Nuestro horizonte azul

Entrada dedicada a Noctua de «El blog de Noctua Nival»

  • Género: Drama, romance, recuentos de la vida.
  • Episodios: 20
  • País: Corea del Sur
  • Año: 2022

¿Por qué nos haríamos ilusiones? ¿Cuándo esperamos algo de la vida? Siempre vamos con la corriente.

Este dorama presenta varias historias de vida que se desarrollan en Jeju siendo en total 14 personajes principales en ocho historias relacionadas entre sí, el número de episodios por personaje varía (extraído de Wikipedia)

La serie ofrece actuaciones de calidad así como relatos que tratan diversos temas: la amistad, las relaciones familiares, la depresión, las enfermedades, entre otras mientras cada personaje hace frente a sus circunstancias particulares y trata de ganarse la vida lo mejor que puede.

Cuenta con una muy buena banda sonora y fotografía que destaca los paisajes de Jeju. La narración es dinámica y de alguna u otra manera habrá una historia que te guste y te interese. En lo personal todas me han gustado mucho y me han hecho emocionar (¡rayos! me vuelvo mayor y más sensible….buffff) pero entre mis favoritas destaco dos: la de la haenyeo (buceadora) Lee Young-ok a la cual muchos rumores persiguen: que si tiene un marido o un hijo en el continente, que si es una caza fortunas, que una mentirosa, etc. etc. El resto de buceadoras la suele regañar por ser muy ambiciosa cuando bucean y se pone en peligro arriesgando por tanto al resto del grupo que siempre trabaja como uno. Es una mujer risueña pero que tiene un secreto relacionado a su historia familiar que está muuuy alejado de todas las especulaciones de los habitantes de la isla. Su trama me resultó muy realista pues pone en juego circunstancias y situaciones que me ha tocado ver o escuchar muy de cerca.

Por otro lado tenemos la historia de Lee Dong-seok , un vendedor ambulante, que se divide en dos etapas pero mi favorita es la que tiene que ver con su madre, una mujer silenciosa y melancólica a la cual guarda mucho rencor. Sin embargo este hombre rudo y brusco guarda en su interior un corazón amable y generoso. Por una serie de circunstancias terminará compartiendo un viaje con su madre en el cual descubrirá sobre la infancia y juventud de ella que lo ayudará a comprenderla mejor.

A diferencia de varios doramas «Nuestro horizonte azul» no presenta situaciones exageradas ni histriónicas, no hay buenos ni malos. No ponen al espectador de un lado o el otro porque puedes comprender las circunstancias de cada uno y lo que los lleva a actuar así sin justificarles. Deja con una buena sensación y ganas de visitar Jeju. El hecho de que las historia estén interconectadas entre sí lo vuelve más interesante porque se ofrecen consejo y apoyo, se muestran genuinamente interesados en el bienestar de los demás ya que entre algunos los une una amistad de años. Al mismo tiempo al ser un lugar pequeño todo el mundo sabe de la vida de todo el mundo con lo que eso conlleva y esto nos lleva a la importancia de las palabras: como pueden herir hondamente sin que uno se dé cuenta y dejar una cicatriz, dos historias tratan sobre eso.

Ya lo he dicho antes pero a pesar de que lleva la etiqueta de «comedia» el DRAMA predomina, no pretende regodearse en el mismo pero tiene más peso que las situaciones cómicas y nunca está de más recordarlo.

Por lo demás engancha y se pasa un buen rato, no pierde el ritmo ni decae el interés y el final me parece muy acertado para este tipo de serie.

Y ahora voy a decir la frase mágica para que si están dudosos se terminen de convencer y la vean. ¿Preparados? Ahí va: Está en Netflix.

Sin más que escribir por el momento me despido, nos leemos la próxima. Cambio y fuera.

Mermaids

  • Director: Richard Benjamin
  • País: Estados Unidos
  • Año: 1990
  • Género: Comedia, drama

Entrada dedicada a Juan Gómez Pintado del blog «Sorpresa y Suspense» en cumplimiento del deber.

Conocida también como «Mi madre es un sirena» narra la historia de Rachel Flax (interpreta por la única y fantabulosa CHER) y sus dos hijas: Charlotte (la actriz de los 90 por excelencia Winona Ryder) y Kate (mi querida Christina Ricci). Ambientada a fines de los 60 esta familia lleva una vida bastante peculiar debido a las constantes mudanzas de Rachel cada vez que tiene una ruptura amorosa (ya sea que ella ponga fin a la relación o viceversa) cuando transcurren los hechos se acaban de mudar a un pequeño pueblo en el que esta madre carismática y fuera de serie no tardará en llamar la atención y convertirse en el centro de los chismes. Sus hijas por otra parte se van adaptando al nuevo lugar. Charlotte es una joven que choca mucho con su madre y muestra una inclinación fuerte hacia el catolicismo, su religiosidad la lleva hasta puntos mmm hilarantes por decirlo de alguna manera (se pone en situaciones vergonzosas ella misma) su hermana Kate ama la natación y todo lo que tenga que ver con el mar. También surgen intereses amorosos para madre e hija Lou (Bob Hoskins) un afable vendedor de zapatos y Joe un joven que capta la atención de la joven que ve peligrar su vida en el convento.

Es una película tierna y bonita con la cual se pasa un buen rato. Las actuaciones son potentes y equilibradas, las tres actrices se nutren una a la otra y muestran mucha profesionalidad conformando una tríada perfecta para la historia: una madre ferozmente independiente y magnética, una adolescente que busca su identidad, una niña dulce y divertida.

La banda sonora es acorde y tiene dos canciones DESTACABLES (en mayúsculas como deber ser) una interpretada por CHER (obviamente) y la otra interpretada por Jimmy Soul que recomiendo escucharlas al menos una vez:

La comedia y el drama están bien plasmados, en su sencillez radica su encanto y tras su visionado te deja una sensación de alegría. Vale la pena darle una oportunidad.

La primera vez que me puse detrás del volante de ese auto pensé «Esto es el cielo». Un auto es libertad. Si odias un lugar, te subes en el y ¡puff!, te vas.

Mar,surf, recuerdos, ferrocarril, bicicletas, boxeo y yakuzas.

Todos estos elementos que conforman el título (que me ha quedado bastante largo, por cierto) figuran en los films que he visto, no en ese orden  pero ahí están siendo parte de 5 películas introspectivas (sí, incluso en la que hay yakuzas) que presento a continuación. Cámaras, luces ¡acción!:

After Life

  • Director: Hirokazu Koreeda
  • Año: 1998
  • País: Japón
  • Género: Drama, fantasía, sobrenatural

-Ya elegí un recuerdo…de cuando tenía ocho o diez años. Entonces, ¿sólo recordaré cómo me sentí entonces?

-Correcto.

-¿Podré olvidar todo lo demás?

-Sí.

-¿De verdad? ¿Se puede olvidar? Bien, entonces aquello es realmente el cielo.

La gente muere y va a un edificio antiguo por una semana, mientras permanecen ahí deben elegir un recuerdo, el que sea más significativo o precioso. Hay un límite de tiempo, tienen tres días para decidir. Cuando hayan elegido ese recuerdo especial, el personal del edificio lo recreará en una película, la cual se proyectará el sábado. Tan pronto como revivan el recuerdo, seguirán adelante llevando consigo sólo ese recuerdo.

Esta es la premisa del film, el cual se divide en los 7 días de la semana. Al inicio se llevan a cabo las entrevistas con las personas, luego siguen las narraciones de los recuerdos escogidos para luego pasar a la recreación de los mismos donde se ve al equipo creativo discutiendo ideas y preparando el set de filmación. Todo esto con una introspección y una nostalgia evocadora.

Acompañada de tonos apagados, uso de luz natural suave y un ritmo pausado y reflexivo vamos siguiendo la historia no sólo de las personas que eligen sus recuerdos sino de los supervisores que habitan en el edificio y los acompañan en la elección.

Poco a poco se van desvelando sus historias a través de comentarios, interacciones y sus objetos personales. Muestra, en mi opinión, con mucha claridad los entresijos y contradicciones del ser humano, lidiar con la gente no es fácil. Además deja pensando un buen rato y plantea algunas preguntas : ¿qué recuerdo te llevarías al más allá? ¿Qué tan fiel y exacta es la memoria? ¿Qué pasa si no puedes  o no quieres escoger un recuerdo? Para averiguarlo resta ver la película.

En su momento busqué desesperadamente dentro de mí cualquier recuerdo de felicidad. Ahora, cincuenta años después he aprendido que yo era parte de la felicidad de alguien. Qué descubrimiento más maravilloso.

Maborosi

  • Director: Hirokazu Koreeda
  • Año: 1995
  • País: Japón
  • Género: Drama

-¿De quién es el barco?

-No es de nadie.

-Entonces lo quiero.

-¿Pero dónde lo guardarás?

-En el armario.

De todas las de la lista esta es, por lejos, la película que exige estar en un estado mental y emocional adecuados, pues sino puede resultar soporífera, ya que se detiene en cada escena y es muy contemplativa, rezuma melancolía. Y de eso trata la historia.

Una mujer (Makiko Esumi) pierde repentinamente a su esposo (Tadanobu Asano) , quien aparentemente se suicidó, quedando sola con su bebé de tres meses. Luego de unos años vuelve a casarse y se muda a la ciudad costera donde reside su nuevo esposo con su hija.

Es un film que explora y representa muy bien el duelo, la tristeza, la pérdida. Los sonidos cotidianos y pequeños momentos de la vida cotidiana introducen en la historia  llegando un punto en que parece que más que ver una película estuvieras espiando un poquito a cada personaje en sus quehaceres cotidianos.

Los diálogos son concisos, enfocándose más en cada gesto y movimiento. Las actuaciones son muy espontáneas, destacándose la de los niños. Con una banda sonora acorde. Y una fotografía estupenda.

Poppoya/El ferroviario

  • Director: Yasuo Furuhata
  • Año: 1999
  • País: Japón
  • Género: Drama

-Abuela ¿va todo bien?

-Ya te lo dije. No podemos quedarnos aquí sin hacer nada. Esta ciudad se está muriendo, pero nosotros no.

Profunda, intimista con una carga emocional contenida y ese estoicismo férreo propio de los japoneses.

  Ken Takakura lo hace de nuevo, brinda otra actuación estupenda. En esta ocasión interpreta a Otomatsu Sato, un ferroviario de Horomai disciplinado y entregado devotamente a su trabajo en una pequeña ciudad nevada que está condenada a desaparecer. Sus habitantes se marchan, sólo quedan ancianos y además van a cerrar la línea ferroviaria donde trabaja porque ¡palabra mágica! no es rentable.

Esta película en lo personal tocó mi fibra sensible, me ha sido imposible no sentirme identificada con la historia. A pocos kilómetros de mi pueblo, por calle de tierra como no, se encuentra una localidad que quedó deshabitada, murió,  como muchos pueblos de mi país, cuando dejó de pasar el tren. Puedo ver las líneas del ferrocarril cuando salgo a dar mis caminatas y los durmientes que cruzan por encima del arroyo. Siento cierta melancolía de imaginar ese tren que nunca veré, me quedan los relatos de mis padres que viajaron por estas vías. Volviendo al film, nos muestra la resignación, el paso del tiempo y la determinación de Otomatsu de cumplir con su trabajo hasta el final.

El pasado y el presente se entremezclan para contar la historia del solitario ferroviario a quien le espera un encuentro con una persona muy querida.

Creía en los dichos de mi padre y los he llevado a la práctica. Decía que las máquinas de vapor reconstruirían el país tras la guerra. Que trabajase con ellas. Y así lo he hecho. Me convertí en maquinista. Ahora voy a acabar mi carrera como ferroviario. Lo he hecho lo mejor que he podido. Y no me arrepiento de nada.

Kids Returns

  • Director: Takeshi Kitano
  • Año: 1996
  • País: Japón
  • Género: Drama, crimen

-Dinamita Kid, ése será tu nombre ahora.

-¿Eh?

-Yo encontraré otra cosa.

Este film es muy especial para mí, fue el primero que vi de Kitano y por el cual me volví seguidora del director, he visto casi toda su filmografía. Cada una de sus películas tiene su encanto pero, como suele suceder, tengo mi grupo de favoritas en donde se encuentra por supuesto ésta.

Aquí se siguen las andanzas de Shinji (Masanobu Ando) y Masaru «Machan» (Ken Kaneko) dos adolescentes problemáticos a los que une la amistad y el gusto por fastidiar a los antipáticos de los profesores (porque lo son) de su escuela.

Estos dos «tontos sin futuro» como los describe el profesorado descubren de casualidad sus intereses, Shinji en el boxeo y Masaru en la yakuza. A raíz de esto sus caminos se separan, y ahora cada cual por su lado ascenderá en su actividad. Pero el destino es caprichoso y adverso, y nuestros protagonistas sufrirán un revés.

Además de seguir a este par también se explora las historias de otros compañeros de su clase, como el dúo cómico, los matones que se meten al boxeo por curiosidad y un joven al que fastidian en la escuela.

El ritmo es dinámico aunque se detiene en algunos detalles. Un relato con humor seco, cierto halo de amargura y esperanza. Es muy realista, no va de héroes que superan los obstáculos para llegar a su meta, va de personas. Kitano no edulcora ni glorifica nada. Cada decisión tomada hace que los personajes crezcan para bien y para mal. Con sus aciertos y sus fallos siguen avanzando, los aceptas como son y se les toma simpatía.

El punto aquí es la amistad, a pesar del distanciamiento sigue ahí, de buscar tu propio camino, perder y volver a empezar.  Acompaña una estupenda banda sonora a cargo del magnífico  Joe Hisashi.

Sobre la película Kitano manifestó lo siguiente: «No quería hablar de cosas complicadas. Sólo quería divertirme» pues sí, pero de igual forma siempre hay un punto de reflexión en sus films y éste no es la excepción.

-Machan, ¿crees que todo ha acabado para nosotros?

-Idiota. No hemos ni empezado.

A Scene at the Sea

  • Director: Takeshi Kitano
  • Año: 1991
  • País: Japón
  • Género: Romance, drama.

La historia presenta a Shigeru (Claude Maki) un recolector de residuos sordo que encuentra en una de sus recolecciones una tabla de surf, la repara y comienza a introducirse en el mundo de este deporte acompañado de su novia.

Es una historia muy cotidiana, simple, que reboza ternura e inocencia. Con dos personajes a quienes se les toma simpatía a los pocos minutos. Se siente muy real, los diálogos, los gestos, cada momento es muy puntual y creíble, tanto que podría ser perfectamente la historia de cualquier aficionado al surf.

El sonido es excelente y el punto clave de la película. Te sumerge completamente en la historia: el ruido del mar, el viento, las risas, los pasos al caminar,  los vehículos. Es toda una experiencia auditiva. Se puede cerrar los ojos y realmente crees estar, valga la redundancia, frente al mar. Sin mencionar que Joe Hisashi vuelve a entregar otro excelente soundtrack (este señor siempre produce maravillas)  pueden escuchar uno de los temas aquí, el que escogí tiene influencias de Erik Satie (otro gran compositor):  Cliffside Waltz I – Joe Hisaishi (A Scene at the Sea Soundtrack)

Un manejo del drama comedido, que deja con una triste sonrisa porque tiene su toque amargo, pero no por esto deja ser un precioso y delicado relato. Por algo Kitano sensei es uno de mis directores favoritos, demuestra que puede manejar cualquier registro y entregar trabajos muy logrados.

Por cierto, me gusta ver películas sobre surf, no soy una experta ni nada, pero donde haya gente «cabalgando las olas» yo la veré  y, a mi parecer, es hasta la fecha la que mejor lo expone. Sentí que estaba ante una verdadera competencia, con los jueces y demás, lejos de efectos grandilocuentes. Por lo que me atrevo a afirmar que los fans de este deporte la disfrutarán.


Y aquí concluye mi selección de películas, espero alguna despierte su curiosidad y decidan darle una oportunidad. Nos leemos más pronto que tarde, cambio y fuera.

TAG: Explorando libros

Pues sí, el último tag del mes (el último día del mes) y el segundo de mi autoría. En esta ocasión la idea es explorar distintas lecturas que hayan sido de relevancia en sus vidas como lectores. Aclaro que utilizo la palabra libros por practicidad y que incluye todo: novelas, cuentos, ensayos, mangas, etc.

Las reglas son las siguientes:

  • Copiar/pegar la siguiente imagen:

TAG

  • Nominar a más de 3 blogs.
  • Contestar a lo siguiente:

4 citas de algunas de tus lecturas favoritas (y por si hay dudas aclaro: no pueden ser todas de un solo libro ¡no hagan trampa!)

«-¿Quieres dar una calada a mi puro?-dijo ella.
-Sólo tengo siete años, abuela.
-Me da igual la edad que tengas-dijo-. Nunca te cogerás un catarro si fumas puros.»

(LAS BRUJAS-ROALD DAHL)

«-Te tomaría con mucho gusto-aseguró la Reina-. A dos libras la semana y mermelada un día sí y otro no.
Alicia no pudo evitar reírse y le contestó:
-No quiero que me contrate…y no me gusta tanto la mermelada.
-Es una mermelada excelente-insistió la Reina.
-Bueno, de todos modos, hoy no tengo ganas.
-Hoy no podrías tenerla ni aunque quisieras-atajó la Reina-. La regla es: mermelada mañana y ayer…pero nunca hoy.
-Pero alguna vez tendrá que tocar «mermelada hoy»-objetó Alicia.
-No, no puede ser-refutó la Reina-. Tiene que ser mermelada un día sí y otro no. Hay mermelada todos los otros días y hoy nunca puede ser otro día, ¿no es cierto?
-No, no la comprendo-dijo Alicia-. ¡Qué lío me hice con todo eso!
-Eso es lo que sucede cuando se vive hacia atrás-le explicó la Reina amablemente-: al principio una se marea siempre un poco…
-¡Vivir hacia atrás!-repitió Alicia con gran asombro-. ¡Nunca oí una cosa semejante!
-Tiene una gran ventaja y es que así la memoria trabaja en ambos sentidos.»

(ALICIA A TRAVÉS DEL ESPEJO-LEWIS CARROLL)

«Mi mundo había girado alrededor de Lowood durante años: toda mi experiencia se reducía a sus reglas y métodos. Ahora, de repente, recordaba que el mundo era enorme, y que todo un abanico de sensaciones, de esperanzas y de temores, aguardaban a quienes tenían el valor de lanzarse a por todas y buscar la auténtica sabiduría de la vida sorteando sus peligros.»

(JANE EYRE-CHARLOTTE BRONTË)

«(…) Aquellas nueve piedras eran las Tumbas de Atuan. Se decía que estaban allí desde los tiempos de los primeros hombres, desde la creación de Terramar. Habían sido colocadas allí en medio de las tinieblas, cuando las tierras se alzaron desde las profundidades del océano. Eran mucho más antiguas que los Dios-Reyes de Kargad, más antiguas que los Dioses Gemelos, más antiguas que la luz. Eran las tumbas de quienes gobernaban antes de que hubiera un mundo humano, las tumbas de quienes no tenían nombre; y aquella que los servía tampoco tenía nombre.»

(LAS TUMBAS DE ATUAN-URSULA K. LE GUIN)

Libros que vincules con los siguientes temas: amistad, locura, muerte, sueño (onírico) ¿Con qué color o elemento de la naturaleza asocias estos temas?

  • Amistad: el libro que asocio con ella es «Ana la de Avonlea» (de L.M. Montgomery) el cual tiene una reflexión sobre la misma muy interesante; en el segundo libro se puede ver como la simpática pelirroja va madurando sin perder su esencia y obteniendo nuevos amigos por el camino y su caza de «almas gemelas» da frutos. Un libro sumamente entrañable.

Relaciono la amistad con un árbol: pues sus raíces son profundas, crecen y se expanden. Su crecimiento es lento pero seguro, sin embargo a veces las raíces se pudren y el árbol muere. Así es para mí la amistad: algo que crece lenta y firmemente pero que a veces puede morir y de repente te percatas que el árbol está seco.

  • Locura: sin lugar a dudas «Lealtad» (de Ryūnosuke Akutagawa) la angustia vital del protagonista es palpable y las consecuencias que derivan de ésta son sumamente trágicas.

La locura la asocio con una tormenta eléctrica: impetuosa, impredecible. Produce temor como fascinación. Nunca puedes saber qué ocurrirá en medio de una tormenta.

  • Sueño: «El herbario de las hadas» (de Benjamin Lacombe y Sébastien Pérez) esta historia como indica su nombre tiene de protagonistas a las hadas que el botánico Alexandr Bogdanovitch  descubrirá en el mítico bosque de Broceliande al cual fue enviado por orden de Rasputín para obtener el elixir de la inmortalidad. Las bellas ilustraciones y el formato diario personal en el que está escrito hace de este libro un mundo de sueños en donde todo puede suceder.

El sueño lo vinculo con el mar: profundo, enigmático, calmo y a la vez bravío.

  • Muerte: «El chico del río» (de Tim Bowles) la historia de un abuelo enfermo que pinta su última obra y su nieta que ese verano lo pasa con él y conoce a un extraño chico mientras nada en el río. Una novela juvenil que habla sobre la pérdida desde el respeto y el cariño, sin apelar al melodrama. Relato profundo y melancólico sobre los vínculos familiares.

Asocio la muerte con la niebla: oculta los lugares conocidos y aunque no los veas sabes que están ahí, pero a la vez tu perspectiva cambia porque se ve a través de un velo donde impera el silencio y una sensación extraña que invade el ambiente. Algo más allá de toda explicación, un misterio en toda regla.

Un libro cuyo título contenga las iniciales de las palabras más importantes que dan nombre a tu blog.

Las palabras más importantes que dan nombre a mi blog son saltos y viento: S y V, el libro elegido es «Sueño de una noche de Verano» de William Shakespeare. Admito que antes no me gustaba para nada Shakespeare, lo desdeñaba y la lectura obligatoria en secundaria de «El mercader de Venecia» no contribuyó a mejorar mi opinión sobre él. Pero unos años después gracias a una novela juvenil «Crisis de verano» de Cathy Hopkins que mencionaba «Sueño de una noche de verano» mi curiosidad fue más fuerte y me hice con el libro. Lo disfruté mucho, hice las paces con el dramaturgo y fue el comienzo de una buena amistad con títulos como «Hamlet» y «Macbeth», ahora nos hemos dado «un tiempo» pero en el futuro pienso seguir ahondando en su obra.

Sueño de una noche de verano
¡Que viva Puck!

Aquí finaliza el tag, ahora toca el momento de pasar el mando, y mis afortunados nominados son:

Espero puedan hacerlo, y se lo pasen bien. Si alguien más quiere hacer el tag siéntase libre de realizarlo, es abierto al público en general. Nos leemos la próxima, cambio y fuera.