La niña, el corazón y la casa (María Teresa Andruetto)

La madre. La que cuida al hijo enfermo. La que espera con ansiedad a un hombre y a una hija pequeña.

Novela breve que destaca por la forma poética en la que es narrada, introspectiva y pausada sus silencios dicen más de lo que parece a simple vista, el estado de suspensión de una historia con sus matices de melancolía pero que la joven protagonista de 5 años, Tina, inclina hacia la alegría.

La niña del comienzo de esta historia no se llama Tina, en realidad, sino Ernestina, pero a Ernestina no le gusta que la llamen por su nombre. Es un nombre largo, con demasiadas letras. Era el nombre de su abuela, la madre de su madre, y ahora es su nombre para siempre, aun cuando insista en que sus amigas del Jardín y la maestra la llamen de otro modo.

Si alguien puede dar un giro a la historia familiar es ella con su amor por su hermano Pedro y su determinación. Mientras por el camino escucha las historias de una niña pequeña, tan pequeña que podía vivir dentro de una cajita de maní.

María Teresa Andruetto tiene un modo muy característico de escribir, de calmar y envolver al lector en un estado de contemplación. Teje historias cotidianas pero cargadas de complejidad, leerla siempre da lugar a meditar una vez terminado el libro y salir a caminar. No es apta para inquietos e impacientes.