El carnaval de las tinieblas

  • Director: Jack Clayton
  • Año: 1983
  • País: Estados Unidos
  • Género: Fantástico, terror, intriga

En primer lugar era octubre, un mes raro para los niños, lleno de vientos fríos, noches largas, promesas oscuras.

Basada en la novela de Ray Bradbury (que aún no leí pero, lejos de sentirme mal por ello, me anima saber que aún me esperan muchas historias interesantes por leer) y producida por nada más y nada menos que…¡Disney! La verdad que por el título que tiene la película en español y porque la casa del ratón está involucrada en algo tan en las antípodas de lo que realiza y financia me animaron a verla. ¿Ha valido la pena? Sí, claro. Y ahora ampliemos esto (redoble de tambores)

En un pueblecito con tintes rurales luminoso y alegre (en la superficie) llega una Feria en medio de la noche en tren y se instala para poner patas arriba el lugar. Al inicio mantiene su apariencia inocente pero los empleados de la misma parecen conocer muy bien los secretos y deseos de los habitantes de la localidad, sus arrepentimientos y amarguras. Como moscas a la miel caen en las ilusiones y promesas que la feria les ofrece: pero todo tiene un precio. Esclavos de sus anhelos terminarán formando parte de la misma para siempre.

Los protagonistas de la historia son Will, su mejor amigo Jim y el padre del primero el señor Halloway bibliotecario del pueblo, que dicho sea de paso le gusta hacer cosplay de Humprey Bogart en Casablanca (había que decirlo) y es su encuentro con la feria y Mr. Dark un personaje maquiavélico y siniestro, dueño de la misma lo que pone en marcha la trama.

-Todo ese tiempo dedicado a vivir sólo a través de la vida de otros hombres. Soñando los sueños de otros hombres. Que desperdicio.

-A veces un hombre puede aprender más de los sueños de otros hombres que de los suyos propios.

Mr Dark puede ver a través de tu alma MUAJAJA

El film maneja muy bien la tensión y el suspense, voy a destacar la escena de las arañas y la biblioteca (10/10) la ambientación está muy bien lograda en especial lo que al juego de luz y sombra se refiere así como el viento. Por otro lado hay que admitir que los efectos especiales son chafa o cutres, como dirían mis compañeros blogueros de España, pero no son impedimento para disfrutar de este rara avis de los ochenta que a pesar de su tinte sobrenatural en el fondo es una reflexión sobre la psique del ser humano y el paso del tiempo sin perder el dinamismo y entretenimiento. Y bueno ¿mencioné que Disney estuvo involucrada en una película de terror que apunta a un público más adulto que infantil? Ya sólo por eso merece ser vista (ésta si era la época dorada del ratón ) bueno y no menos importante: adaptación de una novela de Ray Bradbury (terminé la entrada nombrando a los mismos que al inicio, vaya coincidencia)

-Sé quién eres. Ustedes son la gente de otoño ¿De dónde son? Del polvo ¿A dónde van? La tumba.

-Sí. Nosotros somos los hambrientos. Tus tormentos nos llaman como perros en la noche.