MIRANDO ATRÁS

No escuché el llanto de la gente los domingos, pero vi a mi tío Domingo llorando mientras picaba cebollas.

No soporté pesadas cargas sobre mis hombros, pero llevé a mi perro viejo en brazos cuando no pudo seguir caminando de regreso a casa juntos.

No vi obras de arte en famosos museos, pero si todos los dibujos de mi hermano en la tierra que nos parecían creaciones maravillosas.

No fui a ningún teatro, pero representé historias para jugar por la tarde.

No viajé por el mundo, pero recorrí todo el pueblo en bicicleta.

No participe en ninguna batalla, pero me lastimé las rodillas corriendo entre las piedras.

No lloro por la infancia que se disuelve, pero le escribo una carta para que me recuerde.

 

 

Anuncios

El punto final

NOTA: Posiblemente Drácula y los fanáticos de los vampiros (o del género literario que los utiliza de manera recurrente) me declaren su odio eterno. Querido Conde esto no es NADA PERSONAL contra usted y su distinguida figura. Sin embargo no encontré otra manera de expresar lo que siento por ellos y ellas. Al fin y al cabo hay variaciones entre su especie. Usted no jode a nadie, estos joden al pueblo.

He llegado a un punto en el que se me acabó la paciencia, el detonante a todo esto ha sido las declaraciones de cierta gobernadora (y esto está confirmado, realmente lo dijo) . Me sale humo hasta por las orejas, ya puedo abrir mi propio sauna y todo: “Llenar la provincia de universidades públicas, cuando todos sabemos que nadie que nace en la pobreza llega a la universidad” Link a la nota completa

ASCO, es lo que siento ante esto y usando un retorcido sentido del humor va mi dedicatoria.  Es la primera y la última vez que habrá una entrada de este estilo en SV, las que sigan serán las habituales de siempre.

JURAMENTO

-Buenas tardes, por favor tome asiento.

-Buenas tardes, muchas gracias.

-Lo felicito por su triunfo. A propósito, ¿sabe que el juramento que haremos en este momento es el válido, verdad? El que dirá cuando asuma es sólo una pantalla.

-Sí, ya estoy notificado.

-Excelente y recuerde: las mejores mentiras siempre se dicen con una sonrisa.

-Lo sé. Libertad para unos pocos, como tiene que ser.

-¡Así me gusta! Bien, comencemos con el juramento OFICIAL.

-Ya estoy listo.

-¿Jura reprimir a todo grupo que se manifieste por condiciones laborales dignas alegando que “provocan disturbios” aunque no lo hagan?

-Sí, juro.

-¿Jura vetar leyes que no beneficien a nuestro partido?

-Sí, juro.

-¿Jura aumentar los impuestos a precios desorbitantes y excusarse diciendo que la gente debe dejar de derrochar, aún cuando sepa que no lo hacen?

-Sí, juro.

-¿Jura privatizar todo lo que sea posible, y lo que es público dejarlo en un estado lamentable?

-Sí, juro. He pensado incluso en cerrar algunas instituciones públicas.

-Usted es inestimable, prosigo: ¿jura instalar en la población una profunda antipatía entre quienes lo votaron a usted y quienes votaron a los opositores?

-Sí, juro.

-Excelente, ya sabe: divide y reinarás. ¿ jura profundizar la discordia, reforzar los estereotipos y los prejuicios con los países vecinos?

-Sí, juro.

-¿Jura absoluta lealtad al gobernante del norte?

-¿El hombre de los ladrillos?

-Ese mismo.

-Sí, juro.

-¿Jura cerrar fábricas, y cualquier otra fuente de trabajo para empobrecer aún más a ESA gente?

-Sí, juro.

-¿Jura perseguir a los jóvenes que vendan droga en la esquina, alegando que son el cáncer de la sociedad, pero jamás tocando a los narcotraficantes que son nuestros principales benefactores?

-Sí, juro.

-¿Jura conducirse con altanería, soberbia y egoísmo, escudado detrás de una sonrisa?

-Sí, juro.

-¿Jura ignorar a toda clase social que no sea la nuestra?

-Sí, juro. Siempre he pensado: que se levanten más temprano y trabajen más si quieren el pan en la mesa.

-¡Por supuesto! Y ni se le ocurra aumentarles el sueldo.

-¡Faltaba más! ¿Quiénes se han creído? ¿Que tienen los mismos derechos que NOSOTROS? ¡Por favor! JAJAJA.

-JAJAJAJA, si el día tiene 24 horas que las aprovechen. Así esto me lleva a la siguiente pregunta: ¿jura sumir a la población en la angustia, la histeria y el desconcierto?

-Sí, juro.

-¿Jura empobrecer a ESA gente, y quitarles los beneficios que han ido logrando?

-Sí, juro.

-Excelente, excelente. Veo que sus colmillos están muy bien cuidados.

-Muchas gracias. Los suyos se ven muy bien.

-Gracias, llevo años en esto. A veces al frente como en este caso. Y a veces desde las sombras. Moviendo los hilos, me enorgullezco de mi habilidad como titiritero.

-Me alegra tanto que hayamos vuelto al poder, quién diría que se debilitarían tanto como para poder convencer a la gente de darnos su voto a nosotros y no a ellos.

-Algunos medios de comunicación han sido de mucha ayuda, además de los que se han cambiado de bando. Ya sabe que la lealtad hoy en día es superflua.

-Concuerdo.

-Ahora, permítame darle un consejo.

-¿Si?

-Sus colmillos, debe ocultarlos por un tiempo. Hasta que pase al menos unos meses. Luego empiece a exhibirlos poco a poco. Verá lo relucientes que estarán al cabo de nada con toda la esperanza, ilusiones y vida que absorberá.

-Tendré muy en cuenta sus palabras.

-Ahora brindemos: por la fragmentación y destrucción paulatina de este país.

-No podría haberlo dicho mejor.

-¡Salud!