Cuando Dios era un conejo (Sarah Winman)

Los recuerdos-me dijo-, por muy pequeños o triviales que sean, constituyen las páginas que nos definen.

De recuerdos trata esta novela, Elly relata en primera persona su vida y la divide en dos partes: la primera trata sobre su infancia donde se presentan ante los ojos del lector la familia de la protagonista: unos padres algo despistados, su entrañable y querido hermano mayor Joe. Jenny Penny su mejor amiga: una niña tan particular como adorable. Con una imaginación desbordante, y por supuesto Dios el conejo de Elly que la reconforta y aconseja. Además de Ginger y Arthur dos ancianos amigos de la familia y Nancy la tía actriz, un espíritu libre fiel reflejo de los años 60 y 70 (que es la época en donde se sitúa la primer parte de la novela)Conejo.jpg

La segunda parte transcurre en su vida adulta (en el año 1995), donde con 27 años se ha convertido en una escritora que trabaja como columnista en distintos diarios. En esta segunda parte vemos como ha ido madurando y procesando los acontecimientos acaecidos en la primera parte además de los reveses que experimenta tanto ella como sus seres queridos.

Me he quedado pegada a sus páginas, es genial como una obra breve (son 201 páginas en total) puede provocar tantas emociones, y es que su lectura es una montaña rusa: desconcierto, alegría, tristeza, preocupación, ansiedad, esperanza son todas las emociones que experimente.

La autora expone la dualidad de la vida: luz y oscuridad de forma clara y honesta. No juega al melodrama, no hay clichés. Son personajes que aman, sufren, ríen y lloran. Que buscan encontrar su lugar, aceptarse, descubrir quiénes son, como encajar y sentirse realizados.

Una novela que habla sobre el amor: filial, por la vida, entre amigos. El aceptar y respetar a alguien tal cual es. Que ayuda a valorar las cosas importantes, esos pequeños detalles que parecen insignificantes pero son los más valiosos.

Sarah.jpg
Sarah Winman

CONCLUSIÓN: Muy recomendable, con unos personajes que se quedan contigo después de la lectura, para reír, entristecerse, dejarte llevar y recuperar la esperanza.

Pure

  • Director: Gillies MacKinnon
  • Año: 2002
  • País: Reino Unido
  • Género: Drama

Paul (Harry Eden) es un niño de diez años que vive con su madre Melody (Molly Parker) y su hermano menor Lee (Vinnie Hunter). Él se ocupa de administrar el hogar puesto que su madre es adicta a la heroína. En un principio Paul ve esto como natural, llamando a las drogas medicina que necesita su mamá pero cuando descubre lo que realmente hace Mel se entristece y enfada.

Así este niño tratará de ayudar a su mamá a que salga adelante, en el film también hacen aparición los abuelos paternos de Paul (Geraldine McEwan y Karl Johnson), Lenny (David Wenham) quién vende la droga en el barrio, Helen (Kate Ashfield) la asistente social y Louise (Keira Knightley) una joven que trabaja de mesera en un café y también consume.

Vemos a través de los ojos de Paul el complicado mundo de las drogas en el que los adultos que él conoce y aprecia están inmersos. Sufre mucho por no poder hacer nada por su madre y también por Louise con quién suele charlar y pasar el rato.

Asimismo él tiene que tomar decisiones y realizar tareas que no le corresponden para su edad, es muy independiente por un lado y frágil por el otro. El actor sabe llevar muy bien esta dualidad (no por nada ganó el premio del Festival Internacional de Cine de Berlín y el Premio del Cine Independiente Británico) Otro personaje a destacar es el abuelo, realmente me cayó muy bien a pesar de sus pocas escenas y diálogos. También fue divertido encontrarme conque la abuela es la misma actriz que interpretó a la Hermana Bridget en la película The Magdalene Sisters. Tiene un papel menor pero es una abuela algo peculiar con el asunto de la alimentación de su esposo (si de anciano no vas a poder comer lo que quieras ¿cuándo?)

El director hace unas tomas muy interesantes de la ciudad, enfocándose en la parte multicultural de la misma a su vez que cotidiana. La música también me ha gustado: utilizando el piano para las escenas más dramáticas o intimistas y música hindú para los momentos de tensión (esta última es mi favorita)

El tema tratado es harto conocido y se ha desarrollado en muchas otras películas, personalmente lo que le encuentro de buena a esta es que no cae en el drama excesivo y lacrimógeno, tampoco se presenta como juez y censor de las adicciones. Deja que el espectador saque sus propias conclusiones como también sobre los personajes con las pistas que van dando de su vida. Y al ser visto todo desde el lugar de un niño la hace más interesante.

Por eso amo el cine independiente, por sus historias intimistas que se desarrollan de manera tan natural que parece que no se esta  viendo una película sino un día o semana de la vida de unas personas con sus problemas y altibajos, intentando seguir adelante.

 

 

El eterno regreso a casa (Ursula K. Le Guin)

La novela se divide en partes: inicia con Piedra Parlante quién irá relatando su historia en el Valle desde su infancia cuando era Búho del Norte, pasando por su adolescencia y juventud donde es nombrada Ayatyusu adultez como la Mujer que Regresa a Casa hasta la vejez donde toma el  nombre con el que se presenta.El eterno regreso a casa.jpg

En cada etapa de la historia de Piedra Parlante hay un hiato en donde se informa al lector sobre las costumbres, creencias y oficios  de la gente del Valle incluyendo: cuentos, obras de teatro, narraciones, canciones, poemas relatos autobiográficos, arquitectura, vestimenta, fauna, alimentación, instrumentos musicales, recetas de cocina y al final de la obra un diccionario con la traducción de las palabras kesh (idioma del Valle).

Toda esta información es  presentada a manera de informe, con algunas ilustraciones, por una recopiladora llamada Pandora quién dialoga con el lector de cuando en cuando.  Si bien el hilo conductor es el relato de Piedra Parlante, el protagonista es el Valle en sí.

Esta obra es un canto de amor a la antropología donde se mezclan elementos de las culturas indígenas y tecnológicos. Existe una Ciudad de la Mente en la que sus habitantes, uno seres cibernéticos cuidadosos con el medio ambiente,  recolectan, almacenan y cotejan datos con el objetivo de convertirse en un modelo o réplica mental total del Universo. Su política es no intervenir en los asuntos de la gente del Valle y cada cierto tiempo piden información en las bibliotecas del lugar.

Lo antiguo y lo moderno, la vida tribal y en las ciudades confluye en esta narración que presenta una civilización que tiene similitudes con la nuestra y a su vez características propias.

Personalmente mi parte preferida ha sido el relato de Piedra Parlante, y es donde se dan cita los temas favoritos de la autora: el lugar de la mujer en la sociedad, el respeto y cuidado del medio ambiente, las relaciones interpersonales, critica a la guerra y la violencia. El eterno regreso a casa II.jpg

De los relatos que se exponen me han gustado: El odio de las viejas, Una guerra con el pueblo del Cerdo, El problema con el pueblo del Algodón, El perro a la puerta y La visionaria.

Esta es una novela compleja (por como está estructurada y su extensión), de hecho no la recomendaría a quiénes quieren iniciarse con Ursula (la nombro con confianza que ya nos conocemos) sino que es para leer cuando ya se está familiarizado con la autora y su prosa. Ahora si son de esos rebeldes que deciden empezar por lo más complejo les digo: ¡Adelante mis valientes! solo espero que no desistan de leer algo más de Le Guin porque tiene obras más accesibles como Historias de Terramar, aquí escribo sobre sus dos últimas novelas de la saga: Tehanu/ En el otro viento (Ursula K. Le Guin) o Lavinia (no tengo reseña de esta pero es una novela muy recomendable más si les gusta la historia romana) y muchas más en el género de ciencia ficción (La mano izquierda de la oscuridad, El mundo de Rocannon, La rueda celeste) que todavía no leí pero lo haré ya que mi proyecto es leer todas sus obras.

“Sin embargo, a veces la gente no hace lo que sería mejor o lo que estaría bien. Las cosas van como van, y son como son, y quién va a cambiarlas…es la rueda que gira. Resulta difícil estar atento a todo”

CONCLUSIÓN: Una novela para leer con calma y reflexionar. Donde se entretejen los temas favoritos de la autora y su particular visión de la vida.

 

 

Tres abuelas y un cocinero muerto (Minna Lindgren)

Cada mañana al despertarse Siiri Kettunen descubría que aún no había muerto. Entonces se levantaba, se lavaba, se vestía y tomaba algo para desayunar. Iba despacio, pues lo que es tiempo tenía de sobra.

Así empieza este relato que tiene como protagonistas a tres nonagenarias: Siiri, Irma y Anna-Liisa. La historia transcurre en el Bosque del Crepúsculo (lindo nombre ¿no?) la residencia geriátrica donde las abuelas viven.Tres abuelas

El disparador es la muerte de Tero el cocinero del lugar y da pie para mostrar como son las cosas en la residencia. Nada es tan perfecto como la directora y la responsable de unidad quieren hacer creer. Hay asuntos muy turbios que las nonagenarias irán desvelando con la ayuda de Mika, el amigo del cocinero.

El punto fuerte de esta novela son sus personajes: las tres abuelas son muy dispares entre sí pero se complementan a la perfección. Siiri es afable y sensible, Irma dicharachera y curiosa, Anna-Liisa pragmática y seria.

La autora con un humor incisivo muestra la realidad de las personas mayores: como pasan a ser una “carga” para su familia y “obsoletos” para la sociedad. La lectura es dinámica, fluye sin prisa pero sin pausa entre visitas al médico, funerales y viajes en tranvía (de estos hay muchos así como los nombres de las calles y estaciones por donde circula ¿qué tal está su finés? Yo tuve un curso acelerado del idioma con esta lectura)

Otro punto a destacar es que no son, a pesar de lo que la gente piensa, anticuadas. Nada de “en mis tiempos las cosas eran mejor”. Son muy queribles y tratan de adaptarse a la sociedad moderna de estos días con sus constantes cambios lo mejor posible, con alguna que otra confusión en el medio. Estas abuela pueden tener un mal día pero no se darán por vencidas.

Eso si ignoren completamente la frase de la portada, Minna Lindgren no es la Agatha Christie finlandesa (tiene su estilo de escritura, y se gana su lugar por mérito propio) el dichoso marketing, a la orden del día, tratará de confundirlos. Asique presionen el botón ignorar para no terminar defraudados pensando que iban a encontrarse con una historia como las que protagonizó el querido Hércules Poirot. Hay momentos de suspenso (leve) pero yo diría que impera el humor entremezclado con una crítica al funcionamiento y administración de los geriátricos y la soledad en la vejez.

El libro pertenece a una trilogía, la Trilogía de Helsinki para ser más precisa y espero poder traerles tarde o temprano mi opinión sobre los otros dos libros (crucen los dedos para que sea pronto). Aclaro que son autoconclusivos asique pueden leer cualquiera de los tres en el orden que deseen.

Minna_Lindgren.jpg
La fanática de los tranvías Minna Lindgren

¿Conocían a las abuelitas? ¿Leyeron este o sus otros dos libros?

CONCLUSIÓN: Una novela entretenida con la que se pasa un buen rato y a su vez brinda una crítica acertada al papel que se les adjudica a los ancianos en la sociedad.

Las aventuras del príncipe Achmed

  • Director: Lotte Reiniger
  • Año: 1926
  • País: Alemania
  • Género: Fantasía

Un mago africano crea un caballo volador (al mejor estilo Pegaso) y se dirige a la ciudad donde el Califa está celebrando su cumpleaños. Se presenta y muestra las habilidades del caballo, el Califa queda muy impresionado y desea comprarlo pero el hechicero rechaza el oro que se le ofrece y a cambio pide en matrimonio a la hija del soberano: la princesa Dinarsade.Achmed I.jpg

Achmed príncipe y hermano de Dinarsade se opone, entonces el mago le ofrece montar en el caballo que lo lleva hacia las remotas islas mágicas de Wak-Wak en donde conoce a la soberana del lugar Pari Banu de la que se enamora.

Este es el largometraje animado más antiguo que se conserva, y la historia esta basada en la obra Las mil y una noches. Se utilizó la animación de siluetas para su realización que la directora del film Lotte Reiniger inventó, y debo decir que es fantástica.

Entre genios, monstruos, brujas, damiselas en apuros, secuestros, monstruos y un duelo de magia, que me recordó al del Mago Merlín y Madam Mim, se entreteje una historia interesante. El propio Aladino (más conocido como Aladdín) tiene su participación en la historia también.Achmed IV.jpg

La  potente banda sonora compuesta por Wolfgang Zeller es acorde a cada escena dando el impacto que necesita cada situación. La animación es formidable y los fondos coloreados hacen un buen contraste con las oscuras siluetas. Los restauradores hicieron una acertada selección en tonos azules, amarillos, verdes, rojos y naranjas (aunque el que más predomina es  el azul y mi selección de imágenes se basa en que es mi color favorito)

Es una película fascinante, no tiene nada que envidiarle a los films animados actuales. Se nota que fue realizada con dedicación y amor. Véanla, no se arrepentirán palabra de boy scout.

Dejo algunos links donde pueden ver otros trabajos de Lotter Reiniger, en serio vale la pena conocerla:

Por último quiero agradecer a Sho-Shikibu 🙂 de Sin Orden ni Concierto quién me presento a esta genial animadora y cineasta. Para quiénes no conozcan su blog los animo a pasarse habla con mucho respeto, cariño y una buena documentación sobre la animación japonesa: cortometrajes y películas; mangas y cómics, etc. (por si se me olvido algo el etcétera me salva) Y esta entrada se la dedico a ella y a todos los que les gustan las películas de animación.

Serpientes de luz

Las serpientes de luz anidan en las cortinas, son esas franjas luminosas y ondulantes que ves a la tarde cuando la casa recibe directamente toda la luz solar…estas serpientes se alimentan de las palabras amables que pronuncia la gente del hogar.

La abuela narra esta historia a su nieta y ella la escucha fascinada, arrebujada en el sillón. De pronto muy sonriente señala la cortina y le dice:

-¡Abuela una serpiente de luz!

La abuela la observa sonriendo y dice:

-¿Qué palabras puedes usar para alimentarla?

La niña piensa durante unos instantes y luego muy seria dice:

-Abuela, gracias por contarme la historia de las serpientes te quiero abue de acá hasta la estrella más lejana que resplandece en el cielo.

-Las serpientes comerán bien entonces-dice la abuela con un brillo en su mirada.

Bolsillos

La niña siempre se para en el andén con las manos en los bolsillos de su campera, al llegar la gente escruta los rostros. Muy silenciosamente se acerca a aquellos que muestran cansancio, irritación, preocupación, tristeza. Las personas nunca la ven, tan ensimismadas están con sus problemas. Lentamente saca de sus bolsillos sentimientos de alegría, se para en puntas de pie y los sopla en el rostro de cada persona. Se da la vuelta y sube al último vagón hacia otra estación.