Botchan (Natsume Sōseki)

Hasta ese momento, siempre había creído que aquella era la manera correcta de actuar: básicamente se trataba de cumplir con mi deber. Pero si se piensa un poco, se descubre que la mayoría de la gente, de una forma u otra, quiere que te tuerzas, que no cumplas con tu obligación. Es como si pensasen que si no lo haces no tendrás éxito en la vida. Y cuando de repente se topan con alguien bueno e inocente, deciden tratarlo como a un niño mimado, y se dedican a despreciarlo y meterse con él.

Botchan, el joven e inexperto profesor que termina en una ciudad de provincia. Ingenuo, atolondrado, impulsivo. Oscila entre la delgada línea que separa la adolescencia de la adultez pero sin encontrarse a gusto ni comprendido en ninguno de los dos espectros.

Sōseki escribe de manera rápida, feroz y sin tapujos la historia de este personaje que podría llamar un anti héroe, un perdedor pero en el cual me vi un poco reflejada en cuanto a sus actitudes o modos de pensar. Como «¡Ah, yo pensé o sentí algo similar en esa situación!» y me río de mí yo joven y de él, porque es una novela con sus toques de humor, está concebida para reír de lo absurda que es la vida a veces, sino todo el tiempo.

Destaco principalmente la honestidad del autor al plasmar la vida en comunidades pequeñas donde todos están pendientes de lo que hacen los demás y los chismes vuelan a la velocidad de la luz sino más. Donde las apariencias son muy importantes y «Dar el ejemplo» se convierte en un pilar fundamental. Dejando poco margen a los educadores para tener una vida privada.

Botchan se mueve en un mundo de claroscuros: la envidia, la hipocresía, el favoritismo, es el pan de cada día en el instituto para desconcierto e indignación del joven profesor. Si algo defiende a capa y espada son sus principios y la fidelidad así mismo…y lo consigue, pagando un precio. Pero en el fondo esta derrota es una pequeña victoria aunque lo lleve a una situación poco venturosa. Aunque con su marcado optimismo o quizá falta de sentido común no se ve muy perjudicado ni le importa. Así es Botchan, alguien que pasa por muchas situaciones y observa el mundo desde un lugar muy particular pero marcadamente honesto. Un defensor de sus ideales.

Cuando se es joven, es fácil sentirse molesto y protestar por muchas cosas, pero luego uno se da cuenta de que si uno logra controlarse causa menos problemas. Cuando se pierden los nervios, uno se hace daño así mismo, y al final se acaba lamentando. Así son las cosas.

De taxis y samuráis piratas

Continuando con la sección no oficial de anime del blog en esta ocasión presento un dos en uno tan diferentes entre sí como mi opinión sobre los mismos. El dicho reza: «Una de cal y otra de arena» y así fue en esta ocasión, asique vamos al meollo de la cuestión.

Odd Taxi

  • País: Japón
  • Año: 2021
  • Género: misterio, suspenso
  • Episodios: 13

-¿Por qué me preguntaba eso?

-Intento volverme viral.

-¿Viral?

-Quiero que mis mensajes triunfen en las redes sociales.

-¿Por qué?

-¿Por qué? Porque mis amigos ya lo fueron.

-Le gusta perder el tiempo con sinsentidos, ¿no?

-No es un sinsentido. Es relevante. Los «me gusta» y seguidores representan tu valor. Se tienen en cuenta incluso en las contrataciones.

Este es un anime que al igual que mi amada ¡No te metas con el club de cine! Eizouken puede ser disfrutada por cualquier persona que no sea aficionada al medio. Es un serie coral en donde cada personaje tiene su espacio y desarrollo. Sus puntos fuertes son los diálogos agudos e incisivos, Odokawa, el protagonista, no da puntada sin hilo. Así como su tranquila ambientación nocturna.

Lo de la brecha generacional es una tontería.

La historia inicia con la desaparición de una estudiante en Nerima y por razones inexplicables la policía apunta a Odokawa, es así como sin comerlo ni beberlo el impasible taxista se verá envuelto en una red que involucra a la yakuza y sus disputas internas.

Así mismo la serie presenta toques de humor; reflexiones puntuales sobre la sociedad como referencias a la cultura pop, uso constante de la tecnología (redes sociales, juegos, páginas para encontrar pareja), corrupción policial, el mundo del espectáculo con su fandom y la lucha por ser relevante en el medio. Cada capítulo mantiene el interés, el misterio aumenta a medida que avanza la historia. Los problemas en los que se involucran los personajes crecen en complejidad. Nada ni nadie es lo que parece.

Intentar acomodarse a los valores de todos es lo que te hace aburrido.

Su desenlace es muy satisfactorio, cada pieza del rompecabezas encaja en su lugar donde cada detalle no estaba ahí por azar sino que tenían su razón de ser porque conecta la historia de uno y otro en mayor o menor medida. Incluso se atreve a dejar su punto de intriga respecto al destino del taxista.

Odd taxi es un anime que no tiene nada que envidiarle a las serie policiales más populares, con un análisis profundo sobre las obsesiones, deseos, anhelos de la sociedad actual acompañado de una crítica ácida se convierte en un relato que vale la pena visionar.

Pero ahora que somos adultos el aspecto y el trabajo importan mucho.

En Halloween salen los locos.

Fena: the pirate princess

  • País: Japón
  • Año: 2021
  • Género: aventura, fantasía, acción, romance
  • Episodios: 12

Pregunta para la doncella de algodón ¿Qué eliges, agua transparente o nubes de lluvia?

Este anime reúne dos de mis cosas favoritas: samuráis y piratas por lo que tenía que verla sí o sí. Tenía todo para convertirse en una buena serie, no la mejor del año pero sí un producto digno de recordar y recomendar ¿Valió la pena verla? sí y no. Empecemos por los puntos a favor.

Fena es la protagonista de la historia, su aspecto al verla me recordó a Nadja del anime «Ashita no Nadja»es un personaje alegre al que le tomé aprecio a medida que transcurrían los episodios, aunque es una INTENSA DE LA VIDA. Para que se den un idea de lo que quiero decir va un ejemplo:

-Te cortaste el pelo. Me gusta.

-¿Dijiste algo? Yukimaru, no te oí ¡Yukimaru! ¡Yukimaru! ¡Oye, Yukimaru!

La historia inicia con la protagonista, Fena Houtman también llamada «White marginal», huyendo de la isla Shangri La en donde está cautiva en un burdel y su previo rescate por parte de unos samuráis pertenecientes a la isla Goblin, quienes la protegerán y conducirán en una larga travesía a encontrar respuestas sobre su pasado.

La tripulación está conformada por Yukimaru, de él me gusta que a pesar de su seriedad, reserva y estoicismo tenga pequeños detalles que lo alejan del típico protagonista que nada lo perturba. Shitan, el mejor amigo de Yukimaru y el Don Juan de la tripulación. Los alegres y vivaces gemelos Enju y Kaede. El conciliador y tranquilo Makaba. La entusiasta además de fanática de la herrería Karin. El capitán y quién pone las cosas en orden Tsubaki. Cada cual cumple su rol y le aporta dinamismo a la trama.

Por otra parte del otro lado como antagonistas se encuentra una tripulación pirata enteramente conformada por mujeres y un misterioso capitán inglés que bien podría haber sido un personaje de «La rosa de Versalles»

El relato se sustenta en la amistad, camaradería, la búsqueda de la identidad. Además de sus toques de humor y lo más importante ¡el MAR EN TODO SU ESPLENDOR!

Quiero ir, pero a la vez no quiero. Me pregunto si no podría seguir viajando como ahora. Visitar islas y lugares desconocidos y divertirme cada día. Así seguiría siendo como soy. No cambiaría nada.

Los lugares que recorren se nombran y tienen relevancia, algunos más que otros pero igual de importantes para sumergir al espectador en el viaje, partiendo de: Shangri-La; Goblin; Bal Balal (¡una ciudad completamente habitada por piratas!); Libar-Oberstein; Orleans; Chauen y Eden.

Y hasta aquí todo de maravillas: aventuras, acción, dinamismo….peroooo a partir del capítulo 10 las COSAS SE TUERCEN IRREMEDIABLEMENTE. Y el desenlace es absurdo e incoherente, anticlimático, rompe con todo lo expuesto hasta el momento así como así. Nunca este meme de «Los Simpson» me había representado tan bien:

Quedé tan confusa que me pregunté ¿esto fue auto sabotaje? ¿delirios pretenciosos? ¿Cómo pudieron estropear así una serie de aventuras y con una animación tan cuidada y bonita? En fin, al final terminé escuchando a Boøwy: https://www.youtube.com/watch?v=gjHu5MSn4MU pues la música es una salvación estos casos y decidí recurrir a mi memoria selectiva y recordar este anime solo hasta el capítulo 9, el resto NO EXISTE.

Fena es una bruja. Le roba el corazón a todos. Y arruina a quienes caen bajo su hechizo.

Yo diría más bien que deja confusos a quienes la visionan, pero en fin. Al menos hice catarsis al respecto y se le hizo justicia al mar, aunque volvieron a jugar con mis sentimientos otakus al perder la gran oportunidad que tenían con la premisa de samuráis piratas (#drama) Nos leemos la próxima, cambio y fuera.

¡No te metas con el club de cine! Eizouken

  • País: Japón
  • Año: 2020
  • Género: Seinen, aventuras, comedia, amistad, escolar.
  • Episodios: 12

La experiencia alimenta la originalidad ¿Entiendes?

Por fin asoma por Saltos en el Viento un anime, tenía tiempo pensando en escribir sobre uno pero sinceramente todos los que he visionado a lo largo de los años y me han gustado ya tienen sus muy buenas reseñas en otros blogs que sigo asique no sentía necesidad de añadir más. Sin embargo éste es especial, pues aunque se ha hablado del mismo no tiene tanta popularidad como otros. Eso por un lado, por otra parte es una historia que puede gustar a personas que no suelen consumir este tipo de entretenimiento y la última, pero no por eso menos importante, se sale de los tópicos y muestra las cosas desde un enfoque más realista.

La historia nos presenta a tres estudiantes de secundaria: Asakusa imaginativa y dispersa a quien le encanta dibujar fondos y objetos. Mizusaki perfeccionista, la encargada de dibujar a los personajes y por último Kanamori que cumple con las funciones de una productora, organiza y guía a las otras dos, es la mente maestra detrás del «Club de cine Eizouken».

El escenario donde las protagonistas se mueven es la ciudad de Shibahama que en palabras de Asakusa es un terreno de edificios raros, un laberinto acuático hecho ciudad, y no se equivoca. La ciudad las inspira constantemente. Asique hay mucha exploración por la misma, el otro escenario por donde se mueven es la escuela…el campo de batalla: pues el club tiene que vérselas con el centro estudiantil y los profesores que suelen poner trabas.

Pintan todo color de rosa hablando de «sueños» y «esfuerzo» y evitan todo lo que podría darles problemas ¿Es esa su idea de educar?

«El esfuerzo es la recompensa». Aferrarse a ese cliché solo vuelve más duro el inevitable golpe de realidad.

El ritmo es ágil y constante, dinámico. Se entremezcla la realidad y la fantasía combinado con diferentes técnicas de animación para mostrar cuándo los personajes explican sus ideas y despliegan su imaginación creando diferentes historias, enfocadas en la ciencia ficción. En la serie hay explicaciones técnicas de la animación con ejemplos expuestas de forma amena por lo que además se aprenden más cosas de este medio.

Para hacer algo divertido, es mejor ver el mundo que mirar una hoja en blanco.

(Y Hayao Miyazaki estaría completamente de acuerdo con esta afirmación)

Y no solo eso sino que muestra la realidad a la que se enfrentan quienes se dedican al rubro: plazos de entrega, recursos, insumo de tiempo, presupuesto. Tener que ajustar ideas para satisfacer los gustos de los que les encargan trabajos, negociar, mediar. Todo está ahí personificado en la figura de Kanamori quien tiene constantemente que bajar a la tierra a las otras dos chicas, en la que la imaginación, el pragmatismo y la realidad se conjugan.

-¿Pudiste terminar?

-Más que terminar, lo describiría como lo que pasa cuando la pasión colisiona contra la resignación.

El dinero se acepta junto con la responsabilidad. Los pagos garantizan un nivel de calidad en el trabajo. Al aceptar dinero tenemos la obligación de cumplir ciertos estándares ¿Es mejor que te paguen por hacerte cargo de algo o que no te paguen ni te importe?

Otro punto a favor que quiero destacar y es el que me gustó tanto son las conversaciones, el anime deja a un lado, rechaza de plano los típicos estereotipos que se ven hasta el cansancio cuando los personajes principales son femeninos: protagonistas ñoñas, que apenas pueden articular alguna frase, que nunca defienden sus puntos de vista o siquiera expresan lo que piensan y sienten, resumiendo todo en rubores y miradas recatadas hacia el suelo. Pues aquí NADA DE ESO: discuten lo que quieren hacer y cómo, dan sus puntos de vista, defienden ideas, descartan, llegan a acuerdos cediendo un poco ambas partes en ciertos casos y en otros teniendo que amoldarse a lo que pueden hacer y ofrecer en ese momento. Ha sido tan gratificante poder ver esto en un anime.

Con cada capítulo que pasa además de que los proyectos de animación se vuelven más ambiciosos también el tono se vuelve más adulto, en los últimos dos capítulos se reflexiona sobre la sociedad y la convivencia con otros (detalle no menor) la amistad, el trabajo, la responsabilidad.

Y nada más que añadir, sólo que le den una oportunidad porque bien vale la pena. Ah, por cierto la banda sonora vale oro: https://www.youtube.com/watch?v=IAl-xU0CgZ4&ab_channel=ImTheFridge

Nunca trabajen más de lo necesario y encuentren momentos de ocio. Ese es el mayor secreto del trabajo.

Dolls

  • Director: Takeshi Kitano
  • Año: 2002
  • País: Japón
  • Género: Drama, romance

«Son los mendigos atados».

La historia inicia con una función de marionetas bunraku narrando una trágica historia de amor, para luego mostrar a una pareja caminando bajo los árboles de cerezo atados con una cuerda roja: Sawako y Matsumoto. Los protagonistas de una historia tan triste como la que se presenta al principio. En el medio de su peregrinaje se revelan otras historias como la de un yakuza que recuerda sus años de juventud y la mujer que abandonó; y la relación entre una ex cantante de pop y su fan ciego.

Es una obra muy poética en donde el color tiene una gran importancia, destacando el azul, rojo, amarillo, blanco y negro. El peso de la narración recae en lo visual, aún así tiene una gran fuerza potenciada por la interpretación de los actores. Con gestos y expresiones sutiles expresan muchísimo. Nada está sobrecargado ni saturado. Es sencilla y elegante.

La banda sonora transmite delicadeza, inocencia y melancolía. Teniendo como curiosidad que desaparece a mitad del film para reaparecer al final siendo esa ausencia notable. La soledad, el sacrificio por amor (aunque sus implicaciones sean negativas) los recuerdos, la incomprensión, el enajenamiento son los temas que se van sucediendo como pequeñas pinceladas.

Se está frente a una de las obras más sensibles de Kitano, si bien no abandona del todo su interés por la mafia y la violencia se diluye frente al resto de la narración impregnada de objetos tradicionales de un significado profundo para la cultura japonesa. Cultura que posee marcadas características y es lo que refleja la película. Su visionado requiere paciencia, sensibilidad, calma, dejarse envolver por ella. Es un pequeño tesoro, como ver un poema materializarse ante tus ojos o estar inmerso en un sueño y para eso debe apreciarse con detenimiento, de otro modo no se disfruta.

«¿Quién le ha sumido en tal estado? Nadie más que yo (…) ¿Debo dar las gracias? ¿O lamentarme? No lo sé».

Mar,surf, recuerdos, ferrocarril, bicicletas, boxeo y yakuzas.

Todos estos elementos que conforman el título (que me ha quedado bastante largo, por cierto) figuran en los films que he visto, no en ese orden  pero ahí están siendo parte de 5 películas introspectivas (sí, incluso en la que hay yakuzas) que presento a continuación. Cámaras, luces ¡acción!:

After Life

  • Director: Hirokazu Koreeda
  • Año: 1998
  • País: Japón
  • Género: Drama, fantasía, sobrenatural

-Ya elegí un recuerdo…de cuando tenía ocho o diez años. Entonces, ¿sólo recordaré cómo me sentí entonces?

-Correcto.

-¿Podré olvidar todo lo demás?

-Sí.

-¿De verdad? ¿Se puede olvidar? Bien, entonces aquello es realmente el cielo.

La gente muere y va a un edificio antiguo por una semana, mientras permanecen ahí deben elegir un recuerdo, el que sea más significativo o precioso. Hay un límite de tiempo, tienen tres días para decidir. Cuando hayan elegido ese recuerdo especial, el personal del edificio lo recreará en una película, la cual se proyectará el sábado. Tan pronto como revivan el recuerdo, seguirán adelante llevando consigo sólo ese recuerdo.

Esta es la premisa del film, el cual se divide en los 7 días de la semana. Al inicio se llevan a cabo las entrevistas con las personas, luego siguen las narraciones de los recuerdos escogidos para luego pasar a la recreación de los mismos donde se ve al equipo creativo discutiendo ideas y preparando el set de filmación. Todo esto con una introspección y una nostalgia evocadora.

Acompañada de tonos apagados, uso de luz natural suave y un ritmo pausado y reflexivo vamos siguiendo la historia no sólo de las personas que eligen sus recuerdos sino de los supervisores que habitan en el edificio y los acompañan en la elección.

Poco a poco se van desvelando sus historias a través de comentarios, interacciones y sus objetos personales. Muestra, en mi opinión, con mucha claridad los entresijos y contradicciones del ser humano, lidiar con la gente no es fácil. Además deja pensando un buen rato y plantea algunas preguntas : ¿qué recuerdo te llevarías al más allá? ¿Qué tan fiel y exacta es la memoria? ¿Qué pasa si no puedes  o no quieres escoger un recuerdo? Para averiguarlo resta ver la película.

En su momento busqué desesperadamente dentro de mí cualquier recuerdo de felicidad. Ahora, cincuenta años después he aprendido que yo era parte de la felicidad de alguien. Qué descubrimiento más maravilloso.

Maborosi

  • Director: Hirokazu Koreeda
  • Año: 1995
  • País: Japón
  • Género: Drama

-¿De quién es el barco?

-No es de nadie.

-Entonces lo quiero.

-¿Pero dónde lo guardarás?

-En el armario.

De todas las de la lista esta es, por lejos, la película que exige estar en un estado mental y emocional adecuados, pues sino puede resultar soporífera, ya que se detiene en cada escena y es muy contemplativa, rezuma melancolía. Y de eso trata la historia.

Una mujer (Makiko Esumi) pierde repentinamente a su esposo (Tadanobu Asano) , quien aparentemente se suicidó, quedando sola con su bebé de tres meses. Luego de unos años vuelve a casarse y se muda a la ciudad costera donde reside su nuevo esposo con su hija.

Es un film que explora y representa muy bien el duelo, la tristeza, la pérdida. Los sonidos cotidianos y pequeños momentos de la vida cotidiana introducen en la historia  llegando un punto en que parece que más que ver una película estuvieras espiando un poquito a cada personaje en sus quehaceres cotidianos.

Los diálogos son concisos, enfocándose más en cada gesto y movimiento. Las actuaciones son muy espontáneas, destacándose la de los niños. Con una banda sonora acorde. Y una fotografía estupenda.

Poppoya/El ferroviario

  • Director: Yasuo Furuhata
  • Año: 1999
  • País: Japón
  • Género: Drama

-Abuela ¿va todo bien?

-Ya te lo dije. No podemos quedarnos aquí sin hacer nada. Esta ciudad se está muriendo, pero nosotros no.

Profunda, intimista con una carga emocional contenida y ese estoicismo férreo propio de los japoneses.

  Ken Takakura lo hace de nuevo, brinda otra actuación estupenda. En esta ocasión interpreta a Otomatsu Sato, un ferroviario de Horomai disciplinado y entregado devotamente a su trabajo en una pequeña ciudad nevada que está condenada a desaparecer. Sus habitantes se marchan, sólo quedan ancianos y además van a cerrar la línea ferroviaria donde trabaja porque ¡palabra mágica! no es rentable.

Esta película en lo personal tocó mi fibra sensible, me ha sido imposible no sentirme identificada con la historia. A pocos kilómetros de mi pueblo, por calle de tierra como no, se encuentra una localidad que quedó deshabitada, murió,  como muchos pueblos de mi país, cuando dejó de pasar el tren. Puedo ver las líneas del ferrocarril cuando salgo a dar mis caminatas y los durmientes que cruzan por encima del arroyo. Siento cierta melancolía de imaginar ese tren que nunca veré, me quedan los relatos de mis padres que viajaron por estas vías. Volviendo al film, nos muestra la resignación, el paso del tiempo y la determinación de Otomatsu de cumplir con su trabajo hasta el final.

El pasado y el presente se entremezclan para contar la historia del solitario ferroviario a quien le espera un encuentro con una persona muy querida.

Creía en los dichos de mi padre y los he llevado a la práctica. Decía que las máquinas de vapor reconstruirían el país tras la guerra. Que trabajase con ellas. Y así lo he hecho. Me convertí en maquinista. Ahora voy a acabar mi carrera como ferroviario. Lo he hecho lo mejor que he podido. Y no me arrepiento de nada.

Kids Returns

  • Director: Takeshi Kitano
  • Año: 1996
  • País: Japón
  • Género: Drama, crimen

-Dinamita Kid, ése será tu nombre ahora.

-¿Eh?

-Yo encontraré otra cosa.

Este film es muy especial para mí, fue el primero que vi de Kitano y por el cual me volví seguidora del director, he visto casi toda su filmografía. Cada una de sus películas tiene su encanto pero, como suele suceder, tengo mi grupo de favoritas en donde se encuentra por supuesto ésta.

Aquí se siguen las andanzas de Shinji (Masanobu Ando) y Masaru «Machan» (Ken Kaneko) dos adolescentes problemáticos a los que une la amistad y el gusto por fastidiar a los antipáticos de los profesores (porque lo son) de su escuela.

Estos dos «tontos sin futuro» como los describe el profesorado descubren de casualidad sus intereses, Shinji en el boxeo y Masaru en la yakuza. A raíz de esto sus caminos se separan, y ahora cada cual por su lado ascenderá en su actividad. Pero el destino es caprichoso y adverso, y nuestros protagonistas sufrirán un revés.

Además de seguir a este par también se explora las historias de otros compañeros de su clase, como el dúo cómico, los matones que se meten al boxeo por curiosidad y un joven al que fastidian en la escuela.

El ritmo es dinámico aunque se detiene en algunos detalles. Un relato con humor seco, cierto halo de amargura y esperanza. Es muy realista, no va de héroes que superan los obstáculos para llegar a su meta, va de personas. Kitano no edulcora ni glorifica nada. Cada decisión tomada hace que los personajes crezcan para bien y para mal. Con sus aciertos y sus fallos siguen avanzando, los aceptas como son y se les toma simpatía.

El punto aquí es la amistad, a pesar del distanciamiento sigue ahí, de buscar tu propio camino, perder y volver a empezar.  Acompaña una estupenda banda sonora a cargo del magnífico  Joe Hisashi.

Sobre la película Kitano manifestó lo siguiente: «No quería hablar de cosas complicadas. Sólo quería divertirme» pues sí, pero de igual forma siempre hay un punto de reflexión en sus films y éste no es la excepción.

-Machan, ¿crees que todo ha acabado para nosotros?

-Idiota. No hemos ni empezado.

A Scene at the Sea

  • Director: Takeshi Kitano
  • Año: 1991
  • País: Japón
  • Género: Romance, drama.

La historia presenta a Shigeru (Claude Maki) un recolector de residuos sordo que encuentra en una de sus recolecciones una tabla de surf, la repara y comienza a introducirse en el mundo de este deporte acompañado de su novia.

Es una historia muy cotidiana, simple, que reboza ternura e inocencia. Con dos personajes a quienes se les toma simpatía a los pocos minutos. Se siente muy real, los diálogos, los gestos, cada momento es muy puntual y creíble, tanto que podría ser perfectamente la historia de cualquier aficionado al surf.

El sonido es excelente y el punto clave de la película. Te sumerge completamente en la historia: el ruido del mar, el viento, las risas, los pasos al caminar,  los vehículos. Es toda una experiencia auditiva. Se puede cerrar los ojos y realmente crees estar, valga la redundancia, frente al mar. Sin mencionar que Joe Hisashi vuelve a entregar otro excelente soundtrack (este señor siempre produce maravillas)  pueden escuchar uno de los temas aquí, el que escogí tiene influencias de Erik Satie (otro gran compositor):  Cliffside Waltz I – Joe Hisaishi (A Scene at the Sea Soundtrack)

Un manejo del drama comedido, que deja con una triste sonrisa porque tiene su toque amargo, pero no por esto deja ser un precioso y delicado relato. Por algo Kitano sensei es uno de mis directores favoritos, demuestra que puede manejar cualquier registro y entregar trabajos muy logrados.

Por cierto, me gusta ver películas sobre surf, no soy una experta ni nada, pero donde haya gente «cabalgando las olas» yo la veré  y, a mi parecer, es hasta la fecha la que mejor lo expone. Sentí que estaba ante una verdadera competencia, con los jueces y demás, lejos de efectos grandilocuentes. Por lo que me atrevo a afirmar que los fans de este deporte la disfrutarán.


Y aquí concluye mi selección de películas, espero alguna despierte su curiosidad y decidan darle una oportunidad. Nos leemos más pronto que tarde, cambio y fuera.

Hana

  • Director: Hirokazu Koreeda
  • Año: 2006
  • País: Japón
  • Género: Comedia, drama

-La vida del samurai es como la flor del cerezo, bella y breve. Para él, como para la flor, la muerte es algo natural y glorioso.

(…)

-Seguro que las flores del cerezo caen porque saben que florecerán el año que viene, si no, no lo harían.

Soza (Junichi Okada) es un joven samurai el cual está dispuesto a vengar la muerte de su padre. Lleva en la búsqueda del asesino hace ya tres años viviendo en un barrio humilde de Edo, donde convive con un grupo de personas amables, que viven el día a día con optimismo e intentando llegar a fin de mes con el alquiler.

Un film ameno, con una fotografía preciosa donde se capta, a través de la luz y el color, esa estética y elegancia tan propia de Japón. Y donde se presenta un claro mensaje: una crítica a la venganza, el  rígido código samurai, incluso se hace alusión a los 47 rōnin, la lealtad y los dilemas morales. Todo ello mezclado con situaciones humorísticas y dramas de la vida cotidiana que viven los habitantes del barrio.

En suma una película que deja un agradable sentimiento al espectador, si gustan de las historias de samuráis, con toques cotidianos denle una oportunidad a Hana y contemplen, junto a Soza y compañía, las flores de cerezo.

 

La morada del viento celebra entre saltos sus 3 años…al ritmo de 5 canciones.

Tercer aniversario Y por si se lo estaban preguntando NO está incluido el feliz cumpleaños, pueden respirar tranquilos.

Mi amado vendaval virtual ha cumplido 3 años, y he pensado que este año se celebre con música. Por lo que he seleccionado algunas canciones que,  por su contenido visual y melodía, representan muy bien la esencia de mi bitácora ¿Que si todo esto es una excusa para poder presentar un poquito de material raro, peculiar y algo cómico? ¡Por supuesto que sí! ¿Esperaban menos de este blog?

ACLARACIÓN: todos los músicos aquí presentes son japoneses, la música es un lenguaje universal asique el idioma no tiene porque ser una barrera para disfrutarla. Bueno, vamos al asunto:

1)「die」ミュージックビデオ

BT 3aniversario#04-tile

Esta es una de mis bandas japonesas favoritas, adoro su versatilidad a la hora de experimentar en diversos géneros sin perder su esencia. Van a cumplirse 10 años desde que los conocí (¡!) Este es uno de mis videoclips favoritos de la banda, en cuanto a sus canciones me gustan muchas pero no puedo incluirlas todas (otro día será muajaja): Buck-Tick~die.

DATO: Sakurai Atsushi (vocalista/letrista) es un amante de los gatos asique ya por eso ganan puntos extra quedando en el primer puesto (todo muy democrático)

2) LOVE LOVE SHOW

The Yellow Monkey 3aniversario#04-tile

Una banda muy carismática que conocí gracias al anime Rurouni Kenshin. Su canción «Tactics» fue el primer ending de la serie (y mi favorito) Amo todos sus videoclips (al menos los que pude ver por la red) son un collage de ideas e imágenes muy interesantes.  Este video en particular es muy divertido, mezcla imagen real con animación MUY noventosa ¡Oh, yeah!: The Yellow Monkey~Love Love Show.

3) Heartbeat

Rina 3aniversario-tile Ahh, la dulce y querida Sumioka-sama, quien ha puesto en pausa su carrera musical para perseguir un nuevo sueño (probablemente dominar el mundo a base de bondad) Otro descubrimiento musical del que es responsable el  espadachín vagabundo, en este caso de la OVA Rurouni Kenshin: Shin Kyoto-Hen.

La canción de los créditos estaba a cargo de esta cantautora y aunque las voces muy agudas y aniñadas me resultan en extremo irritantes (tengo unos oídos sensibles) no fue el caso con Rina. El videoclip tiene unas ovejas bailarinas, que comen bentō. Es de lo más «raro» que a hecho y sólo por eso merece ser visto: Rina Sumioka~Heartbeat.

4) MEMORY

Boowy 3aniversario

Aquí comienzan las presentaciones en vivo, por ser una banda que inspiró e influenció a Buck-Tick (ambas formaciones provienen de la Prefectura de Gunma) no podía pasarla por alto, de las canciones que escuché esta es una de las que más me gustó: BOØWY~MEMORY.

5) 1999 Secret Object

Seikima II 3aniversario

Está completamente permitido reírse, yo lo hice mientras pensaba ¡son la versión japonesa de Kiss! Ellos mismos no se toman para nada en serio, pero se divierten y disfrutan mucho en cada presentación, y se nota. De todos modos gozan de mucha popularidad en sus tierras y ¡cuentan con un videojuego! Seikima-II Akuma no Gyakushu, no todas las bandas pueden presumir de esto. Por todo esto y porque fue gracias a ellos que se me ocurrió la idea para esta entrada, se han ganado su lugar en SV y en esta lista. ¡A rockear!: Seikima II~1999 Secret Object.

Pd: La mejor parte es cuando el vocalista (Demon»Kakka»Kogure) rueda por el suelo.


Me queda agradecer a todos mis compañeros blogueros/as por seguir pasándose por aquí, y dejando sus impresiones de las que SV se nutre, de verdad ¡muchas gracias! Siempre es un placer leerlos. Tengo una pequeña petición, si gustan (no es obligación) me gustaría que, si escuchan las canciones (que no son tantas EJEM) comenten cuál es su favorita. Me despido, hasta la próxima ocasión, cambio y fuera.

 

 

ABREVIADO: Invasión gatuna

Para los lectores del blog no es ningún secreto la simpatía que profeso a los gatos. Nuevo año, nueva década y es momento de homenajear nuevamente a estos animales de astuta mirada y silenciosa sabiduría.

ALAGATOS (Ursula K. Le Guin)

«Una paloma vino, se acercó y voló con ellos, mirándolos nerviosa, de vez en cuando, con el ojo chiquito, redondo.

-¿Qué clase de pájaros son ustedes, eh?-preguntó finalmente.
-Palomas pasajeras-dijo Jaime con rapidez.
Jacinta maulló de risa.

Ursula conocía muy bien las costumbres de los felinos, y las retrata a la perfección en este entrañable cuento, donde nos narra las peripecias de cuatro hermanos: Thelma, Jacinta, Rogelio y Jaime que heredaron alas. Los gatos ya son fantásticos de por sí, pero si volaran sería maravilloso y esto es lo que la autora nos ofrece, una aventura en las alturas no exenta de peligros.Alagatos


RENT A CAT

  • Directora: Naoko Ogigami
  • Año: 2012
  • País: Japón
  • Género: Comedia, drama

«Cuando era pequeña, creía que mi abuela podía hablar con los gatos. Fuéramos por donde fuéramos se le acercaban los gatos. Siempre llevaba pescado seco en el bolsillo de su delantal para darles de comer.»

Sayoko es una joven que atrae a los gatos, debido a esto su hogar lo conforman felinos de lo más variopintos. Con el objeto de ayudar a las personas solitarias alquila sus gatos para que estos las reconforten y llenen el vacío de sus corazones.

Rent a cat

Una historia amena, sencilla y repleta de preciosos gatos que se merecen un aplauso por su magnífica actuación.

Rent a cat#02
El maestro Utamaru.


EL GATO DEL KIMONO (Nancy Peña)

«Al pie del monte Osa, en la isla de Kyushu, había una gran hilandería de seda. Su propietario tenía una hija muy bella, y mandaba tejer para ella los kimonos más hermosos de toda la provincia. Pero ella siempre prefería llevar el primero que él le había regalado, el kimono de los gatos.»

Desamor, amor no correspondido y su venganza que lleva a un gato a buscar el kimono del cual fue apartado.El gato del kimono#02

Un relato de fantasía con toques surrealistas, en el cual Sherlock Holmes y Alicia cruzan sus caminos y una narración que mantiene el hilo conductor con una estética visual potente y bella. Con algunos toques oscuros y trágicos Nancy Peña supo captar muy bien la esencia de Japón en esta novela gráfica en la que sueño y realidad se entremezclan.

El gato del kimono

 

 

ABREVIADO: El pañuelo amarillo de la felicidad/ Drive

Creo que se está haciendo costumbre que publique a fin de mes, en cualquier momento el nombre del blog pasará a llamarse «Saltos a fin de mes» o algo por el estilo. De todos modos aquí estoy nuevamente ( CRIC CRIC…sé que no me extrañaron no es necesario que cantes grillo)

En esta ocasión los invitados son dos films japoneses que tenía en el tintero (léase mi cuaderno de notas) que estaban iniciando una huelga por ser cruelmente ignorados. Asique luego de una ardua negociación hemos llegado a un acuerdo y aquí están para su deleite (o desgracia, todo depende del punto de vista)

EL PAÑUELO AMARILLO DE LA FELICIDAD

  • Director: Yoji Yamada.
  • Año: 1977.
  • País: Japón.
  • Género: Drama/road movie.

«En aquella época no sabía lo que estaba bien o lo que estaba mal y tampoco me importaba si iba o si venía. Estuve atrapado en aquella mini ciudad hasta los 30 años. Entonces me di cuenta de que sentía asco. Estaba desaprovechando mi vida, decidí cambiar. Y pensé que no habría nada en este mundo que pudiera pararme»

La historia comienza con el joven Hanada Kin’ya (Tetsuya Takeda) que tras una ruptura amorosa decide emprender un viaje en auto por la carretera, sin destino fijo. Sólo viajar hacia el infinito y más allá, en su periplo se encuentra con Ogawa Akemi (Kaori Momoi) una joven que al igual que él está atravesando una ruptura.

Pañuelo#01

Pañuelo#04
Kin’ya y Akemi con el corazón roto.

Así pues deciden ir a Hokkaido, pero a éste par de jóvenes con las emociones a flor de piel se les sumará Yûsaku (interpretado por el mítico Ken Takakura, el Clint Eastwood japonés) un hombre tranquilo y reservado, con un pasado doloroso que poco a poco irá desvelando.

El film equilibra muy bien la comedia y el drama, las actuaciones también están en armonía, pues Yûsaku es la contraparte perfecta a los volubles jóvenes que se pasan todo el viaje como perro y gato. Pues nuestro extravagante (y en ocasiones pesado) Kin’ya no dudará ni un instante en intentar acercarse a la tímida y sensible Akemi (y no de manera apropiada)

Pañuelo#03
Akemi pensando «¿Dónde me metí?» Posdata: Quiero que aprecien la indumentaria de nuestro cowboy nipón.

Sin embargo son ellos los que le proporcionarán al taciturno Yûsaku el coraje para volver a enfrentar lo que dejó atrás. Si gustan del drama pero aún más de las «películas de carretera» se las recomiendo.

Por cierto, hay una adaptación estadounidense con Eddie Redmayne, Kristen Stewart y William Hurt en los papeles principales. Curiosamente el film occidental ofrece una perspectiva más dramática e introspectiva en contraposición con la historia original en la que se aprecia más luminosidad y frescura. Ambas son altamente recomendables. Como último dato les comento que «El pañuelo amarillo de la felicidad» es un clásico en Japón y ganó el premio a mejor película del año.

DRIVE

  • Director: Hiroyuki Tanaka
  • Año: 2002
  • País: Japón
  • Género: Crimen, acción, comedia.

-¡Sólo eres un atracador! ¡Sólo un criminal! Nadie puede ser feliz con esa clase de dinero.
-Gira a la derecha en la siguiente señal.
-Un giro a la derecha no es legal en ese cruce.
-Gira a la derecha.
-Debemos seguir todo recto.
-Haz un giro a la derecha.
-Todo recto.
-¡Gira, maldita sea!

Antes de empezar debo confesar que decidí ver «Drive» por el elenco de actores (a la par me enteré que mi querido Ren Osugi había fallecido)…y me encontré con algo completamente diferente a lo esperado. Porque Japón es muy Japón.

Asakura (Shin’ichi Tsutsumi) es empleado de una compañía que se ve interceptado, mientras conduce por la ciudad, por tres delincuentes (Ren Osugi, Susumu Terajima y Masanobu Ando) que persiguen a un cuarto el cual se quedó con todo el dinero robado del banco. Y es así como Asakura, un hombre metódico, estresado (padece de migrañas) y sumamente apegado a las normas de tránsito se ve envuelto en una situación de lo más atípica.

En éste film se puede encontrar de todo: reflexiones filosóficas y sobre el destino, situaciones inverosímiles (la del restaurante es mi favorita), surrealistas, guerreros fantasmas pertenecientes al Japón feudal, duelos de espadas, agentes de béisbol y un largo etcétera.

La película en ocasiones parece que no se tomara en serio así misma, sin embargo se mantiene una coherencia narrativa, es desconcertante y entretenida. A pesar de sentir por momentos que te están tomando el pelo quieres seguir mirando para saber cómo acabará todo. Muy recomendable para aquellos que disfruten del absurdo, sepan lo que es tener migraña y respeten las normas de tránsito.

Y hasta aquí la entrada de hoy, que como habrán notado no es muy breve pero da igual. El trato que hice con ambos films era que debían aparecer juntos y explayarme todo lo que pudiera sin hacer mucho spoiler (Ok, ya cumplí mi parte asique ¿pueden bajar esa katana por favor? Gracias) Nos vemos a fines de mayo, bueno espero poder publicar algo a mitad del mes (o morir en el intento como dicen) Nos leemos, cambio y fuera.