que la autora sabe entretejer con maestría. Al terminar se siente como despertar de un sueño en que el desamor y una ambivalente rivalidad amorosa, de la que los personajes fingen no darse cuenta, planea todo el rato como una larga sombra.

 

 A veces, con los movimientos del sueño, sus manos se tocan pero para alejarse inmediatamente.

Blue (Kiriko Nananan)

Aquel cielo se extendía sobre el denso mar, los uniformes del instituto, nuestra exasperante torpeza infantil…Creo que si todas aquellas cosas de entonces hubieran tenido un color, habría sido un azul muy profundo.

El primer amor narrado de forma delicada y calma. Toca con sutileza las emociones humanas y deja un poso de melancolía. Es una de mis obras favoritas de la mangaka y considero que es indispensable leerla en algún momento de la vida, he dicho.blue-160

El amor duele

De la misma autora que Blue, este manga presenta distintas historias. Con una mirada sensible y realista Nananan explora los vericuetos de las interacciones humanas.

Por sus páginas desfilan varios sentimientos, sensaciones y pensamientos: indiferencia, cinismo, celos, engaños. Cada personaje aporta su visión de eros de forma directa y cruda. Si bien es más “cruel” y  maneja un tono más agresivo sigue teniendo su cuota de ternura.

No lo había mencionado antes pero el estilo de dibujo de la autora es MUY PERSONAL y eso aporta mucho a la narración.

amor_duele_CRG_133
Toda una declaración de intenciones.

Awabi (Kan Takahata)

Y para finalizar esta entrada voy a aligerar un poco el ambiente, solo un poco, con esta obra. Se trata de un compilado de seis historias. En lo personal la que más me gustó es la primera que lleva el nombre del manga, me pareció la más redonda. Eso no quiere decir que las demás no sean interesantes, simplemente se trata de gustos.

Takahama aborda temas serios como la infidelidad o la depresión con un estilo directo, desenfadado y con un tono humorístico. Pero no hay que dejarse engañar porque entre la sonrisa que puede dibujarse al leer cierta situación se clava un aguijón con su correspondiente veneno, y es una picadura que duele no obstante no asesina.

Por lo tanto a pesar del tono ligero que presenta hay que estar atento, pues deja caer reflexiones para analizar. Entre sus páginas se encuentran amores para nada idealizados y situaciones “atípicas”. Sumamente recomendable, ah y acompañado por un dibujo que va a tono con la narración. Espero poder leer más historias de esta autora en el futuro porque vale mucho la pena.

Awabi
Yo pensaba lo mismo que los personaje del primer recuadro, lo sé muy feo de mi parte…

Y esto es todo por hoy, espero que algo de lo escrito haya despertado su curiosidad, haya sido de su agrado o por lo menos se entretuvieran un rato leyendo. Hasta la próxima, cambio y fuera.

Hana

  • Director: Hirokazu Koreeda
  • Año: 2006
  • País: Japón
  • Género: Comedia, drama

-La vida del samurai es como la flor del cerezo, bella y breve. Para él, como para la flor, la muerte es algo natural y glorioso.

(…)

-Seguro que las flores del cerezo caen porque saben que florecerán el año que viene, si no, no lo harían.

Soza (Junichi Okada) es un joven samurai el cual está dispuesto a vengar la muerte de su padre. Lleva en la búsqueda del asesino hace ya tres años viviendo en un barrio humilde de Edo, donde convive con un grupo de personas amables, que viven el día a día con optimismo e intentando llegar a fin de mes con el alquiler.

Un film ameno, con una fotografía preciosa donde se capta, a través de la luz y el color, esa estética y elegancia tan propia de Japón. Y donde se presenta un claro mensaje: una crítica a la venganza, el  rígido código samurai, incluso se hace alusión a los 47 rōnin, la lealtad y los dilemas morales. Todo ello mezclado con situaciones humorísticas y dramas de la vida cotidiana que viven los habitantes del barrio.

En suma una película que deja un agradable sentimiento al espectador, si gustan de las historias de samuráis, con toques cotidianos denle una oportunidad a Hana y contemplen, junto a Soza y compañía, las flores de cerezo.

 

En compañía de lobos

  • Director: Neil Jordan
  • Año: 1984
  • País: Reino Unido
  • Género: Fantasía, terror

“Un lobo se esconde tras mil disfraces. Ahora, como antes, es una verdad evidente: cuanto más dulce la lengua, más afilado el diente.”

Este film etéreo y plagado de simbolismos se sirve de una puesta en escena y banda sonora alucinantes para recrear la vieja historia de Caperucita Roja.

Las lecturas que pueden hacerse del mismo son múltiples, cada escena es, en sí misma, un microrrelato. Los lobos son el hilo conductor de la historia de principio a fin, la amenaza que acecha en busca de su presa, la criatura solitaria e incomprendida.

Todas sus facetas son presentadas a través de relatos que la abuela (una magnífica Angela Lansbury) narra a su nieta Rosaleen (Sarah Patterson), una jovencita para nada ingenua, pero ¿serán su astucia y resuelto carácter suficientes para sortear los peligros del bosque?

En esta historia en la que se entreteje la fantasía con el folclore, lo gótico y la atmósfera neblinosa late el peligro del que debemos apartarnos, como bien indica la abuela, pero que a la vez atrae y fascina. Una película tan inquietante como su final.

-¿Quién viene a entonar esos cánticos?

-Son mis compañeros, cariño, me gusta estar en compañía de lobos.