Kedi: Erase una vez en una ciudad gatuna

“Se dice que los gatos están conscientes de la existencia de Dios, pero los perros no.  Los perros piensan que la gente son Dios, pero los gatos no. Los gatos saben que la gente actúa como intermediarios de la voluntad de Dios. Ellos no son ingratos, simplemente saben más”

  • Directora: Ceyda Torun
  • País: Turquía
  • Género: Documental
  • Año: 2016

    Primero que nada, no quiero caer en el elitismo (Bastet no lo permita) pero si no sienten simpatía por los mininos o les dan igual no les recomiendo este film ¿La razón? porque muy probablemente no terminen de apreciarlo o la gente que convive con ellos les parezca rara. Ahora si son de mente abierta y curiosos entonces, ignoren todo lo anterior y alistense para viajar al Paraíso Gatuno en la Tierra.

   En la ciudad de Estambul los gatos son amos y señores, vagando libres por sus calles en completa armonía con los habitantes humanos. Este documental explora el día a día de los felinos junto a los testimonios de los lugareños. Recibiendo comida, agua y una cálida bienvenida. Visitando en sus trabajos a cada persona, como si fueran los supervisores (sí, son tratados como celebridades)Kedi

  Cámara en mano, la directora llevará al espectador por distintos barrios de la ciudad siguiendo la vida de estos peludos, una forma fantástica de conocer la cultura y forma de vida del lugar. A su vez la fotografía es impecable: con tomas en primer plano, aéreas, y buen aprovechamiento de la luz natural. La banda sonora está compuesta por música tradicional del país con un poco de jazz en algunas escenas.Kedi.#04

  Entre los protagonistas mi favorita es Psico, una gata territorial y temperamental: ladrona de pescados, la peor pesadilla de los perros (no teme enfrentarse ni siquiera a los pitbulls, según la gente del barrio) y esposa severa (lleva los pantalones en la relación con su señor esposo) Pero a su vez fiel y cariñosa.

  Las historias son variopintas (algunas muy curiosas): personas que conviven con ellos día a día sin atarlos ni exigirles nada, con deudas interminables en la veterinaria. Y esa preocupación, inquietud, alegría y agradecimiento que se siente por los mininos. Realmente los amantes de estos animales apreciarán mucho el film. Yo me sentí menos rara porque también les hablo a los míos de forma tonta (ejem ejem) y en muchos momentos me encontré asintiendo y pensando “Es cierto, sí.”

 Mediante su relación con ellos Estambul se analiza a si misma, considerándolos guardianes y protectores. Tomando su ejemplo para vivir la vida con más alegría y menos preocupaciones: “En Estambul, el gato es más que solo un gato. El gato encarna el indescripitible caos, la cultura y la unicidad que es la esencia de Estambul”

¿Les gustó la película de Chatrán, son fans de Garfield, tienen un gato? Pues vean este documental, de seguro lo disfrutarán con una sonrisa.

Kedi.#06.jpg
Camarero, más té por favor.
Anuncios

Autor: Coremi

Vivo mirando el cielo deseando ser un ave y volar a lugares remotos. Me encanta leer, divagar, ver películas y anime. Estoy convencida de que los insectos dominarán el mundo.

9 comentarios en “Kedi: Erase una vez en una ciudad gatuna”

    1. Hola, muchas gracias 🙂 espero lo veas y cuentes que tal…si estos gatitos te parecieron lindos tendrías que ver los que hay a lo largo de todo el documental. Tuve que hacer acopio de voluntad para no llenar el post con más imágenes de estos peludines. Saludos, gracias por pasarte y comentar.

      Le gusta a 1 persona

  1. Siempre he hablado con mis gatos así que no me parecen nada raras tus palabras, al contrario, me alegran. Cuando convives mucho tiempo con animales pasan a ser parte de la familia, en mi caso, casi podría decir que he sido cuidador de gatos ya que por mi casa han pasado cerca de 25 gatos, casi todos de forma provisional hasta que les encontrábamos un hogar y de verdad, es una experiencia realmente increíble. Los gatos son tan diferentes como las personas, algunos son extremadamente cariñosos, otros muy uraños, pero hay algo que personalmente creo que los caracteriza muy bien, y es que son libres, así, a secas, si te quieren no es porqué les des de comer, les persigas o les hagas caso, te quieren porqué les aceptas como son y te aceptan como eres, personalmente siento eso más humano que la relación con la que podemos tener con muchas personas. Me gustaría decir que vería la película documental, pero ahora mismo estoy realmente hasta arriba 😦 a ver si saco un ratillo.

    Un abrazo! y a ver si puedo sacar tiempo para el reto 😛

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, gracias por pasarte y comentar 🙂
      Woow 25 gatos, que bonito lo que hacías…concuerdo, es realmente una relación muy especial la que entablas con ellos. Cuando los miro muy fijamente a los ojos (y viceversa) no siento que este ante un animal sino ante una criatura mística y antigua llena de sabiduría.
      Por otro lado el documental dura exactamente 1:18: 58 no sé como vas de tiempo, pero verás que se te pasa en un pestañeo. Abrazo de vuelta 🙂 estaré atenta a tus entradas.

      Me gusta

  2. Muy interesante!, voy a ver si puedo ver la peli, eltrailer que he visto del documental me parece muy interesante!

    Y ahora una anécdota personal referente a estos amigos cuadrúpedos. De donde yo soy, de una ciudad cercana a Barcelona, a mitad de camino, se encuentra un pueblo llamado Montgat, (Monte gato), está pegado al mar. Un día, hace ya un buen puñado de años, decidí dar una vuelta en dirección a Barcelona, bordeando toda la costa. Al llegar a la playa de Montgat, miré a un grupo de gatos a mi izquierda, en la puerta de un chiringuito abandonado (o más bien cerrado estando fuera de temporada). Sigo mirando más a la izquierda y encuentro otro grupo de gatos un poco más allá, y más al fondo más, y más a la derecha más, y unos cuantos más detrás mía… ¡Estaba rodeado de gatos! No había ni un sólo humano bípedo allá salvo yo. Llegué a contar más de sesenta gatos, por lo menos. Todos me miraban. Tragué saliva despacio, muy despacio… y empecé a pedalear de nuevo, despacio, muy despacio también. Mirando hacia atrás, de reojo, aquella gran reunión de felinos que hacían honor al nombre del pueblo.

    Le gusta a 2 personas

    1. Hola Burdon 🙂 espero veas el documental, vale la pena.
      Respecto a tu historia wow que situación más extraña, si los felinos cuando quieren saben como intimidarte. A veces mi gata me mira fijamente con sus pupilas dilatadas y es extraño…los gatos son muy especiales, guardan unos cuantos secretos.
      Gracias por pasarte, comentar y compartir tu anécdota 🙂 Es gratificante saber que esta entrada dio pie a que la gente comente sus historias con los peluditos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s