Popurrí

Una selección de citas de libros que he ido leyendo pero no presenté en el blog porque es cavar hasta los spoilers en algunos casos y en otros las palabras no me alcanzan para describir lo que sentí (¡que sentimental! lo sé) Sin embargo han dejado una huella en mí que comparto en estos pequeños fragmentos. Espero la lectura de las mismas los anime a leer alguna de las novelas mencionadas…o no (en ese caso ustedes se lo pierden MUAJAJA)

No vacilaré en proyectar sobre ti las sombras de la vida, pero no temas. Míralas de frente, extrae de ellas las lecciones que te sean útiles. La oscuridad de la que te hablo es una oscuridad moral. Nací y crecí como un ser moral, aunque probablemente mi concepto de la ética sea muy distinto del de los jóvenes de hoy en día. Pero por muy distinto que sea, es mi concepto de la ética. No es mera ropa prestada para salir de un apuro momentáneo. Por eso creo que te será de utilidad, porque eres joven aún, y tienes toda la vida por delante.

Ese delicado y complejo mecanismo que es el corazón humano, ¿puedes acaso ofrecer una lectura clara, unívoca, como el de las manecillas de un reloj?

(Kokoro-Natsume Sōseki )

Tal vez debería preocuparme por mantener conversaciones con objetos inanimados. Pero ha sido una constante en mi vida consciente desde que era niña y no lo siento como un problema. Lo que de verdad me inquieta es por qué tengo alergia primaveral en enero. Por qué las espirales de mi cerebro parecen cubrirse con un torbellino de polen.

(M Train-Patti Smith)

Estos guardias también charlan y se ríen a carcajadas, unas carcajadas que le obligan a uno a pensar hasta dónde puede llegar la indiferencia del hombre por el hombre. Sí…pecado no es, como se piensa de ordinario, eso de robar, o decir mentiras, no. Pecado es que un hombre pase sobre la vida de otro hombre olvidando las huellas que ha dejado en él.

(Silencio-Shūsaku Endō)

Un año más tarde toda la ropa me iba pequeña porque, ya se sabe, crecer 35 centímetros en un verano es fácil. Lo que es complicado es crecer y superar la etiqueta que te han puesto.

(Violet y Finch-Jennifer Niven)

Que el señor Excorio estuviera verticalmente alejado del conde por una planta, y horizontalmente por cuatro aposentos, era algo muy insólito en la vida del castillo. El solo hecho de que no estuviera junto a su amo era ya anormal, y no obstante no parecía haber duda de que en esta tarde sofocante de verano el ojo del señor Excorio estaba pegado a la cerradura externa de la puerta de la Galería de las Tallas Brillantes, y presumiblemente el resto del señor Excorio se encontraba también detrás del ojo.

(Titus Groan-Mervyn Peake)

A pesar de su torpe figura estos hombres constituían una parte integrante de la Gran Cocina. Sin los Fregones Grises, cualquier sociólogo que buscara en esta habitación sofocante una gama completa de temperamentos y de valores humanos inferiores, echaría en falta un elemento muy terreno, muy sólido, muy real.

(Titus Groan-Mervyn Peake)

(…) La vida es demasiado corta como para juzgar a los demás. No nos corresponde a nosotros el decirle a otra persona lo que siente, ni quién es ¿No sería mejor que te ocupara de ti? No te conozco, pero te puedo garantizar que hay cosas que deberías pulir. Y puede que tu cuerpo esté en forma y tengas una cara perfecta, pero apuesto a que también tienes tus inseguridades, que te impedirían quedarte solo con un biquini morado para posar delante de todo el mundo. En cuanto a los demás, recuerden: ALGUIEN LOS QUIERE. Grandes, pequeños, altos, bajos, guapos, corrientes, simpáticos y tímidos. No dejen que nadie les diga lo contrario. Ni siquiera ustedes mismos, sobre todo ustedes mismos.

(Aquí empieza todo- Carta de Libby Strout- Jennifer Niven.
Contiene spoilers de la novela “Siempre hemos vivido en el castillo” si no la leíste, planeas hacerlo y tienes interés en la historia de Libby lee primero a Merrycat)

Las personas no se dejan vencer por las circunstancias o por fuerzas que vienen de fuera, sino por las que nacen en el interior de sí mismos.

Cuando crezca más y más, me pasarán cosas diferentes, muchas veces me hundiré hasta el fondo. Muchas veces sufriré, muchas reapareceré. No habrá derrota. No dejaré de luchar.

Una cocina de sueño. Habrá muchas, muchas. En mi corazón. O en la realidad. O en el destino de un viaje. O sola, o con muchos otros, o dos a solas, en todos los lugares de mi vida habrá seguramente muchas cocinas.

(Kitchen-Banana Yoshimoto. Gracias Juan por la recomendación)