La niña de las tinieblas (Laird Koening)

“El juego es para la gente que necesita reglas porque tiene miedo de creer cualquier cosa que no crea ya todo el mundo. Gente que tiene miedo de salir de la calle donde vive y hacer algo con su vida. El juego es para la gente que quiere que le digan qué debe hacer”

Una casa en el bosque envuelta en niebla, una niña de 13 años y su padre poeta resuelto a criarla fuera de las convenciones sociales, siendo autodidacta porque “Ir a la escuela es dejar que la gente te diga lo que es vivir, no es descubrirlo por ti mismo” 

¿Es esto con lo que me he encontrado tras su lectura? Sí y no. La historia va mucho más allá, nos presenta a Rynn Jacobs venida de Inglaterra con su padre para instalarse en un pequeño pueblo rural de Estados Unidos.

Al momento la forma de vida tan solitaria y apartada de esta familia atrae la atención de sus arrendatarios la entrometida e irascible señora Hallet y su hijo Frank…dos individuos que vienen a perturbar la paz de la protagonista.

El autor envuelve la narración en un halo de misterio respecto a los motivos por los cuales los Jacobs se mudaron a Estados Unidos, también cabe destacar el hecho de que la figura del padre es un verdadero misterio en toda la narración. Aquí la que se lleva todas las miradas es Rynn una chica auto-suficiente, y muy inteligente que hará lo que sea para defender y preservar su independencia: “¿Por qué iba a querer que todos fueran como yo, si yo no quiero parecerme a los demás?”

Un relato que empieza de manera luminosa y va adquiriendo un cariz más oscuro a medida que transcurre la historia: la señora Hallet no es apreciada en el pueblo pero tiene mucha influencia sobre el lugar por lo que encontrarse con alguien que no sigue las convenciones y normas impuestas la descoloca. Y su hijo es una persona peligrosa y de cuidado, él protagoniza las escenas que ponen los pelos de punta al lector, desde el primero momento causa rechazo y asco.

Por otro lado tenemos al agente de policía Miglioriti y su sobrino Mario quienes son los otros dos personajes que orbitan en el mundo de Rynn, convirtiéndose en sus amigos y aliados. Protagonizan los momentos de mayor alegría y consuelo en la vida de la pequeña.

Es una novela que me sorprendió ya que pensaba que me encontraría con una historia amena que describiría el día a día de padre e hija y me encontré con algo completamente diferente en un buen sentido.

Suspenso, secretos, miedo, indignación, crueldad, crítica a los mandatos sociales, lucha por la libertad y preservar la identidad, soledad, romance (sin edulcorante) es lo que van a encontrar en esta novela si se sumergen en sus páginas. El autor pinta unos personajes variopintos creando momentos de verdadera tensión sumados a otros más distendidos sabiendo mantenerte en vilo. Y el final fue uno de los que más he disfrutado, mi lado macabro lo aplaudió de pie (si la leen o la leyeron lo entenderán o pensarán que estoy un poco loca y no lo discuto).

Por último mencionar que la novela tuvo una adaptación al cine en 1976, en la que el autor escribió el guión de la misma, protagonizada por Jodie Foster en el papel de Rynn.

Anuncios