Contar es escuchar (Ursula K. Le Guin)

¡Feliz año nuevo! (con algo de retraso) Para inaugurar el 2019 nada mejor que empezar con un libro de una gran escritora:

“La lengua viviente que dice la palabra, el oído viviente que la escucha, nos unen y reúnen en una comunión como la que anhelamos en el silencio de nuestra soledad interior”

En este ensayo Ursula K. Le Guin escribe sobre diversos temas: sus autores favoritos (entre los que figura Mark Twain ¡viva!) la escritura, la lectura, las bibliotecas, el mercado, la belleza, la vejez, la imaginación, entre otros.

contar es escuchar-tile

Con una prosa clara y lúcida hace partícipe al lector de todas sus ideas y pensamientos. Sin pelos en la lengua ni una coma de más.

En ningún momento la autora es arrogante ni mezquina, sino todo lo contrario: comparte su parecer con humildad, generosidad y honestidad.

Es un libro que todo lector y aspirante a escritor debería leer al menos una vez en la vida (y releer varias veces si es necesario, por qué no) Que exige ser degustado poco a poco, con tranquilidad, dejando que las palabras resuenen. Porque desde ya: no es para ser tomado a la ligera ni de manera superficial. Nada de eso. Exige un mínimo de esfuerzo y atención.

Ursula no da nada servido ni subestima a sus lectores, sino que asume que  tendrán la paciencia y el compromiso suficiente para aventurarse a seguirla por los caminos de la palabra.

“La lectura es activa. Leer es participar activamente en una historia. Leer es contar la historia, contárnosla a nosotros mismos, reviviéndola, reescribiéndola con el autor, palabra por palabra, oración por oración, capítulo por capítulo” (La pregunta que más me hacen)

 

Anuncios

El eterno regreso a casa (Ursula K. Le Guin)

La novela se divide en partes: inicia con Piedra Parlante quién irá relatando su historia en el Valle desde su infancia cuando era Búho del Norte, pasando por su adolescencia y juventud donde es nombrada Ayatyusu adultez como la Mujer que Regresa a Casa hasta la vejez donde toma el  nombre con el que se presenta.El eterno regreso a casa.jpg

En cada etapa de la historia de Piedra Parlante hay un hiato en donde se informa al lector sobre las costumbres, creencias y oficios  de la gente del Valle incluyendo: cuentos, obras de teatro, narraciones, canciones, poemas relatos autobiográficos, arquitectura, vestimenta, fauna, alimentación, instrumentos musicales, recetas de cocina y al final de la obra un diccionario con la traducción de las palabras kesh (idioma del Valle).

Toda esta información es  presentada a manera de informe, con algunas ilustraciones, por una recopiladora llamada Pandora quién dialoga con el lector de cuando en cuando.  Si bien el hilo conductor es el relato de Piedra Parlante, el protagonista es el Valle en sí.

Esta obra es un canto de amor a la antropología donde se mezclan elementos de las culturas indígenas y tecnológicos. Existe una Ciudad de la Mente en la que sus habitantes, uno seres cibernéticos cuidadosos con el medio ambiente,  recolectan, almacenan y cotejan datos con el objetivo de convertirse en un modelo o réplica mental total del Universo. Su política es no intervenir en los asuntos de la gente del Valle y cada cierto tiempo piden información en las bibliotecas del lugar.

Lo antiguo y lo moderno, la vida tribal y en las ciudades confluye en esta narración que presenta una civilización que tiene similitudes con la nuestra y a su vez características propias.

Personalmente mi parte preferida ha sido el relato de Piedra Parlante, y es donde se dan cita los temas favoritos de la autora: el lugar de la mujer en la sociedad, el respeto y cuidado del medio ambiente, las relaciones interpersonales, critica a la guerra y la violencia. El eterno regreso a casa II.jpg

De los relatos que se exponen me han gustado: El odio de las viejas, Una guerra con el pueblo del Cerdo, El problema con el pueblo del Algodón, El perro a la puerta y La visionaria.

Esta es una novela compleja (por como está estructurada y su extensión), de hecho no la recomendaría a quiénes quieren iniciarse con Ursula (la nombro con confianza que ya nos conocemos) sino que es para leer cuando ya se está familiarizado con la autora y su prosa. Ahora si son de esos rebeldes que deciden empezar por lo más complejo les digo: ¡Adelante mis valientes! solo espero que no desistan de leer algo más de Le Guin porque tiene obras más accesibles como Historias de Terramar, aquí escribo sobre sus dos últimas novelas de la saga: Tehanu/ En el otro viento (Ursula K. Le Guin) o Lavinia (no tengo reseña de esta pero es una novela muy recomendable más si les gusta la historia romana) y muchas más en el género de ciencia ficción (La mano izquierda de la oscuridad, El mundo de Rocannon, La rueda celeste) que todavía no leí pero lo haré ya que mi proyecto es leer todas sus obras.

“Sin embargo, a veces la gente no hace lo que sería mejor o lo que estaría bien. Las cosas van como van, y son como son, y quién va a cambiarlas…es la rueda que gira. Resulta difícil estar atento a todo”

CONCLUSIÓN: Una novela para leer con calma y reflexionar. Donde se entretejen los temas favoritos de la autora y su particular visión de la vida.

 

 

Tehanu/ En el otro viento (Ursula K. Le Guin)

Estas son las dos últimas novelas de la saga Historias de Terramar (que son las que calaron más hondo en mí) de Ursula K. Le Guin   una escritora que admiro muchísimo, asique desde ya aclaro que  es una opinión completamente subjetiva. Trataré de no sacar mi costado más fangirl (no prometo nada) Pero antes…aclaro que se pueden leer perfectamente bien sin haber leído las anteriores pues se tratan de novelas autoconclusivas. Sin más preámbulos, empiezo:

 Tehanutehanu

Tehanu nos relata sobre el vínculo madre-hija entre Tenar y Therru, un amor desinteresado, tan poderoso  que sin ser consanguíneo es protegido con uñas y dientes. Y es que Tenar es una guerrera, una mujer noble con un gran corazón la cual no duda en criar a Therru. Velando por ella, guiándola, alentándola a seguir. La novela a través de Tenar reflexiona sobre el papel de la mujer en la sociedad, su identidad y la relación de ésta con la magia.

También tenemos a Ged quién deberá hacer frente a su pérdida y seguir adelante, descubriendo el amor, la amistad y la alegría en los momentos cotidianos de una vida tranquila en la aldea.

Por último tenemos a Therru pequeña niña silenciosa, un personaje que hará frente a sus miedos y los prejuicios de la gente, dando a conocer un gran poder que se manifestará para ayudar a los suyos.

“¿El escuchar no es acaso una forma de poder?” (Tenar)

“Si tu fuerza depende solamente de la debilidad del otro vives aterrorizado” (Ged)

En el otro vientoviento

 

Tomar decisiones, avanzar por el camino que se ha escogido a pesar de las inseguridades, el miedo y lo que se deja atrás. A todo esto se enfrentará Therru en la última entrega de la saga: el dilema de abandonar lo seguro y conocido en búsqueda de su libertad , y otra vez la fuerza de Tenar se hace presente en las páginas, sabe que su hija debe tomar sus propias decisiones sola, también oficia de consejera y amiga de los demás personajes que intervienen.

Gavilán en esta obra espera pacientemente en el hogar el retorno de los suyos, dando un paso al costado como diciendo “Yo he hecho todo lo que tenía que hacer, ahora es su turno”, con ese respeto por los demás sin desdeñar a nadie, pues nunca se dejó cegar por su talento y siempre reconoció los poderes y la magia que albergaba el exterior.

La novela también habla del egoísmo, la ambición, de sus consecuencias y como afectan a terceros: “… Vosotros sois dueños de la tierra, sois dueños del mar (…) Vosotros queríais poseer tierras. Vosotros queríais cosas para hacer y quedaros con ellas. Y eso es lo que tenéis, esa fue la división. Pero no os contentasteis con vuestra parte del trato. Querías no solamente vuestras cosas, sino también nuestra libertad. ¡Queríais el viento! Y con los sortilegios y los hechizos de aquellos que rompieron el juramento, nos robasteis la mitad de nuestro reino, lo rodeasteis de murallas alejándolo de la vida y de la luz para poder vivir para siempre”.(Orm-Irian)

“Nosotros tenemos que elegir una y otra vez. Los animales únicamente necesitan ser y hacer. Nosotros estamos sojuzgados, ellos son libres. De modo que estar con un animal es conocer un poco de libertad” (Ged)

CONCLUSIÓN: Ambas novelas poseen una gran fuerza narrativa, el mundo fantástico en el que se desarrollan sirve de escenario para reflexionar sobre situaciones que ocurren en la realidad, la ficción se nutre de la misma a través de  la escritura intimista de  Ursula K. Le Guin, una escritora que con gran maestría va hilando pacientemente sus relatos que vale la pena conocer.ursula