Dolores Claiborne (Stephen King)

“Ya os he dicho que lo maté, eso ya está, pero lo más duro aún tiene que llegar: cómo…y por qué…y cuándo tuvo que ser”

Dolores, la protagonista, narra en primera persona las circunstancias que la llevaron a asesinar a su esposo. Con un lenguaje directo y sin tapujos, vulgar en algunos momentos (algo que ella reconoce y señala) va desentrañando qué fue lo que realmente ocurrió hace 30 años el día del eclipse total.

Pena, odio, vergüenza, indignación, determinación son las emociones y sensaciones que ella logra transmitir con su relato.

Stephen King pone al lector en un dilema moral a través de una protagonista fuerte, franca, tozuda y con una gran entereza. Alguien que se responsabiliza de sus actos y a su vez hace que te cuestiones y veas más allá del simple crimen.

“Sólo soy una vieja con un genio de mil demonios y la boca sucia, pero así son las cosas a menudo cuando has tenido una vida sucia”

No soy una asidua lectora de King, lo poco que he leído de él (sin contar esta obra) son tres libros: “Carrie”, “El resplandor” y “Cementerio de Animales”. Sin embargo sí he disfrutado de las películas basadas en sus novelas, y fue precisamente el film que adapta  esta historia lo que me decidió a leerla.

eclipse total-tile
Escenas de la película Dolores Claiborne/Eclipse Total de 1995

Ha sido una lectura entretenida y con algunas sorpresas inesperadas, que se lee en un suspiro pues el autor crea un clima de tensión y suspenso perfectamente equilibrados logrando que quedes pegado a sus páginas.

Ignoro si entre los fans de King esta obra goza de popularidad, lo que es yo la he disfrutado enormemente siendo testigo de lo que el amor maternal es capaz de hacer. ¡Oh sí, este es el verdadero corazón del libro! Las decisiones que una madre toma para proteger a sus hijos.

“Deseaba acabar con aquello  lo más pronto posible….y no mirar atrás. Lo que tenía que hacer desde entonces, Andy, era pensar en mis niños y seguir mirando hacia delante pasara lo que pasase”

 

Anuncios