Flavia de los extraños talentos/La muerte no es un juego de niños (Alan Bradley)

Estos dos libros que voy a comentar pertenecen a la Serie Flavia de Luce que consta hasta la fecha de nueve novelas, la última se publicará este año (según lo consultado en Goodreads: Serie Flavia de Luce).

Pero primero unas pocas palabras Alan Bradley booksobre su autor: Alan Bradley es fan de Sherlock Holmes, de hecho es fundador de The Casebook of Saskatoon, sociedad dedicada al estudio de dicho personaje. Además escribió (junto al Dr. William A.S. Sarjeant): Ms. Holmes of Baker Street: The truth about Sherlock.     No es de extrañar entonces que su serie gire en torno a la intriga y el misterio (influenciada por el mítico detective de Baker Street) con la excepción de que quién investiga los hechos que se presentan es…¡una niña de once años! Sí, como leyeron once años. Si salvamos esa cuestión y dejamos de lado el escepticismo se encontrarán con un personaje muy bien construido que arranca más de una sonrisa. 

Flavia de los extraños talentos

Alan Bradley book#01-tileEsta es la primer novela de la serie, que nos introduce en la vida de Flavia, una apasionada de la química con predilección por los venenos, su gran pasión como los denomina ella. El resto de personajes que la acompañan en su día a día son sus hermanas Ophelia de 17 años la coqueta y pianista de la familia y Daphne de 13 años una bibliófila empedernida. Su padre militar retirado con grado de coronel, un hombre taciturno amante de la filatelia. La señora Mullet la cocinera y quién provee de todos los chismes del pueblo a los habitantes de Buckshaw (la residencia de los de Luce) y Dogger que desempeña varias tareas: mayordomo, jardinero, ayuda de cámara, chófer. Que fue prisionero de guerra lo que le dejó algunas secuelas y hace que a veces se comporte de manera un tanto extraña.

La vida de estos singulares personajes se ve trastocada cuando una mañana aparece en la puerta de la cocina una agachadiza muerta con un sello de correos en el pico. Tal situación pone en guardia al coronel de Luce y a Flavia quien siente gran curiosidad por este episodio. Sumando a este hecho el descubrimiento en plena madrugada del cuerpo de un desconocido quién antes de morir le exhala en plena cara a la protagonista una última palabra: Vale!

Flavia decide investigar estos acontecimientos valiéndose de su ingenio, su cuaderno de notas, entrevistas a la gente del pueblo y experimentos químicos. Uniendo poco a poco las piezas del rompecabezas, que la llevarán a descubrir la verdad.

 

Si bien es muy inteligente y capaz Flavia no deja de ser una niña que gusta de los caramelos, y de hacerles jugarretas a sus hermanas. Sin embargo este punto no le juega en contra a la hora de realizar sus pesquisas, por el contrario es un punto a favor para ganarse la confianza de la gente del pueblo. Esta astuta niña finge ingenuidad e inocencia mientras su mente trabaja a toda velocidad, en este punto me recordó mucho al Padre Brown que bajo una fachada de jovialidad y candor analiza todo al detalle y lo mismo hace la señorita de Luce.

—¿En qué puedo ayudarte, tesoro?

Si hay una cosa que odio de verdad es que me llamen «tesoro». Cuando escriba mi obra magna, Tratado de todos los venenos, y llegue a «Cianuro», en el apartado de «Usos» escribiré lo siguiente: «Especialmente indicado en la cura de aquellos que llaman a los demás “tesoro”.» Y, sin embargo, una de las reglas que siempre observo en la vida es ésta: si quieres conseguir algo, muérdete la lengua.

Con un humor un tanto irónico y haciendo uso de comparaciones literarias para describir ciertas situaciones (El conde de Montecristo, El mago de Oz, El pozo y el péndulo, entre otros son los libros que se mencionan), la protagonista va relatando los hechos entrelazados con  la historia de su propia familia, datos del pueblo o sus habitantes, y explicaciones sobre la química y sus elementos. Tal es el amor que siente por esta ciencia que no duda en relatar con mucho fervor y entusiasmo sus descubrimientos, como le sucedió con el libro Estudio elemental de la química: “Fue como haber encontrado un libro de recetas que en otros tiempos hubiera pertenecido a la bruja del bosque”Flavia

No faltan entre las páginas de la novela menciones a Laurence OlivierCharles Chaplin, G.K. Chesterton; y  a  los libros: Ana de las tejas verdes, Tess d’ Urberville, El castillo de Ontranto, Nicholas Nickleby (del que Daphne lee un pasaje) por nombrar algunos.

Y si todo esto no es razón suficiente para que le den una oportunidad a esta historia y no deja en claro el carisma de la protagonista me esforzaré en la revisión de la novela que viene a continuación.

La muerte no es un juego de niños

En la segunda novela los acontecimientos se van dando de manera paulatina. Mientras que en la primera a partir del capítulo dos empieza el misterio aquí Flavia se complace en narrar todos los hechos uno a uno hasta que el lector (al igual que ella) tiene ya todos los datos necesarios para analizar el caso.

Alan Bradley book#03-tile

La historia comienza en el cementerio de la Iglesia del pueblo, en donde Flavia conoce a Nialla la ayudante de Rupert Porson un titiritero, famoso por su programa “El reino mágico y la ardilla Snoddy” que transmite la BBC. Como el vehículo que los transportaba está averiado deciden quedarse en Bishop’s Lacey y realizar una función a pedido del vicario. El tiempo que pasa Flavia con estos dos personajes es suficiente para darse cuenta que Porson ya conoce el pueblo y a algunos de sus habitantes con los que mantiene ciertos negocios.

El día de la función ocurre el accidente y para resolverlo nuestra protagonista se tendrá que remontar a una tragedia ocurrida cinco años atrás que parece estar vinculada con el titiritero.

Además de los presentados en la novela anterior, aparecerán nuevos y variopintos personajes: como la tía Felicity que viene de visita a Buckshaw para desasosiego de sus habitantes o Dieter Scharntz un prisionero de guerra alemán amante de la literatura inglesa con predilección por las hermanas Brontë. Además el bueno de Dogger tendrá un poco más de protagonismo siendo de gran apoyo para Flavia, convirtiéndose en su confidente respecto a sus averiguaciones.Flavia de Luce 7Eine Leiche wirbelt Staub auf von Alan Bradley

Al igual que en la novela anterior las referencias a libros como las obras de las hermanas Brontë: Cumbres Borrascosas, Jane Eyre, Shirley, La inquilina de Wildfell Hall, entre otras  y actores (se menciona a  Laurence Olivier nuevamente  y también a Boris Karloff) no se hacen esperar. Sumando también a artistas y escritores.

Artistas como Van Gogh, Arthur Rackham, Touluse-Lautrec y Jan van Eyck, y los escritores Thomas Hardy, Jane Austen y Charles Dickens pasan por las páginas de esta singular historia. Y por supuesto la química y el veneno tienen su lugar como no podía ser de otro modo.

“Creo firmemente que los venenos fueron puestos en la Tierra para ser descubiertos, y para que aquellos que, aunque tenemos la inteligencia, no tenemos suficiente fuerza física, podamos hacer un buen uso de ellos”

Acompañar a la señorita de Luce en sus aventuras ha sido muy interesante y gratificante, si bien he de admitir que se me hizo un poco largo el preludio de la segunda novela ya que la acción realmente empieza a partir del capítulo trece sin que por ello la resolución sea precipitada o forzada, como dije: primero presenta todos los elementos que luego se utilizarán en el armado de la historia. Además me vi obsequiada con la siguiente referencia a uno de mis libros favoritos: “Una niebla baja flotaba en los campos a ambos lados de las cunetas, y fingí que era el fantasma de Cathy Earnshaw volando hacia Heatcliff (excepto por a bicicleta) a través de los páramos de Yorkshire”

Espero haber hecho justicia a Flavia, me queda decir que si bien es una serie son historias independientes unas de otras con lo que se puede empezar por cualquiera de ellas.

CONCLUSIÓN: Dos historias bien hiladas, con la dosis justa de misterio, ironía y humor.Si deciden leerla(s) no se van a arrepentir y se la leyeron espero que se la hayan pasado tan bien como yo entre sus páginas.

Flawia De Luce Badyl na katowski wór - Alan Bradley - Vesper (2)“Aunque olvides todo lo demás, acuérdate de esto: la inspiración que viene de fuera de uno mismo es igual que el calor en el horno. De él salen panecillos mediocres. Pero la inspiración que proviene de tu interior es como un volcán: puede cambiar el mundo”

 

Anuncios

Autor: Coremi

Vivo mirando el cielo deseando ser un ave y volar a lugares remotos. Me encanta leer, divagar, ver películas y anime. Estoy convencida de que los insectos dominarán el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s