TAG: Los libros de mi niñez

  Hace tiempo que quería escribir sobre los libros que, mi yo pequeña escuchaba y leía (cuando supe distinguir las letras)  extasiada. Sin embargo  quise hacer las cosas más divertidas por aquí, y en vez de solo escribir sobre el tema y ya, cree este TAG (porque soy una curiosa empedernida y quiero saber lo que leían de pequeños)

 Las reglas son sencillas:

  • Copiar/pegar la siguiente imagen:

TAG

  • Escribir sobre sus libros de la infancia y cómo se iniciaron en la lectura.
  • Acompañar el post con alguna imagen de dichos libros (más que obvio pero por si acaso, pueden ser de Internet si no tienen los libros a mano)
  • Nominar a más de 2 blogs.

  Y mis nominados son (redoble de tambores)

   Espero que se animen a hacer el TAG, consulten con su niño/a interior a ver que les cuenta, y se la pasen muy bien recordando a sus amigos de tinta y papel que es una de las razones por las que escribo esto. Sin más dilaciones comienzo:

  Remontándome al pasado y consultando con mi querida madre, puedo contarles que fue ella quién, al año y medio comenzó a leerme cuentos. Y más o menos a los 2 años comencé a escucharlos con ávido interés. Algunos de ellos se los hacía leer sin descanso y, como es lógico, mi mamá se aburría e intentaba modificar la historia, pero se encontró con que su hija ¡se los había aprendido de memoria! y no le permitía cambiar ni una coma de lugar (era peor que un verdugo)IMG_7949.JPG

   Algunos de ellos están algo desvencijados (nótese el tiempo que tienen). Personalmente recuerdo ser una fanática de “El cumpleaños de Susana” (R.Fernández Urcelay) una niña extremadamente traviesa que hacía rabiar a su estricta y malhumorada tía para que la dejara disfrutar de su cumpleaños en paz.“La casita de chocolate” (mejor conocida como Hansel y Gretel) con este cuento comenzó mi amor por las historias de fantasía y las brujas; y de “Un perrito en el reino de las hadas” (Enyd Blyton) –NOTA: acabo de percatarme quién es la autora recién, y eso que escribí sobre la película jaja- historia en la que se dan cita duendes, castillos encantados , círculos mágicos y por supuesto el adorable perro Pipo.

   Todo marchaba bien hasta que mi madre decidió enseñarme a leer, supuestamente debería haber sido fácil…sin embargo fue todo lo contrario: disfrutaba a más no poder que me narrase historias pero al ver todas esas letras por las páginas como si fueran hormigas me negué (¡!) Estábamos en casa de mis abuelos y había comprado estos dos libros para iniciarme:IMG_7936.JPG

 El diálogo que se produjo fue más o menos el siguiente (según lo recuerdo)

YO: -No quiero leer (¡que infamia!)

MAMÁ: -Hay que saber leer.

ABUELO (que se había unido a la conversación): -Porque sino aprendes, la gente va a hacerte firmar cualquier cosa y manejarte a su antojo. (Mi mamá le dio la razón)

YO (asustada): ¡No quiero que me pase eso! ¡Enséñenme a leer!

Luego de ese episodio de rebelde sin causa me inicié con la lectura, aún hoy cuando lo recuerdo me entra la risa. Y desde ese momento no he parado de leer y muchas veces trasnochar fue habitual leyendo una novela (mi familia creó un monstruo lector, me pregunto si ahora se arrepienten)

  Al aprender a leer, un mundo infinito de posibilidades se abrió ante mí. Y leí todo lo que antes sólo me había tenido de oyente, así como otros libros, entre ellos mis libros de cabecera eran “Una torre de caracoles y Me falta un caballito” (María Granata) dos cuentos en uno, en el primero un caracol que quiere ver las estrellas de cerca convoca a los caracoles de todo el mundo para formar una torre y llegar al cielo (amo esta historia y eso que no me gustan los caracoles). El segundo tiene como protagonista a Daniela quien colecciona figuras y dibujos con caballos, hasta que uno de un caballo verde hecho por ella desaparece, al final termina encontrando a su dibujo en la calesita, éste le explica que huyó porque quería jugar con ella allí. “El país de Jauja” una hormiga busca este legendario lugar; “Mini-cuentos” (J.Thomas-Bilstein) un compilado de historias que tienen como protagonista a Florín un intrépido conejo azul.

 

  En mi casa siempre abundaron los cuentos de aventuras, protagonizados generalmente por niños y animales (mi madre nunca fue partidaria de los cuentos de princesas, ¡menos mal!) en los mismos se trataban temas como la amistad, la búsqueda de la propia identidad, los sueños, el respeto por la naturaleza, entre otras. Pero además de sumergirme en historias maravillosas, donde vagabundeaba por otros mundos también disfrutaba de las ilustraciones, como es el caso de la colección “Los Cuentos de las Horas” escritos por Anne-Marie Dalmais e ilustrados por Annie Bonhomme.

IMG_7954

 “El fantástico viaje del cabritillo Flequillo” seguimos las aventuras de este personaje y su amigo la ardilla Flash que se unen a una tripulación muy curiosa y terminan en una misteriosa isla. Trompeta y clarinete: el arte de quedarse dormido” la abuelita Gata intenta dormir pero una serie de circunstancias se lo impiden, por suerte tiene una receta infalible para quedar al instante profundamente dormida . “La pastelería del comendador Roscón” el oso Amarguillo por fin puede acompañar a su padre, el pastelero, en el reparto que hace en el pueblo, y así conoce a los variopintos clientes.

  Leer me ha proporcionado gratos momentos en donde me he preocupado, reído, emocionado, reflexionado, la lectura me permitió conocer otros modos de ver y hacer las cosas. Es mi refugio cuando la realidad me agobia, mi mundo en donde todo es posible. Y solo espero seguir disfrutando y descubriendo más historias.

IMG_7956IMG_7958IMG_7957IMG_7959

  Me ha quedado super larga esta entrada, espero no se hayan aburrido sino que se la hayan pasado tan bien leyendo como yo escribiendo. Si por casualidad alguien más quiere hacer el tag está abierto a todo público. Hasta la próxima, cambio y fuera.

Anuncios

Autor: Coremi

Vivo mirando el cielo deseando ser un ave y volar a lugares remotos. Me encanta leer, divagar, ver películas y anime. Estoy convencida de que los insectos dominarán el mundo.

23 comentarios en “TAG: Los libros de mi niñez”

  1. Qué tierna tu entrada. Me parece buena idea, y te agradezco que me hayas nominado. Para hacerla bien completa (con fotos y todo jejeje) tendré que posponerla a mi próximo viaje de vuelta a casa, porque además son muchos los libros de mi infancia.

    No te ha quedado larga, ed bonito que recuerdes cómo empezaste a leer y todos esos detalles de las conversaciones. Jeje quién tuviera esa memoria.

    En fin, que gracias y prometo mi entrada en cuanto regrese unos días a mi tierra querida 😊☘.

    Un abrazote.

    Le gusta a 1 persona

  2. ¡Coriiii me encantó el tag! Mira que si te acuerdas de casi todos tus libros de infancia. Y que maravilla que conserve varios. Yo tengo en mente un par de ellos y lamentablemente ninguno en físico 😥
    PD: tu abuelo muy sabio. Y Mamá Cori debe estar orgullosa ❤

    Me gusta

    1. Señorita artista podría dibujar la portada de alguno de sus libros de infancia cuando realice el TAG (muajaja te estoy poniendo presión) Los conservo porque los he defendido con uñas y dientes, son mis tesoros y no quiero perderlos. Respecto a mi familia…pueeess a veces me han pedido que lea menos (nunca les hice caso) pero no están disgustados, salvo cuando me sumerjo mucho en las historias y no les hago caso cuando me hablan. Besos Beat 🙂

      Le gusta a 1 persona

  3. ¡Ay, me ha encantado este tag! Es tan tierno. Yo no recuerdo la mayoría de libros que leí de pequeña, aunque justo al ver una de tus imágenes (la de Alicia en el País de las Maravillas), he recordado que tenía esa misma edición. A saber dónde está ya. ¡Qué bien que tu familia te animara a leer!

    Un beso, Coremi ❤

    Le gusta a 1 persona

  4. ¡Me gusto mucho este tag! Es muy original. Que bueno que todavía conserves tantos libros de tu infancia, mi madre dono la mayoría de los míos durante mi adolescencia 😦 aún así ¡acepto el reto! aunque no pueda mostrarlos en fotos ya me las apañaré. ¡Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Noctua 🙂 me alegro que te haya gustado el TAG…con las imágenes no hay problema, si consigues alguna de internet donde se muestre la portada está bien….lo importante es que participes y la pases bien. Uhh…un año en mi pueblo la biblioteca hizo una campaña para donar libros infantiles, mi mamá terminó comprando algunos para donar porque yo no quise que donara los míos…son mis tesoros y los custodio como Gollum al anillo único XDD. Besos y estaré atenta a cuando publiques 🙂

      Le gusta a 1 persona

  5. ¡Qué tag tan entrañable! 🙂
    A veces no le damos la suficiente importancia a cuánto han hecho por nosotros los primeros libros infantiles que llegaron a nuestras manos. En mi caso por desgracia, ya no los tengo (los di a otros niños para que disfrutaran como yo lo hice en su momento), ni siquiera recuerdo los títulos, pero sí que tengo recuerdos de sus portadas, sus dibujos y lo bien que me lo pasaba leyendo y releyendo 🙂

    Me ha encantado tu entrada, muy nostálgica y tierna 🙂

    ¡Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola 🙂 me alegro que te haya gustado y disfrutaras leyendo y recordando tus libros de la infancia. Los dibujos en los cuentos infantiles son muy importantes, le dan más fuerza a la narración y es lo que solemos recordar mejor. Al menos es la conclusión a la que he llegado, después de leer los comentarios. Un abrazo y gracias por pasarte y comentar 🙂

      Le gusta a 1 persona

  6. ¡Muchas gracias por acordarte de nosotros proponiendo esta iniciativa! Resulta muy interesante, la verdad. Bueno, tú ya conoces los contenidos que normalmente publicamos y sabes que no solemos incluir entradas de esta índole, ni de premios, etc. No obstante, no queremos perder la oportunidad de no participar en esta iniciativa, con lo cual voy a plasmarla en este comentario.

    Pero la verdad es que solo tengo claros tres grandes clusters de lo leído en la infancia… Y ni el primero ya es tan infantil, además de que está borroso (mala memoria, muy muy mala). Creo que eran los viernes cuando mi padre aparecía con un puñado de cómics de superhéroes sin orden ni concierto, tanto de Marvel como de DC cómics. De estos recuerdo haber leído bastantes de protagonistas como Spiderman, Los 4 fantásticos, El motorista fantasma, Iron Man y, por supuesto, de Batman y de Superman.
    Fue mi tía aficionada a la lectura (es decir, la única de ellas) la que, a una edad pronta que no recuerdo más que como eso, pronta, comenzó a regalarme cada cumpleaños dos o tres ejemplares de una colección de clásicos juveniles, y cuando hablamos de clásicos hablamos de clásicos en toda regla: Mark Twain, Charles Dickens, H.G. Wells, Jack London, Julio Verne y un largo etcétera. Se trataba concretamente de esta colección:

    https://www.google.es/search?biw=1344&bih=755&tbm=isch&sa=1&ei=b5yBWrPeEMTvUMSrn9AB&q=clasicos+juveniles+interediciones+j+m&oq=clasicos+juveniles+interediciones+j+m&gs_l=psy-ab.3…15577.19954.0.20356.18.18.0.0.0.0.239.2055.0j11j2.13.0….0…1c.1.64.psy-ab..5.1.164…0i24k1.0.B5ySOR0TA5Y#imgrc=L-BVIhvgcjYSFM:

    Y llegamos por fin a mi tercer gran recuerdo, los SuperHumor: grandes tomos que aunaban tebeos de los dos grandes historietistas españoles: José Escobar (conocido por Zipi y Zape) y el maestro Francisco Ibáñez (Rompetechos, Sacarino y, redoble de tambores, Mortadelo y Filemón). A día de hoy sigo devorando cualquier historieta de Mortadelo que caiga en mis manos, y son más de tres décadas ya desde que los paladee por primera vez. Estos eran los SuperHumor:

    https://www.google.es/search?biw=1344&bih=755&tbm=isch&sa=1&ei=o5-BWviWEoX3UsrJsKgJ&q=superhumor+mortadelo+zipi+y+zape&oq=superhumor+mortadelo+zipi+y+zape&gs_l=psy-ab.3…3397.10837.0.10987.34.32.1.1.1.0.175.3600.0j24.24.0….0…1c.1.64.psy-ab..8.18.2521…0j0i67k1j0i10k1j0i10i24k1j0i13k1j0i8i13i30k1j0i13i30k1.0.ccU5aouPc-E#imgrc=VOKXpdoH1NzMnM:

    Evidentemente son lecturas más adultas que las de la niñez de tu entrada, pero es lo más temprano que mi memoria me permite recordar, espero que valga…
    ¡Un abrazo, y adelante con estas iniciativas!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por ser tan considerados, y dejarme este bonito mensaje recordando sus lecturas 🙂 también gracias por los ánimos.
      Asique unos aficionados a los cómics y las historietas, ¡que bueno! también disfruto mucho con ellos. Y por supuesto esto vale, hasta donde la memoria alcance es válido. Un abrazo para ustedes, nos leemos.

      Le gusta a 1 persona

  7. Uf, tendría que hacer mucha memoria de qué cuentos leía o me leían. Me leían? no recuerdo que me leyesen. 😦
    Tengo mis primeros cuentos precisamente por aquí, en casa de mis padres. En realidad tendría que releer un poco para saber de qué iban. La memoria me falla!

    Lo de tu madre y tu abuelo diciéndote que tenías que aprender a leer para saber manejarte cuando fueras mayor me hizo mucha gracia, vaya “monstruito” han creado. 🙂

    Bonita entrada.

    Le gusta a 1 persona

  8. Te leo, con esa manera tan cercana y divertida que tienes de contarlo, y despiertas en mí grandes recuerdos ¡de las lecturas de tu infancia! No recuerdo cuáles fueron mis primeras lecturas. Veo las fotos de tus libros y me viene un eco muy lejano, pero no asocio imágenes propias. Sí recuerdo que mi madre me contaba cuentos y que me encantaba, y que de siempre el maravilloso efecto de la lectura en mí es igual al que describes tan bien aquí. Como no pones fecha límite, si un día encuentro al “Rosebud” de mis lecturas infantiles le quitaré el polvo de encima y haré que vuelva a deslizarse por las suaves pendientes de mis sueños de entonces, y te lo contaré. Gracias por acordarte de mí, Coremi. Saludos 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s