La única en la tierra (Chung Serang)

En fin, que nada de todo lo que ocurrió fue por la carita linda de Hana, a pesar de lo que cree mucha gente. Es cierto que tenía una fisonomía simpática que invitaba a querer conocerla y quizás llamara la atención en la línea 6 del metro de Seúl a las dos de la tarde, pero no era tan atractiva como para que alguno se fijara en ella en la línea 2 a la hora pico en que todos salen del trabajo.

Novela coreana de ciencia ficción y al mismo tiempo comedia romántica y manifiesto ecológico ¿es eso posible? Pues sí para mi sorpresa. Y no es la única porque el romance que presenta es peculiar (vaya que sí) Pero no diré nada porque incurriría en spoilers. Por cierto es la primer novela que he leído en la cual su prólogo advierte que hay spoilers, que te vayas a leer de que va todo y luego vuelvas al inicio para finalizarlo. Eso ya es un punto divertido.

La narración es dinámica y derrocha un sentido del humor algo burlón. Donde la cosa se pone muy seria lo inyecta con comentarios algo mordaces y funciona perfectamente.

Los protagonistas tienen ideales y convicciones muy marcados, retratan las preocupaciones, angustias y dilemas de la sociedad en el siglo XXI. No sólo hay lugar para el amor y el ecologismo que es algo muy recurrente y al que se hace énfasis de forma certera sin convertirse en propaganda, sino que también desfilan por las páginas la situación laboral y económica de los jóvenes inmersos en una sociedad ferozmente capitalista, donde las posibilidades de independizarse de sus padres se diluyen en el horizonte. Así como la presión de tener una carrera y «ser alguien», los prejuicios que rodean a los fandoms, la violencia, entre otros.

La única en la tierra es una novela que se lee rápido y deja su dosis de reflexión, una obra de ciencia ficción diferente y recomendable.

Vivía en una sociedad donde nadie confiaba en los demás ¿Podría su generación enmendar los errores que había cometido la generación anterior? Decidió ganarse la confianza de al menos una persona: esta que tenía delante.