Tres abuelas y un cocinero muerto (Minna Lindgren)

Cada mañana al despertarse Siiri Kettunen descubría que aún no había muerto. Entonces se levantaba, se lavaba, se vestía y tomaba algo para desayunar. Iba despacio, pues lo que es tiempo tenía de sobra.

Así empieza este relato que tiene como protagonistas a tres nonagenarias: Siiri, Irma y Anna-Liisa. La historia transcurre en el Bosque del Crepúsculo (lindo nombre ¿no?) la residencia geriátrica donde las abuelas viven.Tres abuelas

El disparador es la muerte de Tero el cocinero del lugar y da pie para mostrar como son las cosas en la residencia. Nada es tan perfecto como la directora y la responsable de unidad quieren hacer creer. Hay asuntos muy turbios que las nonagenarias irán desvelando con la ayuda de Mika, el amigo del cocinero.

El punto fuerte de esta novela son sus personajes: las tres abuelas son muy dispares entre sí pero se complementan a la perfección. Siiri es afable y sensible, Irma dicharachera y curiosa, Anna-Liisa pragmática y seria.

La autora con un humor incisivo muestra la realidad de las personas mayores: como pasan a ser una “carga” para su familia y “obsoletos” para la sociedad. La lectura es dinámica, fluye sin prisa pero sin pausa entre visitas al médico, funerales y viajes en tranvía (de estos hay muchos así como los nombres de las calles y estaciones por donde circula ¿qué tal está su finés? Yo tuve un curso acelerado del idioma con esta lectura)

Otro punto a destacar es que no son, a pesar de lo que la gente piensa, anticuadas. Nada de “en mis tiempos las cosas eran mejor”. Son muy queribles y tratan de adaptarse a la sociedad moderna de estos días con sus constantes cambios lo mejor posible, con alguna que otra confusión en el medio. Estas abuela pueden tener un mal día pero no se darán por vencidas.

Eso si ignoren completamente la frase de la portada, Minna Lindgren no es la Agatha Christie finlandesa (tiene su estilo de escritura, y se gana su lugar por mérito propio) el dichoso marketing, a la orden del día, tratará de confundirlos. Asique presionen el botón ignorar para no terminar defraudados pensando que iban a encontrarse con una historia como las que protagonizó el querido Hércules Poirot. Hay momentos de suspenso (leve) pero yo diría que impera el humor entremezclado con una crítica al funcionamiento y administración de los geriátricos y la soledad en la vejez.

El libro pertenece a una trilogía, la Trilogía de Helsinki para ser más precisa y espero poder traerles tarde o temprano mi opinión sobre los otros dos libros (crucen los dedos para que sea pronto). Aclaro que son autoconclusivos asique pueden leer cualquiera de los tres en el orden que deseen.

Minna_Lindgren.jpg
La fanática de los tranvías Minna Lindgren

¿Conocían a las abuelitas? ¿Leyeron este o sus otros dos libros?

CONCLUSIÓN: Una novela entretenida con la que se pasa un buen rato y a su vez brinda una crítica acertada al papel que se les adjudica a los ancianos en la sociedad.

Anuncios

Autor: Coremi

Vivo mirando el cielo deseando ser un ave y volar a lugares remotos. Me encanta leer, divagar, ver películas y anime. Estoy convencida de que los insectos dominarán el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s