El susurro del viento

Se durmió en un rincón con los oídos tapados para no escuchar su propio llanto, el viento sintió su dolor, entró por la ventana rota, se acercó y le susurró a su corazón que no estaba solo.

Anuncios