Una profesional ejemplar (Juan Gómez-Pintado)

Ve, tras los ventanales, una mariposa negra que alza el vuelo a su paso antes de fundirse con la oscuridad de la noche.

Segunda novela del autor de Fuera hace frío (Juan Gómez-Pintado) que tiene su reseña en el blog, al igual que ocurre con la anterior en esta historia cada capítulo alterna entre el punto de vista de los dos protagonistas: Gema y Ramón.

Aquí nos encontramos en la ciudad de Madrid azotada por una ola de calor, en la que transcurre toda la acción. Y es este clima bochornoso el que transmite con mucho acierto la irritación, el cansancio, estrés, la tensión y la violencia reprimida a duras penas que se percibe en el ambiente y emana de los personajes.

Con un ritmo ágil se presenta ante el lector una trama en la que se dan cita la crisis económica, la precariedad y explotación laboral, los juegos de poder, lo que es capaz de comprar el dinero, la desesperación, la ansiedad. Constantemente al borde del colapso mental te mueves en un escenario frágil en el que esperas que en cualquier momento estalle la bomba. Y vaya que lo hace. Sus consecuencias serán nefastas para algunos y beneficiosas para otros.

Quiero destacar que esta vez los personajes femeninos tienen mucho peso y relevancia, atrás quedaron las damiselas en peligro. Estas mujeres tienen carácter y no son perfectas, tienen aristas y sorprenden hasta el final.

Hay un guiño a los personajes de la novela anterior y tenemos la participación de nuestro incompetente Inspector Mayo (señor ¿no sabe que hay que desconfiar de escenas del crimen tan predecibles y pulcras? ¡Novato!)

En esta ocasión quienes cumplen la función de guía son las mariposas (no voy a mentir extrañé a los gatos, pero c’est la vie). A su vez se hace mención a la mantis y la tarántula, ambos nombres de dos empresas. Y es importante que se analice desde su parte simbólica. Sumado a esto en la novela se encuentran toques sobrenaturales, recurso que es utilizado hábilmente a lo largo de la trama, llevando a cuestionar sucesos.

A pesar de no ser un libro extenso cada elemento está bien estudiado y abre puertas a la reflexión, porque esta es una obra de ficción pero los sucesos narrados y los temas tratados son muy reales. Cada personaje toma decisiones y defiende sus principios, a un precio muy alto ya lo dijo Dickens en “Historia de dos ciudades”:

Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación.
Todo lo poseíamos, pero no teníamos nada; caminábamos en derechura al cielo y nos extraviábamos por el camino opuesto.